Es noticia
Menú
Podemos forzará al PSOE a reducir el IVA y la tasa rosa vía enmiendas a los presupuestos
  1. España
PARA PELUQUERÍAS Y SERVICIOS VETERINARIOS

Podemos forzará al PSOE a reducir el IVA y la tasa rosa vía enmiendas a los presupuestos

De no llegar a un consenso, los morados tienen previsto presentar sus propias enmiendas parciales, sin descartar hacerlo de forma conjunta con otros aliados parlamentarios

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la ministra de Hacienda, María Jesús Montero. (EFE/Mariscal)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la ministra de Hacienda, María Jesús Montero. (EFE/Mariscal)

Los socios del Gobierno de coalición han abierto ya las negociaciones para pactar las enmiendas parciales a los presupuestos de 2022 y el principal punto de fricción se encuentra en la fiscalidad. Fuentes de Hacienda indican que las medidas fiscales se han apartado de la negociación con los morados, mientras que fuentes de la dirección del grupo parlamentario de Unidas Podemos apuntan que seguirán intentando llegar a un acuerdo con sus socios para introducir cambios vía enmiendas. De no alcanzarse un acuerdo, estas mismas fuentes explican que lo harán en solitario o conjuntamente con otros grupos parlamentarios. Su objetivo es incluir en las cuentas del próximo año una rebaja del IVA de las peluquerías y los servicios veterinarios del 21% actual al tipo reducido del 10%, así como en los productos de higiene femenina, la denominada 'tasa rosa', del 10% al tipo superreducido del 4%.

El riesgo para los socialistas es que las demandas de Unidas Podemos para enmendar las cuentas con determinadas rebajas del IVA contarían con el apoyo no solo de varios socios del Ejecutivo en el Congreso que han facilitado el primer trámite de los presupuestos, como ERC o EH Bildu, sino también de la bancada conservadora. Esta es una de las principales bazas en la negociación de Unidas Podemos para forzar a sus socios a pactar dichas enmiendas.

El Gobierno celebra que sus presupuestos siguen adelante tras tumbar las enmiendas

Tanto PP como Ciudadanos se han mostrado favorables a reducir el IVA veterinario y el de peluquerías y han apoyado iniciativas en el Senado y a nivel autonómico para instar al Ejecutivo en esta dirección. De este modo, las enmiendas parciales que preparan los morados saldrían adelante con o sin el apoyo del PSOE, lo que situaría en una difícil tesitura al Gobierno. Unidas Podemos enmendaría sus propios presupuestos sin el aval de los socialistas y apoyado en el resto de la Cámara. El ruido que se generaría es previsible, al anticiparse un nuevo conflicto entre los socios en una materia de primer orden como son los presupuestos.

El portavoz de ERC, Gabriel Rufián, ya avanzaba este jueves durante el debate de enmiendas a la totalidad que su formación impulsaría una enmienda para eliminar la tasa rosa. Otra modificación fiscal de las cuentas por parte de los republicanos se centrará en subir los impuestos a las casas de apuestas. Dos medidas que enumeró, advirtiendo a la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, de que, "si está de acuerdo, saldrán [los presupuestos], si no lo está, seguramente no saldrán". Los republicanos visibilizaban así sus prioridades, delimitando un campo de juego favorable a los morados en este pulso con los socialistas.

Rufián advierte al Gobierno: ''No sé si les queda gasolina en los motores para tanto viaje''

En la tramitación de los actuales presupuestos, Unidas Podemos ya sorteó el protocolo de funcionamiento y coordinación del Gobierno de coalición, para presentar una enmienda no pactada con el PSOE. Precisamente, lo hizo de forma conjunta con ERC y EH Bildu. Su objetivo no era otro que presionar para paralizar los desahucios sin alternativa habitacional. Finalmente, se llegó a un acuerdo entre PSOE y Unidas Podemos para tramitar esta medida vía decreto y los morados retiraron su firma de la enmienda antes de que se sometiese a votación. A pesar de ello, se abrió una brecha entre los socios y un precedente, al romperse el protocolo de coordinación del Ejecutivo de coalición.

El mencionado protocolo indica, en relación con los presupuestos generales del Estado, que "los grupos parlamentarios socios no podrán presentar enmiendas sin el acuerdo previo sobre las mismas". A tal fin, añade, "se instrumentará un procedimiento adecuado para garantizar su información y discusión entre el Gobierno de coalición y los grupos".

Foto: Rueda de prensa tras un Consejo de Ministros.

La situación recuerda a la vivida entonces, cuando los morados se descolgaron de sus socios en materia de vivienda. Su enmienda con ERC y EH Bildu sobre desahucios se interpretó como una estrategia de presión, después de que en el Ejecutivo se rechazase ampliar el escudo social en los términos que reclamaba Unidas Podemos. Diputados socialistas hablaron entonces abiertamente de deslealtad por la ruptura unilateral de los acuerdos previos entre ambos partidos, ya que habían pactado que cualquier enmienda se negociaría y se firmaría conjuntamente, no por separado, como fue este caso. Desde Unidas Podemos, por su parte, lo justificaron porque de este modo se visibilizaría que hay más grupos parlamentarios que apoyaban la iniciativa. Un escenario similar al que se abre ahora.

Montero se apoya en la negativa de Bruselas

Desde Hacienda, se cierra la puerta a tocar la fiscalidad, a la espera de que culminen los trabajos del grupo de expertos que el próximo mes de marzo presentarán sus conclusiones para impulsar una reforma fiscal. En lo referente al IVA, además, el departamento que dirige María Jesús Montero justifica su negativa por la oposición de Bruselas a modificar este tipo impositivo, y se apuesta por abrir el debate previamente en las instituciones europeas. Con todo, se ha rebajado recientemente el de la luz del 21% al 10% y el pasado año el de las mascarillas del 21% al superreducido del 4%, tras blandir el mismo argumento sobre la oposición de la Comisión Europea.

Foto: Un negocio cerrado en Madrid. (EFE)

Los socialistas ya se quedaron solos votando en el Senado en contra de rebajar el IVA de las peluquerías del 21% al 10%, como se viene reclamando desde el sector por ser uno de los más castigados por la pandemia. La medida, impulsada por el PP, recabó los apoyos necesarios para salir adelante en la Cámara Alta, pero el Ejecutivo utilizó su derecho a veto para frenarla en el Congreso. De la mano del PSOE o por iniciativa propia, Unidas Podemos no desaprovechará el proceso de enmiendas a los presupuestos para introducir cambios fiscales.

En el pacto entre los socios para el proyecto de presupuestos que llevaron al Consejo de Ministros, Unidas Podemos renunció a otras dos de sus principales reivindicaciones. La ampliación de los permisos de maternidad y paternidad a seis meses y el cheque bebé. Dos cuestiones por las que, según avanzan fuentes de la dirección del partido, seguirán batallando, aunque no por la vía de los presupuestos. Serán medidas que seguirán negociando con sus socios con el objetivo de incluirlas dentro de la Ley de Diversidad Familiar que se está promoviendo desde el Ministerio de Derechos Sociales.

Los socios del Gobierno de coalición han abierto ya las negociaciones para pactar las enmiendas parciales a los presupuestos de 2022 y el principal punto de fricción se encuentra en la fiscalidad. Fuentes de Hacienda indican que las medidas fiscales se han apartado de la negociación con los morados, mientras que fuentes de la dirección del grupo parlamentario de Unidas Podemos apuntan que seguirán intentando llegar a un acuerdo con sus socios para introducir cambios vía enmiendas. De no alcanzarse un acuerdo, estas mismas fuentes explican que lo harán en solitario o conjuntamente con otros grupos parlamentarios. Su objetivo es incluir en las cuentas del próximo año una rebaja del IVA de las peluquerías y los servicios veterinarios del 21% actual al tipo reducido del 10%, así como en los productos de higiene femenina, la denominada 'tasa rosa', del 10% al tipo superreducido del 4%.

Fiscalidad
El redactor recomienda