Es noticia
Menú
"No estuve en coma": Manel Monteagudo se disculpa por su historia que "se salió de madre"
  1. España
tenía desmayos diarios

"No estuve en coma": Manel Monteagudo se disculpa por su historia que "se salió de madre"

El gallego, cuyo nombre real es José Manuel Blanco Castro, ha reconocido al programa 'La hora de La 1' que debió cortar la historia antes tras explicarse mal

Foto: El gallego Manel Monteagudo se disculpa ante las cámaras de 'La hora de La 1' (TVE)
El gallego Manel Monteagudo se disculpa ante las cámaras de 'La hora de La 1' (TVE)

"Yo no estuve en coma en ningún momento". El gallego Manel Monteagudo, el marinero reconvertido en poeta que había asombrado a la prensa nacional estos días con su testimonio al contar que había pasado 35 años en coma tras sufrir un accidente en 1979 mientras trabajaba como oficial electricista en un mercante alemán fondeado en Basora (Irak), ha entonado el 'mea culpa' este viernes, 12 de noviembre, tras las dudas que se habían sembrado entre los lectores, especialmente en redes sociales, por las incongruencias de su historia y ha reconocido que en ningún momento estuvo hospitalizado en coma tras sufrir una caída.

"Es cierto que caí desde seis metros y que estuve hospitalizado en Irak. ¿Qué pasó? Que debido al accidente tuve todos los días, durante 35 años, de 14 a 16 desmayos diarios. Ojalá, de todo corazón lo digo, hubiera estado en coma, por lo menos no le daba el trabajo que le di a mi mujer", se ha disculpado Monteagudo, cuyo nombre real es José Manuel Blanco Castro y que utiliza como pseudónimo artístico el nombre con el que se ha convertido en un protagonista viral en los medios de comunicación, en declaraciones recogidas por el programa 'La Hora de La 1', de TVE, uno de los muchos medios que compartió el relato de superación de este gallego, que había contado públicamente que despertó de un coma en 2014 tras pasar en estado vegetativo más de 30 años.

"Debí cortarlo antes porque esto se salió de madre. En ningún momento mi pretensión era semejante cosa, admito y asumo toda la culpabilidad, acepto todo lo que me digan. El que lo dijo mal fui yo y ya está", ha expresado asimismo al pedir perdón públicamente en el ente de televisión pública tras las múltiples dudas e incongruencias que se habían resaltado de su supuesta historia tras viralizarse el testimonio. Los detalles que menos encajaban sobre su vida, aparte de lo paradójico que resultaba el que un caso de despertar tan tardío no estuviera registrado en ninguna revista médica, era el hecho de que se hubiera casado mientras permanecía en estado vegetativo y de que hubiera tenido también dos hijas, que en la actualidad tienen 37 y 26 años, respectivamente, por lo que las cuentas no salían.

Además, otro de los factores que influía en el hecho de que lo que contaba a día de hoy Monteagudo resultara inverosímil eran las distintas versiones que, en los últimos años, había dado a diferentes medios locales y nacionales tras despertar supuestamente de un coma. Por ejemplo, consultando el rastro anterior que había dejado Manel Monteagudo en internet, en una de las veces en las que había hablado con un medio de comunicación quedó recogido que tan solo había permanecido en coma durante 64 días, y que después había sido trasladado al que es ahora un hospital privado de A Coruña durante 16 meses para, posteriormente, culminar su recuperación en casa al cuidado de su por aquel entonces novia, de profesión enfermera, y que se convirtió en 1983, según su perfil en Facebook, en su mujer.

A la espera de que se aclare cómo ocurrió todo, lo único que se sabe por el momento es que no sería correcto definir lo que padeció Monteagudo durante 35 años como un coma, ya que vecinos y gente cercana al gallego han contado que ha hecho vida normal saliendo de su casa habitualmente, y se podría asemejar más bien a un "estado vegetativo con breves momentos de lucidez", otra de las expresiones que utilizó Monteagudo en una de las entrevistas que ofreció en los últimos años a los medios. En palabras compartidas ahora por el poeta, que cuenta con varios libros publicados desde 2014, lo que vivió a causa del accidente fueron desmayos continuos en su día a día que le impedían, en cierta manera, tener vida independiente, como así señalaba también un conocido del gallego.

"Yo no estuve en coma en ningún momento". El gallego Manel Monteagudo, el marinero reconvertido en poeta que había asombrado a la prensa nacional estos días con su testimonio al contar que había pasado 35 años en coma tras sufrir un accidente en 1979 mientras trabajaba como oficial electricista en un mercante alemán fondeado en Basora (Irak), ha entonado el 'mea culpa' este viernes, 12 de noviembre, tras las dudas que se habían sembrado entre los lectores, especialmente en redes sociales, por las incongruencias de su historia y ha reconocido que en ningún momento estuvo hospitalizado en coma tras sufrir una caída.

Noticias de Galicia
El redactor recomienda