El más difícil todavía: un dron de carga para salvar a los perros atrapados en La Palma
  1. España
Misión a contrarreloj

El más difícil todavía: un dron de carga para salvar a los perros atrapados en La Palma

El acceso a la zona donde están atrapados los animales es inviable tanto con helicópteros como con vehículos terrestres debido a los piroclastos y las cenizas emitidas por el volcán

En La Palma no se deja a nadie atrás, y eso incluye a los perros. Las imágenes de cuatro podencos atrapados en las balsas de riego de la zona alta de Todoque, una de las primeras localidades en sufrir los estragos del volcán, ha provocado una movilización sin precedentes para salvar a los animales. Uno de ellos ya ha muerto y la vida de los otros tres depende de un dron que acometerá una arriesgada misión a contrarreloj si las autoridades lo autorizan.

La Unidad Militar de Emergencia (UME) y el Grupo de Emergencias y Salvamento (GES) de Canarias han intentado rescatar a los animales, pero la utilización de helicópteros no ha sido posible debido a los piroclastos que emite el volcán, mientras que el acceso por tierra también es complicado debido al cerco de ceniza y lava que los rodea. Un rescate con drones es la alternativa más viable.

De hecho, los drones de las empresas Titcom y Volcanic Life han conseguido que sobrevivan durante la última semana llevándoles hielo (que al derretirse forma una fuente agua) y comida. Los animales ya conocen los ruidos de los aparatos y ven su llegada como un estímulo positivo, lo cual puede ser importante para el siguiente paso, que estará en manos de la compañía gallega Aerocamaras.

La idea de esta empresa, que acredita una "larga trayectoria en formación de cursos profesionales de emergencias con drones y en servicios de rescate", es desplegar un dron de carga —como los que pueden utilizar algunas empresas de reparto para transportar paquetes— con una red anclada, capaz de soportar hasta 20 kilos de peso. En su interior se colocaría un cebo para que los animales se acerquen, de tal manera que queden atrapados y puedan ser trasladados a un lugar seguro.

La protectora de animales leales.org abrió hace dos días una recolección de fondos para financiar la operación, que ya asciende a 12.165 euros, si bien Aerocamaras ha comunicado que los gastos del rescate correrán a su cargo. Lo donado hasta ahora irá destinado a sufragar las deudas veterinarias de todas las asociaciones de La Palma, y el restante se repartirá entre las entidades que más implicación están teniendo en cuanto a la ayuda de los animales afectados por la erupción.

El plan b es trasladar un refugio

Los especialistas de Aerocamaras llegaron este domingo a Tenerife y tienen previsto coger un ferri hacia La Palma este lunes. Todavía falta lo más importante. La legislación actual no permite el transporte por dron de animales vivos, por lo que para acometer el rescate las autoridades competentes tendrían que conceder un permiso inédito en España. A ello se suma que los canes se encuentran en una zona de exclusión dados los riesgos, en la que el acceso de cualquier aparato está restringido, salvo contadas excepciones.

La empresa confía en que se permita el rescate, ya que no afecta, en ningún caso, a las posibles evacuaciones, ni entorpece las comunicaciones terrestres. Tampoco hay vidas en peligro, puesto que se trata de unos drones pilotados a 450 metros del objetivo. Se han trasladado tres personas porque irán al rescate un equipo de tres drones: uno de carga para el traslado de materiales o rescate de los perros, otro dron con cámara de 30 aumentos para hacer un barrido de la zona y verificar la seguridad de la operación, y un tercero específico con cámara térmica pata estudiar el terreno y saber cuál es el recorrido por donde hay menos calor.

En caso de no ser posible el rescate, se intentará desplazar a los estanques algún tipo de refugio y comida en más cantidad, entre otras posibilidades, para salvar la vida de los animales. El sistema es pionero en España y será propuesto por la organización animalista a las comunidades autónomas para que lo contemplen en los planes de evacuación de animales en catástrofes donde peligre la vida de los rescatadores, como incendios, inundaciones, terremotos y volcanes.

Perro
El redactor recomienda