Ferraz acusa a Iberdrola de querer desprestigiar a Sánchez fichando a Carmona
  1. España
Cobrará 77.000 euros al año

Ferraz acusa a Iberdrola de querer desprestigiar a Sánchez fichando a Carmona

Ferraz afirma que la eléctrica buscó la contratación del conocido socialista para responder al Gobierno por el decreto de la luz. El partido propone una modificación de su código ético

Foto: Antonio Miguel Carmona, exconcejal del PSOE. (EFE)
Antonio Miguel Carmona, exconcejal del PSOE. (EFE)

El PSOE sigue intentando marcar distancias con el fichaje de Antonio Miguel Carmona como vicepresidente de Iberdrola España. Tras el revuelo que ha originado el caso, desde Ferraz proclaman que la contratación del histórico militante madrileño esconde una estrategia de la eléctrica presidida por Ignacio Sánchez Galán para intentar desprestigiar al Gobierno y, en concreto, a Pedro Sánchez en un momento de tensión creciente con el sector. Los socialistas ven la mano negra de una compañía que reacciona de esta forma a la aprobación del decreto de la luz, que no ha gustado en el sector.

Ferraz insiste en desvincularse de la contratación del exconcejal socialista del Ayuntamiento de Madrid y exdiputado de la Asamblea autonómica como vicepresidente de Iberdrola. Fuentes del partido indican que Carmona ya no forma parte de la actual dirección del PSOE y que, precisamente, ese es el motivo que habría llevado a la eléctrica a contratarle. Según esta versión de los socialistas, la figura escogida no es casual: apartado del sanchismo pero con la suficiente influencia mediática y social para ser reconocido como militante de postín del partido.

Foto: Antonio Miguel Carmona comprando rosquillas. (EFE) Opinión

Los socialistas ven en Iberdrola una hoja de ruta diseñada para erosionar al Gobierno mientras el precio mayorista de la luz sigue marcando récords. Para el PSOE, no ha sido casual que apenas unas horas después del fichaje de Carmona, el presidente de la eléctrica, Ignacio Sánchez Galán, afirmara que su compañía está “abierta al diálogo y a alcanzar un marco regulatorio estable y predecible” ante el “terrorífico intervencionismo” por parte del Ejecutivo. El empresario también manifestó que resulta preciso “un mercado estable, predecible y que garantice a quienes dan dinero que caen en buenas manos”.

Sánchez destituyó a Carmona en Madrid

Desde Ferraz, presumen de que fue el propio Sánchez quien estuvo detrás de la destitución de Carmona como portavoz del grupo municipal socialista en el ayuntamiento de la capital. Fue en 2015 y la ejecutiva federal, liderada por el hoy presidente del Gobierno, dio el visto bueno a ese cese. Desde entonces, los reproches y la animadversión han sido mutuos. El actual PSOE añade que Carmona ejercía como socialista en tertulias y actos públicos, pero la realidad es que lleva apartado más de cinco años de cualquier responsabilidad orgánica.

Foto: Antonio Miguel Carmona. (EFE)

Ferraz se afana en repetir que Carmona no consultó su nuevo destino profesional con el partido. Es más, añaden que si eso hubiera ocurrido la ejecutiva federal hubiera desaconsejado el fichaje en un momento como el actual. Enmarcan, por tanto, la contratación en una ruptura de relaciones. Ya es tarde, admiten, pero el entorno de Sánchez se está movilizando para evitar futuros casos de puertas giratorias y va a proponer la modificación del código ético del PSOE.

En público, las declaraciones de varios cargos del partido han sido duras contra Carmona y su fichaje por la compañía: “Es un militante de base que hace tiempo no representa ni al PSOE ni a su militancia. Y nunca ha representado a la actual dirección”, expuso este lunes la nueva portavoz en el Senado, Eva Granados. “Sus decisiones son a título individual; si nos hubiera consultado, le habríamos dicho que no. El Gobierno ya tiene interlocución fluida con las eléctricas antes, durante y después de este nombramiento. No es ningún tipo de interlocutor de nada”, zanjó la también portavoz del comité organizador del 40º Congreso del partido.

Foto: El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, en un acto en Bilbao. (EFE)

“Me parece una vergüenza, siento vergüenza ajena. Lo que está claro es que ni representa al PSOE ni obedece a su dirección política”, indicó, por su parte, el presidente de Asturias, Adrián Barbón. Santos Cerdán, secretario de Organización de los socialistas, marcó la línea de Ferraz al asegurar el mismo domingo: “No tengo nada contra Iberdrola ni contra Carmona. Pero si se confirma la noticia de su fichaje, me parece un mal mensaje el que emiten ambos”.

Según avanzó El Confidencial, Carmona, doctor en Ciencias Económicas y profesor en la Universidad CEU San Pablo, cobrará alrededor de 6.400 euros brutos al mes o, lo que es lo mismo, casi 1.600 euros brutos a la semana como vicepresidente de Iberdrola España.

Antonio Miguel Carmona Pedro Sánchez
El redactor recomienda