Iván Redondo achaca a Ferraz el declive del PSOE y busca sitio en la empresa privada
  1. España
Primera entrevista con Évole

Iván Redondo achaca a Ferraz el declive del PSOE y busca sitio en la empresa privada

Salda cuentas con los promotores de la moción de censura en Murcia que provocó el batacazo en Madrid. Insiste en que se quiso ir él y desvela la fría despedida de Sánchez

Foto: Iván Redondo, durante la entrevista con Évole. (La Sexta)
Iván Redondo, durante la entrevista con Évole. (La Sexta)

Iván Redondo salda cuentas con la cúpula del PSOE tras su salida de Moncloa. El que fuera asesor de referencia de Pedro Sánchez en los últimos años achaca a Ferraz la responsabilidad de presentar la moción de censura en Murcia en febrero que fue el origen del posterior declive electoral de los socialistas. Luego vinieron, en mayo, las elecciones en Madrid y la contundente derrota del PSOE, no solo por la victoria de Isabel Díaz Ayuso sino también por el sorpaso de Más Madrid. Redondo quiere desmarcarse, en su primera entrevista en profundidad tras la catarsis en el Gobierno, de la decisión que marcó un antes y un después en la política nacional y en el sanchismo.

Redondo ha querido utilizar un cara a cara con Jordi Évole en La Sexta para descargar su responsabilidad en público sobre los tropiezos de Murcia y Madrid. De las victorias habla en primera persona del plural, pero de las derrotas, en tercera. “La moción no se podía producir, esa es mi opinión personal”, afirma el donostiarra, que pone el foco en Ferraz, una sede donde nunca fue bien visto, pero donde Sánchez lo introdujo para dirigir las últimas campañas a pesar del socialismo con pedigrí. “Los que tienen las claves son los que consideraron presentarla”, añade, dejando claro que él solo conoció el movimiento “el mismo día” en que se realizó. “Para mí fue llamativo: fue un movimiento audaz que no funcionó y en el que no participé; para esa decisión no se quiso contar con mi opinión”.

Évole le pregunta por qué no hablaban con él los dirigentes de Ferraz que trabajaban entonces en Moncloa, en su gabinete, como el hoy ministro de Presidencia, Félix Bolaños, que en su día fue su 'alter ego' en Semillas. Se les conocía como 'Oliver y Benji', hasta esos días. “Da la sensación de que le hicieron un poco el vacío”, le dice Évole. “Es una cuestión de partido”, responde Redondo, descargando la responsabilidad, aunque sin citarla, en la cúpula de Ferraz. Santos Cerdán, secretario de Organización del PSOE, desveló en una entrevista en 'Diario de Navarra' que la moción se manejó “desde el Área de Organización, tanto José Luis Ábalos como yo, y estamos en contacto continuo también con el secretario general de la Moncloa, que es Félix Bolaños, y con el presidente”. Con la exvicepresidenta Carmen Calvo desmiente haber tenido una mala relación.

Foto: Iván Redondo, exjefe de gabinete del presidente. (EFE)

Sobre el batacazo del PSOE de Madrid el 4-M, Redondo también echa balones fuera, pese a que él tomó las riendas de la dirección de la campaña electoral de Ángel Gabilondo. “En una reunión con el 'staff' del PSOE-M, dije que apenas había un 1% de [posibilidades de] ganar”. Compara la política con la Fórmula 1 y se define como “un ingeniero”, no como “el piloto”.

¿Se fue o le echó Sánchez?

Iván Redondo aprovecha su entrevista con Évole para desvelar que el día de su despedida de Moncloa, el sábado de la crisis de Gobierno, tuvo una conversación “sincera, directa y humana” con Sánchez. El presidente se despidió de él con un apretón de manos, y no con un abrazo, da a conocer el exasesor. “Acaba con un apretón de manos, te soy sincero. Y no era un momento fácil, claramente. Fue un momento que nos lo guardamos para los dos. Hemos compartido mucho, ese fue un momento muy importante. Habrá más”. Y añade: “Ese momento no se tendría que haber producido necesariamente así porque yo le pedí que fuera ese sábado”.

De las victorias habla en primera persona del plural; de las derrotas, en tercera

Este es uno de los momentos más interesantes de la declaración de Redondo. ¿Qué pasó en las horas previas a su salida del Gobierno? Su versión es esta: “Me voy del Gobierno, lo comuniqué yo. El último intento [de convencerme para que me quedara] es el martes”. Redondo relata "una cena con dos amigos comunes del presidente y míos", que “intentaron de la mejor manera posible que continuara”. “Yo les dije que no”, añade. No detalla quiénes fueron, solo que le pidieron, en nombre del presidente, que continuara. La cena, culmina, no acaba bien: “Hay un momento también de tensión. Se quiere de manera voluntaria que yo continúe. Me sorprendió [la insistencia]. Para mí no es fácil hablar de estas cuestiones porque son cosas que hablas con el presidente. No puedo decir quiénes son. No lo voy a decir, no voy a entrar”, insiste a Évole.

El donostiarra también cuenta que Sánchez le llegó a ofrecer un ministerio. En torno al 21 de mayo. “Sí (…) Me lo planteó el presidente. Murió mi perrillo Currillo y fue por esas fechas cuando el presidente me lo ofreció. No había llorado tanto en mi vida”, explica. Desmiente que él quisiera formar parte del Consejo de Ministros, aunque apunta que el presidente le ofreció “ser ministro cuando ganamos la moción, pero nunca me he visto en esa posición”. "Decidí parar, paré, se lo expliqué al presidente, lo entendió. Pero también le dije, seré claro, yo estoy a disposición del presidente, de mi país...", añade en otro momento de la entrevista. Redondo cuenta que antes de salir del Gobierno hablaba “entre ocho y 12 veces al día” con Sánchez, pero ahora se limita únicamente a un “estamos en contacto”. Hasta en tres ocasiones repite esas tres palabras. “También con ministros”, afirma.

placeholder Iván Redondo, en la 'war room' de Évole. (La Sexta)
Iván Redondo, en la 'war room' de Évole. (La Sexta)

“¿Qué echa de menos de Moncloa?”, le pregunta Jordi Évole.

“Cuando me fui hubo llantos, fue una despedida muy calurosa, hubo también aplausos. Se vivió con mucha emoción. Echo de menos las conversaciones. Siempre hay un tema. El equipo que has conformado y que está contigo. Conversaciones que no se pueden producir ahora, yo tengo que estar en un segundo plano”.

“¿Le dolió que Sánchez no le citara en su despedida?”.

“No. Tuvimos una conversación sincera, directa y humana esa mañana. Es una reproducción del silencio. Me quedo con lo que me ha trasladado personalmente. Tampoco somos tan importantes”.

El asesor también afirma que cree que Sánchez no tiene celos de él y que mantuvieron una relación “sagrada”. "Nos conocemos muchísimo", asegura. "Y voy a contar algo que nunca ha contado. Le dejé entrar en mi vida y yo en la suya", añade, desvelando que el presidente le dijo: “Yo he intentado darte a ti lo que otros no te han podido dar y tú me has dado a mí lo que otros no me han dado”.

Redondo busca sitio en el Ibex

Redondo utiliza la entrevista con Jordi Évole para buscar sitio en la gran empresa. Abre la puerta a fichar, como asesor, por cualquiera de ellas, incluso por alguna eléctrica, como acaba de hacer Antonio Miguel Carmona. “Tendría que valorarlo”, afirma, sin cerrar la puerta a nada y recordando que en su día, antes de ser contratado por Sánchez, ya ejerció de “consejero independiente de varias compañías”. También está buscando un hueco para dedicarse a la docencia y anuncia que escribirá todos los lunes un análisis en 'La Vanguardia'.

El consultor vasco, que define Moncloa como “el mejor lugar del mundo” para trabajar, asume que a sus 40 años “no he hecho nada todavía” y que, por tanto, está dispuesto a escuchar ofertas vengan de donde vengan.

¿Ayuso o Casado? ¿Qué opina de Yolanda Díaz?

El donostiarra responde a varias preguntas en formato ‘flash’ sobre la actualidad y el futuro. Afirma, por ejemplo, que ve a Pablo Casado con mayores posibilidades de ser presidente que a Ayuso. Sobre la situación en Cataluña, considera que “no va a haber independencia ni referéndum; antes de 2030 se tienen que hacer los trabajos de reforma de la Constitución. El que dé el primer paso acertará”, asegura mencionando un “referéndum para conocer si los españoles quieren reformar la Constitución”. “Siete de cada 10 están a favor”, especifica. En Moncloa, manejaba datos demoscópicos precisos sobre esta realidad.

Foto: Iván Redondo (d), el hombre de confianza del presidente Pedro Sánchez (i). (EFE)

Sobre la situación de los socios de Sánchez, Iván Redondo considera que Yolanda Díaz mejorará los resultados electorales de Pablo Iglesias “si se presenta a través de una plataforma”. “Mucho”, especifica, añadiendo que tendría que aglutinar a las “diferentes opciones a la izquierda del PSOE”.

“¿Sin las siglas de Podemos?”, le pregunta Évole.

“A través de una plataforma”, insiste.

Redondo culmina la entrevista augurando que Sánchez es quien “más probabilidades tiene, sin duda alguna”, de volver a ser presidente. “Si marca el camino con determinación, sí”. El exinquilino del principal despacho de poder de Semillas añade que votará en las próximas elecciones a Pedro Sánchez: “Sí, seguro. Hoy, aquí y ahora”.

Jordi Évole Pedro Sánchez Moncloa
El redactor recomienda