Díaz confirma su proyecto 'en casa' con la promesa de enterrar la reforma laboral
  1. España
en el congreso confederal de ccoo

Díaz confirma su proyecto 'en casa' con la promesa de enterrar la reforma laboral

La vicepresidenta segunda marca un perfil totalmente opuesto a la estrategia de Podemos: se centra en un marco programático y se desmarca del escenario más radical

Foto: La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz. (EFE)
La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz. (EFE)

La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, escogió este sábado el Congreso de CCOO para esbozar su candidatura a la Presidencia del Gobierno, al menos de manera oficiosa y sin todavía verbalizarlo. "En esta casa común me he criado y aquí me reconozco", aseguró al iniciar su intervención. Ante los afiliados de un sindicato del que su padre fue dirigente y rodeada por los suyos, Díaz se pronunció contundente sobre la reforma laboral, que es la principal baza que puede jugar a partir de ahora, y dirigió un mensaje a sus socios de coalición: "Vamos a derogarla, a pesar de todas las resistencias, que las hay, y muchas".

Con la vista puesta en el horizonte electoral de 2023, Díaz dio la vuelta a las cartas de su legado político, con la derogación dura de la reforma del PP como bandera principal. La vicepresidenta la calificó la derogación de la norma como una "decisión inalterable para este año", ante "aquellas personas que, estén donde estén, jamás han querido alterar el modelo de relaciones de precariedad que ha impuesto la derecha en nuestro país". Un mensaje con claros remitentes: el presidente Sánchez y la vicepresidenta primera, Nadia Calviño.

Su insistencia en culminar este proyecto se enmarca en una semana de tensión para la coalición. El pasado jueves, la titular de Economía defendía en entrevista para Onda Cero un "planteamiento equilibrado" de la reforma laboral pactada con Bruselas y abría la puerta a que la derogación total no se produjera. Una visión más matizada que la que defienden sus socios de Gobierno, que acusaron a la vicepresidenta primera de "injerencia" en una negociación que, a su juicio, debería recaer en manos de Yolanda Díaz.

El pasado viernes, el presidente del Gobierno aclaraba su posición ante el debate sobre la reforma cerrando filas con Calviño: "No hay intromisión, lo que hay es colaboración, un aporte de todos los ministerios", señalaba Sánchez en Bruselas tras su visita al Consejo Europeo. Sin embargo, las palabras de Díaz en el 12 Congreso Confederal de CCOO reforzaron su postura e insistieron en la derogación: "Lo haremos con diálogo y buscando acuerdo. Para eso necesitamos la fuerza de este sindicato, de sus afiliados. Vamos a desechar lo que no nos vale".

Foto: Pedro Sánchez, Nadia Calviño y Yolanda Díaz en el Congreso. (EFE)

En su discurso, Díaz evitó mencionar explícitamente la otra pugna que ha alimentado la tensión de la coalición recientemente: la retirada del escaño del diputado Alberto Rodríguez, condenado por golpear a un policía, y la querella del partido morado —que finalmente solo la interpuso el propio Rodríguez— contra la presidenta del Congreso, Meritxell Batet. La vicepresidenta segunda se pronunció esta vez en sentido conciliador y de apoyo a la coalición, esquivando las luchas cainitas de UP en el seno del Gobierno: "Ahora tocan hechos y no palabras. La ciudadanía no quiere la política que no cumple: que dice una cosa y hacen otra".

"En esos hechos me encontraréis y desde esos hechos os aseguro que mi compromiso con el nuevo país que avanza, que a pesar de todo avanza, con la mayoría parlamentaria progresista y con el Gobierno de coalición es total", zanjó Díaz. Su intervención se centró en las principales banderas de su gestión al frente del ministerio de Trabajo: la negociación de los ERTE, el anuncio de un plan de choque contra la siniestralidad laboral y la subida del salario mínimo interprofesional: "Vamos a cumplir con esta senda en 2022 y 2023".

Gestos así ponen de manifiesto el perfil que está adoptando la vicepresidenta segunda y que dista mucho de la postura de Podemos. Mientras la primera opta por un estilo programático —la derogación de la reforma laboral es un ejemplo—, desde el partido de Belarra siguen una estrategia mucho más radical.

Yolanda Díaz Nadia Calviño CCOO
El redactor recomienda