Sánchez se vuelca con la juventud para taponar el crecimiento de la vicepresidenta
  1. España
LA MINISTRA, CON BUENA OPINIÓN DE LOS JÓVENES

Sánchez se vuelca con la juventud para taponar el crecimiento de la vicepresidenta

La evolución de los datos del CIS en la población con entre 18 y 35 años demuestra que el tirón de la diputada de Unidas Podemos va al alza. No rebasa a Pedro Sánchez, pero la distancia se estrecha en varios parámetros

Foto: Yolanda Díaz y Pedro Sánchez. (EFE)
Yolanda Díaz y Pedro Sánchez. (EFE)

Entre las razones que han propiciado que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, haya colocado a la juventud en la primera línea de sus prioridades hay una que no depende de él y que, justo por eso, le inquieta. Yolanda Díaz.

Repaso rápido de los hechos. En dos días, el presidente anuncia la emisión de un bono de 250 euros a los jóvenes de entre 18 y 35 años que tengan una renta anual inferior a los 23.000 euros y el Ministerio de Cultura avanza la creación de otro bono de 400 euros para que quienes cumplan 18 en 2022 puedan ir al cine, al teatro, a conciertos o a comprar libros, por poner algunos casos. Casi al mismo tiempo, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, desgranaba las primeras líneas maestras del próximo proyecto presupuestario, en el que la partida de becas aumenta en más de 2.000 millones. Juventud, juventud, juventud.

La prioridad del presidente no es nueva. Desde hace mucho tiempo indaga en las causas que han llevado a los jóvenes a despreocuparse de la política, y en última instancia, a pasar del PSOE. Cuando fue secretario general antes de la resurrección de 2017, aquella primera etapa tan convulsa, una de sus principales preocupaciones merodeó por ese sector de población de entre 18 y 35 años. Varios dirigentes socialistas, veteranos y veteranas, se lo resumieron así: "Nuestros hijos prefieren a Podemos".

Foto: Los ministros de Cultura y Deporte, Miquel Iceta (c); Trabajo, Yolanda Díaz (d), y Educación, Pilar Alegría (i), durante su asistencia a la celebración del Día del Cine Español. (EFE)

Su gestión al frente del Partido Socialista se orientó en gran medida a la atracción de los jóvenes. Pidió que en los programas hubiera capítulos dedicados a la juventud y apostó por rejuvenecer cuadros intermedios para empoderar a dirigentes que conectaran fácil por pura y dura cuestión generacional.

La prioridad ha vuelto estos días, cuando, animado por los fondos europeos y por el ritmo de la recuperación económica, se ha propuesto ayudar a una generación perdida. El panorama es trágico: tasa de desempleo líder en la UE, niveles de precariedad en máximos, imposibilidad de acceder a una vivienda... Las opciones de que millones de ciudadanos de este país se pierdan en la cadena del progreso social son cada vez más altas y más lesivas, pues son dramas con nombres y apellidos.

La irrupción de Yolanda Díaz

Esa institución tan denostada que hasta una jueza quiere saber por qué las estimaciones de voto difieren de todas las que hacen todas las demás empresas demoscópicas, el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), aporta algunas claves. Son datos en bruto, antes de cocina, libres por tanto de suspicacias.

El último barómetro, de septiembre, hecho durante la primera quincena, indica que a los jóvenes les preocupa principalmente la crisis económica, y tras ello, el paro y la situación de la sanidad. Son los tres problemas detectados por la población de entre 18 y 35 años. La escala es más o menos constante en los estudios previos. Curiosamente, la vivienda, como preocupación concreta, reside en unos guarismos bajísimos. El mes pasado, siempre según el CIS, la vivienda es un lastre para un 2 por ciento, aproximadamente, de los jóvenes.

Foto: La ministra de Hacienda, María Jesús Montero. (EFE)

Puede explicarse la relegación tan llamativa de la vivienda en la escala de la institución que preside José Félix Tezanos. Al fin y al cabo, la dificultad o imposibilidad de encontrar casa en ciudades como Madrid y Barcelona proviene de que no hay trabajo o de que, si lo hay, es precario. Y procede, a su vez, de la percepción de que el sistema ha expulsado a su periferia a un par de generaciones.

Esto lo sabe Pedro Sánchez, de ahí que haya impulsado tres medidas que apuntan directamente a otros tres ámbitos reales, agravados por la deriva económica: la vivienda, la cultura y las becas.

Y también lo sabe Yolanda Díaz, quien en sus discursos, como el de la fiesta del PCE de hace unos días en Rivas Vaciamadrid, habla con vehemencia de los empleos "de mierda" de los jóvenes y de la necesidad de atajarlos.

Las tendencias desde junio

Demoscópicamente junio fue un mes malo para Pedro Sánchez porque se acumularon durante aquellos días todos los efectos del 4-M, las elecciones de la Comunidad de Madrid que el PSOE perdió clamorosamente.

Cuando los encuestadores del CIS preguntan qué puntuación, del 1 al 10, les merece Sánchez, la población de la franja 18-24 años y la de 25-34 años lanza una opinión demoledora. La nota es un 1 para la mayoría de ambos tramos. Es lo que responden un 18,8 y un 24,1 por ciento, respectivamente. Díaz, sin embargo, entre los más jóvenes, tiene como nota mayoritaria un 5, pues así lo considera un 12,9. Ahora bien, entre los que ya han entrado de sobra en los veinte, no disfruta de una impresión buena, al contrario. "Muy mal" contesta un 13,9%.

Foto: El ministro de Cultura, Miquel Iceta. (EFE)

En julio y en septiembre (en agosto no se hizo barómetro) se aprecian dos tendencias desiguales. Sánchez mejora mucho para los chicos y chicas de 18 a 24 años, hasta el punto de que en julio le dan un 6 como nota mayoritaria (16,3 por ciento lo cree así) y en septiembre un 7 (el 16,4). Es más oscilante su consideración entre los de 25 y 34 años, cuya mayoría le da un "muy mal" en julio y en septiembre.

Díaz, para los que rondan los 20 años, se consolida en el aprobado, ya que es la nota que le da un 20,2 por ciento en julio y un 18,1 en septiembre. Ahora bien, la percepción que tiene en las personas que alcanzan los 35 es muchísimo mejor que la del presidente. La puntuación más común es un 5 en ambos meses, aunque a partir de ahí también registra valoraciones negativas.

La evolución clave... De momento

Una de las preguntas más interesantes del CIS es la que pide una preferencia para la Presidencia del Gobierno si "mañana" hubiera elecciones.

El presidente del Gobierno es el preferido para los de 18-24 años, ya que, de junio a septiembre, apuestan por él más del 20 por ciento de los encuestados. Para los de 25-34 años, igual, aunque menos. En septiembre le quería de presidente el 16,4%.

Foto: La ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez. (EFE)

Díaz supera ya a Pablo Casado en esta pregunta. Ahora mismo puede decirse que es la segunda en las preferencias de los jóvenes para alcanzar el poder. No rebasa al líder socialista, sin embargo, pero su evolución llama la atención. En junio, un 7,4 por ciento de los ciudadanos entre 18 y 24 años la quería de presidenta. En septiembre, un 11,7. En junio, un 14,9 por ciento de los de entre 25 y 34 años la mencionaba como opción predilecta. En septiembre, un 15,5, a menos de un punto de Sánchez.

Y otro aspecto a examinar: Unidas Podemos no va mal con ella como líder entre los jóvenes, sobre todo entre los que se acercan a la treintena. Las diferencias con el PSOE en este segmento de edad se contraen mucho cuando el CIS pregunta por el partido al que votarían si "mañana" hubiera elecciones y cuando combina "voto" y "simpatía".

Pedro Sánchez Yolanda Díaz PSOE Juventud
El redactor recomienda