Sánchez recupera a Antonio Hernando como jefe de Gabinete adjunto de la Presidencia
  1. España
Se abre a reformar la Constitución

Sánchez recupera a Antonio Hernando como jefe de Gabinete adjunto de la Presidencia

Ante la posible creación de una plataforma de izquierdas dirigida por Yolanda Díaz, el presidente considera que "se necesita" a todo el espacio progresista en "plena forma"

Foto: El presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. (EFE)
El presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. (EFE)

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha confirmado este lunes que recupera en su equipo de Gobierno al exdirigente socialista Antonio Hernando para un puesto de relevancia en Moncloa, ya que será el jefe de Gabinete adjunto de la Presidencia del Ejecutivo. Sánchez trabajó estrechamente con Hernando en la dirección socialista, pero ambos se alejaron tras la crisis en el PSOE que provocó la dimisión del primero como secretario general socialista en octubre de 2016.

El jefe del Ejecutivo ha anunciado el nombramiento de Antonio Hernando en el Consejo de Ministros de este martes. "Es un gran político y debemos tener a los mejores, y él lo es", ha subrayado en una entrevista en Cadena SER antes de insistir en que es una persona con capacidad como otros dirigentes socialistas, entre los que ha citado a Patxi López y Guillermo Fernández Vara.

Foto: 40 congreso feferal psoe

Hernando trabajará codo con codo con Óscar López, jefe del Gabinete de la Presidencia del Gobierno, años después de que ambos estuvieran también en el equipo de dirección del PSOE junto a Sánchez en la etapa de José Blanco como secretario de Organización. Fuentes próximas a la consultora Acento Asuntos Públicos S.L., firma que creó junto a José Blanco hace dos años y medio, aseguran que Hernando "cesó el viernes de todos sus cargos, incluyendo el de administrador, y dejando de tener la condición de socio".

Tras la celebración del 40 Congreso socialista, el socialista ha aclarado que respeta la voluntad de la vicepresidenta Yolanda Díaz en el caso en el que quiera crear una plataforma de izquierdas para presentarse a las próximas elecciones. A pesar de ello, ha instado a la ministra de Trabajo a concentrar el poder de la izquierda. "Creo que es importante que se dé el proceso de unión. Necesitamos a todo el espacio progresista en plena forma. Aspiro a que tengamos una mayor representación parlamentaria para hacer unos cambios más profundos".

"Creo que es importante que se dé el proceso de unión. Necesitamos a todo el espacio progresista en plena forma"

El presidente ha señalado que al Ejecutivo "le gustaría" hacer cambios en la Constitución, pero que para eso "se necesita al Partido Popular para conseguir las mayorías necesarias". "Nos gustaría. Queremos persuadir para cambiar la Constitución. Ahora queremos eliminar la palabra 'disminuido' en el artículo 49. La derecha se niega. Queremos abrir un debate sobre su renovación".

Preguntado sobre el expresidente Felipe González, que en el Congreso Federal pidió estimular las opiniones críticas en el partido, ha respondido que el PSOE es una formación "que debate en libertad y en democracia", aunque "en muchas ocasiones la crítica u opinión legítima que se debe tener se ha confundido con división o falta de unidad".

Asimismo, ha asegurado que nunca ha creído en "organizaciones homogéneas ni monocolores" porque la izquierda es "plural y diversa", y ha negado que exista el sanchismo. "Siempre reivindico que no hubo entonces ni felipismo ni zapaterismo ni hoy hay sanchismo, lo que hay es socialismo y socialdemocracia", ha comentado.

Al respecto, ha señalado que el encuentro de este fin de semana ha sido el cónclave de la unidad, "no solo de los liderazgos que componen la dirección del partido, sino en torno también al liderazgo de una ideología que se está reivindicando como una salida justa y eficiente en términos económicos a la crisis del covid".

En la nueva ejecutiva federal elegida en el Congreso ha prescindido entre otros de la exvicepresidenta Carmen Calvo, una "amiga" que lo acompañó "cuando poca gente en el partido creía" en él, pero ha defendido que "hay que renovar proyectos".

Hernando, el negociador de Sánchez

Tras recibir Pedro Sánchez el encargo de formar Gobierno el 3 de febrero de 2016, Hernando fue elegido como integrante y coordinador del grupo negociador con los partidos políticos para intentar alcanzar un pacto para gobernar. Consiguieron el acuerdo con Ciudadanos, pero no con Podemos y otras fuerzas de izquierdas.

En paralelo, como portavoz en el Congreso, intervino en los fallidos debates de investidura de Sánchez de comienzos de marzo de 2016, que dieron paso a la disolución de las cámaras y la convocatoria de elecciones. En los nuevos comicios del 26 de junio, Hernando repitió como tercero por la lista de Madrid y fue portavoz del Comité Electoral.

placeholder Sánchez, junto a Antonio Hernando. (EFE)
Sánchez, junto a Antonio Hernando. (EFE)

Renovó su acta y el 17 de julio fue confirmado como portavoz socialista en el Congreso, desde donde continuó defendiendo el no a Mariano Rajoy. Tras la renuncia el 1 de octubre de 2016 de Sánchez como secretario general, Hernando fue confirmado por la gestora socialista como portavoz en la Cámara Baja y asumió la presidencia del grupo de las Cortes.

Fue el encargado de defender la abstención de su grupo parlamentario en la segunda votación que permitió la investidura de Rajoy del 29 de octubre, por "interés general" y como mal menor para evitar unas terceras elecciones.

Tras ocho meses de alejamiento de Sánchez, la noche de las primarias socialistas para la elección del secretario general del 21 de mayo de 2017, en las que este recuperó el liderazgo del partido, Hernando presentó su dimisión como portavoz en el Congreso.

Fue el encargado de defender la abstención del PSOE en la segunda votación que permitió la investidura de Rajoy por "interés general"

Sánchez le pidió que continuara en el puesto hasta el Congreso de junio, pero el 24 de ese mes le relevó como portavoz provisional José Luis Ábalos, con el que colaboró en la preparación del discurso con motivo de la moción de censura de Podemos contra Rajoy debatida en junio.

En el 39 Congreso de ese año, Hernando fue uno de los que quedó fuera del Comité Federal.

Desde entonces, tras quedar también fuera de las comisiones de Secretos Oficiales, de la de Reglamento y de la Diputación Permanente del Congreso, se le encomendó la portavocía de la Comisión Mixta de Seguridad Nacional y fue vocal en las de Justicia, de Interior y en la de estudio del modelo policial del siglo XXI.

No concurrió a las elecciones legislativas del 28 de abril de 2019, alejándose desde entonces de la política activa.

El redactor recomienda