Es noticia
Menú
Francia asume la tesis de Puigdemont frente a Llarena: descartó detenerle desde junio
  1. España
EL PAÍS GALO SE DESMARCA ASÍ DE ITALIA

Francia asume la tesis de Puigdemont frente a Llarena: descartó detenerle desde junio

El líder independentista ha viajado a Francia en repetidas ocasiones sin ser arrestado. El país da por hecho que las euroórdenes siguen suspendidas

Foto: El expresidente Catalán Carles Puigdemont en el Parlamento Europeo. (EFE)
El expresidente Catalán Carles Puigdemont en el Parlamento Europeo. (EFE)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Francia asume la tesis del expresidente de Cataluña fugado Carles Puigdemont frente al magistrado del Tribunal Supremo Pablo Llarena. Las autoridades galas descartaron detenerle desde el 3 de junio, un día después de que la Justicia europea le devolviese temporalmente la inmunidad como europarlamentario, según la documentación que obra en la causa sobre su situación personal que instruye el alto tribunal y las fuentes policiales consultadas por El Confidencial. Con esta decisión, Francia se desmarca del Supremo y de Italia, país en el que el líder independentista fue arrestado el pasado 23 de septiembre tras aterrizar en el aeropuerto de Cerdeña.

Para entender la postura de Francia, hay que remontarse a lo ocurrido el pasado 9 de marzo, cuando el Parlamento Europeo quitó la inmunidad a Puigdemont a petición de las autoridades españolas. Tres días después, el país galo comunicó a España su voluntad de detener a Carles Puigdemont "en caso de ser localizado". Así se refleja en un correo enviado por la oficina de Sirene de Francia a sus homólogos en España: "Estimados colegas, en nombre de nuestra autoridad judicial al cargo, por favor retiren la 'flag' de Francia en el marco de la votación del Parlamento Europeo del 09-03-2021", sostiene el mensaje, al que ha tenido acceso este diario.

placeholder El mensaje de la oficina de Sirene en Francia a sus homólogos en España.
El mensaje de la oficina de Sirene en Francia a sus homólogos en España.

La oficina de Sirene de Francia, responsable de la cooperación policial europea, se refería así a las conocidas como 'flag de validez', instrumento que se sitúa un escalón por debajo de la orden de detención: "Cuando España emite una euroorden, el resto de países la revisan y, si entienden que la detención no se ajusta a su legislación, piden a España poner una 'flag', que implica rebajarlo a averiguar el paradero del investigado", explican fuentes policiales.

Una vez sabido que Puigdemont ya no gozaba de inmunidad, Francia consideró que la situación había cambiado e instó a España a que retirara la 'flag', tal y como la propia oficina de Sirene en España explicó en un correo enviado a una funcionaria de la Administración de Justicia: "Les adjuntamos mensaje de Sirene Francia en el que solicitan el borrado del 'flag' de validez para la alerta en ese país por lo que se procederá a su detención en caso de ser localizado en Francia".

placeholder El correo de la oficina de Sirene en España tras el anuncio de Francia.
El correo de la oficina de Sirene en España tras el anuncio de Francia.

Pero esta situación dio un giro de 180 grados el 2 de junio. Después de que el Parlamento Europeo le retirara la inmunidad, Puigdemont recurrió la decisión ante el Tribunal General de la Unión Europea (TUE) y, ese día, este tribunal atendió su recurso y suspendió provisionalmente el levantamiento de esta especial protección. 24 horas después, Francia dio marcha atrás y activó de nuevo la mencionada 'flag': por mucho que pisara suelo galo, la detención de Puigdemont quedaba descartada.

En cuanto a esta decisión, fuentes policiales explican que la oficina Sirene únicamente tiene un papel gestor de las órdenes europeas de detención y entrega (OED), grabándolas en el Sistema de Información Schengen (SIS) cuando las autoridades judiciales españolas lo solicitan. Del mismo modo, existen mecanismos de supervisión de las órdenes emitidas por España en el resto de Estados Schengen, bien en la Fiscalía o por medio de órganos judiciales. Estos revisan las OED teniendo la posibilidad de señalar algunas mediante 'flag' para revisión más profunda, lo que impide la detención de estas personas fuera de España.

Los Estados que deciden utilizar este mecanismo mediante 'flags' remiten a la oficina Sirene un formulario solicitando la inclusión de este 'flag' en el SIS. Siempre que este 'flag' se introduce es porque se ha solicitado de manera expresa por el juez o fiscal habilitado al efecto por el estado Schengen interesado. Pero las mismas fuentes consultadas apuntan a que Italia no usa este sistema, y esa es la razón por la cual Puigdemont fue detenido en Cerdeña el pasado 23 de septiembre.

Los viajes de Puigdemont a Francia

Esta diferencia entre Italia y Francia es la que explica que Puigdemont haya viajado al país galo varias veces sin ser detenido. Entre ellas, cabe destacar lo ocurrido en la localidad francesa de Prades el pasado 16 de agosto, cuando arrancó la 53.ª edición de la Universitat Catalana d'Estiu (UCE). Según informó Europa Press, tres agentes de la Policía Nacional francesa se presentaron esa misma tarde en el recinto para preguntar por Puigdemont. El líder independentista había acudido al evento en 2020, pero tras informarles los organizadores que su presencia no estaba prevista para esta ocasión, los agentes se marcharon y el suceso apenas tuvo trascendencia.

Foto: Carles Puigdemont, entrevistado en el Parlamento Europeo. (EFE)

Aquel episodio choca con lo ocurrido un mes después, el 17 de septiembre, cuando Puigdemont visitó la Asamblea Nacional en París. De hecho, según apuntan fuentes de su defensa, fue un grupo de diputados el que invitó al líder independentista: hasta su arresto en Cerdeña el pasado 23 de septiembre, Puigdemont consideraba que no corría riesgo alguno en sus idas y venidas por la Unión Europea. En el caso de Francia, no se equivocaba: tras la reactivación de la 'flag' el 3 de junio, no corría peligro de ser detenido en este país, por lo que todo apunta a que lo ocurrido en Prades fue un patinazo. Italia, por el contrario, presentaba una situación distinta.

La tesis de Llarena

Un día después de que fuera detenido en Italia, el Gobierno de Francia evitó pronunciarse sobre los motivos por los que el 'expresident' no había sido arrestado en su territorio en el último año. Interrogada por esta "diferencia de trato", la portavoz del Ministerio de Exteriores galo se limitó a decir que hay "un procedimiento judicial en curso en Italia, que debe completarse en los marcos previstos a tal efecto". "No tenemos ningún comentario", apostilló, según recogió la agencia Europa Press.

De todos modos, con base en el razonamiento que el instructor de la causa del 'procés' en el Tribunal Supremo, Pablo Llarena, recoge en los oficios remitidos a Cerdeña, Puigdemont sí debería haber sido arrestado en Francia. Según argumenta, la orden de detención y entrega que dictó contra él en octubre de 2019 sigue activa desde entonces, una interpretación que choca con la de la Abogacía del Estado: en julio, aseguraron a la Justicia europea que Puigdemont no corría riesgo alguno de detención.

Foto: EC.

Los servicios jurídicos del Estado remitieron el escrito en cuestión al Tribunal General de la Unión Europea (TUE). Puigdemont había acudido a esta instancia para recuperar la inmunidad como diputado del Parlamento Europeo y, frente a esta petición, la Abogacía alegó que no existía motivo alguno para temer un arresto. Su razonamiento pasaba por que Llarena había remitido una consulta previa sobre las euroórdenes contra los independentistas al Tribunal Superior de Justicia de la Unión Europea (TJUE) y, mientras no se resolviera la duda, la Abogacía consideró que las órdenes de detención y entrega quedaban suspensas.

El TUE dio por bueno este razonamiento y volvió a quitar la inmunidad a Puigdemont el 30 de julio, pero, tras su detención en Cerdeña, el magistrado desautorizó a la Abogacía. El escrito que remitió este jueves a Italia cuestiona incluso el papel que han jugado los servicios jurídicos del Estado en Europa: "Esta situación no sería desconocida para la Abogacía del Estado, pues es parte en el procedimiento penal que se sigue ante el Tribunal Supremo de España", crítica. "Nunca le ha sido notificada a la Abogacía del Estado una posible decisión de suspender las OED, como tampoco la Abogacía del Estado ha promovido que tal decisión se produzca".

Francia, sin embargo, comparte la tesis de la Abogacía y Puigdemont. Así se refleja en el hecho de que, desde que reinstauró la 'flag' el 3 de junio, esta se ha mantenido intacta. En otras palabras: por mucho que el TUE levantara la inmunidad al 'expresident' el 30 de julio, el país galo dio por hecho que las OED quedaban suspendidas mientras el TJUE no respondiera a la consulta trasladada por Llarena. Hasta nuevo aviso, Puigdemont puede moverse por Francia sin riesgo a ser detenido.

Francia asume la tesis del expresidente de Cataluña fugado Carles Puigdemont frente al magistrado del Tribunal Supremo Pablo Llarena. Las autoridades galas descartaron detenerle desde el 3 de junio, un día después de que la Justicia europea le devolviese temporalmente la inmunidad como europarlamentario, según la documentación que obra en la causa sobre su situación personal que instruye el alto tribunal y las fuentes policiales consultadas por El Confidencial. Con esta decisión, Francia se desmarca del Supremo y de Italia, país en el que el líder independentista fue arrestado el pasado 23 de septiembre tras aterrizar en el aeropuerto de Cerdeña.

Carles Puigdemont Tribunal Supremo Pablo Llarena Unión Europea Parlamento Europeo Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE)
El redactor recomienda