La Policía investiga un extraño robo de 3 minutos al abogado del delator de Kitchen
  1. España
los supuestos ladrones no se llevaron nada

La Policía investiga un extraño robo de 3 minutos al abogado del delator de Kitchen

Los hechos ocurrieron el pasado 6 de octubre cerca de la medianoche y están siendo investigados desde entonces por la Policía Nacional, que pone en duda que se trate de un robo común

Foto: Sergio Ríos, el pasado mayo, cuando compareció en el Congreso en la comisión sobre Kitchen. (EFE)
Sergio Ríos, el pasado mayo, cuando compareció en el Congreso en la comisión sobre Kitchen. (EFE)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

La Policía Nacional está investigando una intrusión en el bufete de Javier Vasallo, abogado de Sergio Ríos Esgueva, una de las principales fuentes de información del caso Kitchen sobre el presunto espionaje ilegal al extesorero del PP Luis Bárcenas. Una patrulla de agentes se personó en el despacho, situado en el distrito de Retiro, en Madrid, solo tres minutos después de que la alarma de las instalaciones detectara la presencia de personas en el interior, pero no encontraron a ningún sospechoso.

Según han precisado a El Confidencial fuentes cercanas a las pesquisas, los hechos se produjeron el pasado miércoles 6 de octubre cerca de la medianoche, cuando aún había gente en las terrazas de varios bares próximos al bufete. A las 23.48 horas, la central de alarmas encargada de la seguridad de las oficinas detectó la activación de varios sensores de movimiento y avisó a la Policía y al propio Vasallo. Una pareja de agentes que se encontraba en la misma calle consiguió llegar a la puerta del edificio del despacho a las 23.51 horas y esperó en ese punto al abogado.

Foto: El antiguo chófer de Bárcenas, Sergio Javier Ríos, en una imagen de archivo. (EFE: Rodrigo Jiménez)

Este se personó en el lugar instantes después. Los agentes no vieron salir en ese tiempo a ningún individuo. Tampoco encontraron a nadie en la posterior inspección del bufete. Los autores lograron entrar en el despacho sin forzar la puerta blindada principal, por lo que pudieron disponer de una llave, aunque el bombín de una puerta secundaria se encontraba ligeramente hundido. En el interior, los policías hallaron uno de los sensores de la alarma arrancado de la pared y tirado en el suelo. Había varios cajones abiertos, pero, según la denuncia, Vasallo no echó en falta ningún objeto de valor. Había ordenadores de mesa, portátiles y tabletas a la vista, pero no se llevaron nada.

El abogado denunció el episodio al día siguiente en la Comisaría de Retiro. La investigación se considera desde entonces prioritaria. Hay varios elementos que no encajan en los parámetros del típico robo en una oficina. Por un lado, el hecho de que los intrusos pudieran burlar la cerradura de la puerta principal sin dejar rastro. Por otro, que consiguieran acceder al interior, moverse por el bufete y huir de la zona en un máximo de tres minutos. Y, por último, que los implicados no aprovecharan ese tiempo para llevarse algún botín.

Foto: María Dolores de Cospedal, con su marido, Ignacio López del Hierro. (Getty)

Los investigadores también contemplan la posibilidad de que los autores no sean ladrones comunes, sino que fuera obra de un profesional que estaban buscando algún tipo de información de carácter jurídico. Que contaran con una llave implica una evidente premeditación. El tiempo que pasaron dentro del despacho habría sido suficiente para recoger un micrófono colocado en una intrusión anterior que no hubiera sido detectada, señalan las fuentes consultadas.

Vasallo representa a Sergio Ríos, antiguo chófer de Bárcenas y uno de los principales implicados en el espionaje al extesorero del PP, aunque decidió colaborar con la Fiscalía Anticorrupción y relatar todo lo que sabía sobre esa presunta operación encubierta ordenada por el Gobierno de Mariano Rajoy. Además de miembros de la Policía Nacional, también participó en Kitchen el Centro Nacional de Inteligencia (CNI), pero este último organismo ha logrado quedarse fuera del procedimiento.

Foto: El chófer Sergio Ríos, el comisario Villarejo y Luis Bárcenas. (EC)

El instructor de la causa, el juez de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón, dio por terminada la instrucción el pasado julio con el procesamiento de varios policías, entre ellos, el comisario Villarejo y el exdirector adjunto operativo Eugenio Pino. En el plano político, el máximo responsable sería el exministro del Interior Jorge Fernández Díaz. No obstante, la Fiscalía ha recurrido el cierre de la instrucción al considerar que hay indicios que involucran a otros dirigentes, como a la exministra de Defensa y ex secretaria general del PP María Dolores de Cospedal.

Vasallo también tiene otros clientes sensibles, como el exconsejero de Presidencia madrileño Francisco Granados; el consejero delegado del Grupo Villar Mir, Javier López Madrid, y la hija de la cantante Rocío Jurado, Rocío Carrasco. También lleva asuntos de narcotráfico, como la causa contra el clan de los Miami, y otros de fraude fiscal y extradiciones.

La Policía Nacional está investigando una intrusión en el bufete de Javier Vasallo, abogado de Sergio Ríos Esgueva, una de las principales fuentes de información del caso Kitchen sobre el presunto espionaje ilegal al extesorero del PP Luis Bárcenas. Una patrulla de agentes se personó en el despacho, situado en el distrito de Retiro, en Madrid, solo tres minutos después de que la alarma de las instalaciones detectara la presencia de personas en el interior, pero no encontraron a ningún sospechoso.

Luis Bárcenas María Dolores de Cospedal Fiscalía Anticorrupción Francisco Granados
El redactor recomienda