El retorno de Iván Redondo: dos meses sin verse con Sánchez y en contacto con Iglesias
  1. España
Nueva vida lejos de la política

El retorno de Iván Redondo: dos meses sin verse con Sánchez y en contacto con Iglesias

El presidente marcó distancia con su exjefe de gabinete tras todo lo que rodeó su salida de la Moncloa. ¿Le echó Sánchez o se fue él? Ha roto con Bolaños, con quien fue inseparable

placeholder Foto: Iván Redondo, exjefe de gabinete del presidente. (EFE)
Iván Redondo, exjefe de gabinete del presidente. (EFE)

Iván Redondo abre el telón. El que fuera director de orquesta de la sala de máquinas de Moncloa hasta la crisis de Gobierno de julio ha decidido reaparecer con un movimiento que ha provocado recelos en el entorno de Pedro Sánchez. En el nuevo gabinete presidencial no quieren escenas de fuego cruzado con el que fuera 'vicepresidente en la sombra' del Ejecutivo de coalición. El consultor donostiarra asegura que ha decidido "respetar los tiempos". Y que su reaparición, el próximo domingo, en el programa televisivo de Évole será pacífica. La expectación, claro, es máxima. En la imprenta, además, se encuentra un libro donde se repasa su trayectoria en la política. Sale a la venta en algo más de dos semanas y también promete dar que hablar.

Redondo fue durante tres años el guardián de los secretos de Moncloa, el hombre que Sánchez fichó para intentar gobernar y a quien, una vez conseguido el reto, entregó todo el poder de Semillas, el centro de operaciones político del Ejecutivo. El elegido aquel junio de 2018 no fue Juanma Serrano, el fiel escudero en la oposición hasta ese momento, sino un 'outsider' del PSOE que siempre provocó sentimientos encontrados en el partido. Sánchez le dio buena parte del poder y se lo quitó de golpe el 10 de julio.

Foto: Jordi Évole, presentador de 'Lo de Évole'. (La Sexta)

Desde entonces, Redondo se ha mantenido en silencio. Estuvo este verano en el norte, en su San Sebastián natal, intentando pasar desapercibido y sin querer ser el foco de atención, según explican fuentes de su entorno. Hasta el pasado fin de semana. Fue una reaparición medida: 18 de septiembre y con declaraciones buscadas ante los medios de comunicación. Habló en Ordizia, Guipúzcoa, donde fue nombrado Cofrade de Honor del Queso Idiazábal: "Voy a ser muy claro: decidí parar y paré, y el presidente lo entendió", afirmó. Quiso destacar que mantiene una "relación especial" con Sánchez, un contacto "que mantenemos y cuidamos". "Hemos vivido momentos interesantes, con ciertas aceleraciones históricas; donde ha habido una relación especial, la sigue habiendo y la va a haber siempre", añadió.

La realidad es que Sánchez y Redondo llevan dos meses sin verse. Al presidente, explica uno de sus colaboradores, no le gustó todo lo que rodeó la salida de su exjefe de gabinete. El mismo 10-J, el propio Redondo envió el que en Moncloa consideran "el SMS de la discordia". La suya, explicaba en ese mensaje, era "una salida voluntaria" y junto al texto remitió a sus allegados una foto con una tarjeta firmada en la que se podía leer: "A veces en la política, en la empresa como en la vida, además de saber ganar, saber perder, hay que hacer algo mucho más importante: saber parar. Muchas gracias por todo. Ha sido un honor. Nos volveremos a ver". La caja de los truenos se abrió en ese momento.

Foto: Pedro Sánchez e Iván Redondo en 2019. (EFE)

¿Se fue él o Sánchez prescindió de él? He ahí la cuestión. Comenzó entonces un cruce de versiones sobre la salida de Redondo de Moncloa que se prolongó durante los días posteriores. Él defendió que había sido él quien había decidido "parar" y que Sánchez le ofreció ser ministro de la Presidencia. Ese plan existió, confirman las fuentes consultadas, pero se truncó porque presidente y jefe de gabinete "no llegaron a un acuerdo" por las "competencias" que quería asumir Redondo. Otra fuente apunta a que la relación se empezó a torcer cuando el responsable de gabinete compareció el 27 de mayo ante la Comisión Mixta de Seguridad Nacional y dejó un titular que no agradó al jefe del Ejecutivo: "Me tiraría por un barranco [por él]". Dos meses después llegaba su salida de Moncloa, ofrecida a Ferraz, y la de buena parte de sus colaboradores. Su universo ha sido relevado y ahora el gabinete lo copan cargos con pedigrí del PSOE.

Ha comenzado a cobrar su indemnización como alto cargo, afirman en su entorno, a la razón de 6.910,89 euros al mes

La última vez que Sánchez y Redondo se vieron fue el mismo 10 de julio, en la mañana de la catarsis en el Gobierno. Desde entonces, afirma una fuente cercana al presidente, "no han estado juntos". Redondo se muestra enigmático sobre si han existido conversaciones entre ambos durante este tiempo y asegura que "respeta los compromisos con el presidente". Añade que "en la relación entre Sánchez y el jefe de gabinete no entra nadie".

En cualquier caso, la relación diaria que mantenían Sánchez y Redondo ya es historia. Lo mismo ocurre con José Luis Ábalos y con Carmen Calvo. Son ex y han desaparecido del listado de contactos diarios del presidente. El lugar ahora lo ocupan otros. Uno de ellos es Félix Bolaños, inseparable entonces de Redondo. Se les conocía como "Oliver y Benji" y formaban el tándem de colaboradores más cercanos a Sánchez. Su relación, tras lo ocurrido en julio, ha saltado totalmente por los aires.

Foto: Toma de posesión de los nuevos altos cargos de la Presidencia del Gobierno.

Con quien Redondo sí mantiene relación directa es con Pablo Iglesias y su entorno, confirman fuentes de su confianza. El exjefe de gabinete y el exvicepresidente segundo tenían una buena relación antes de llegar al Gobierno, durante su etapa en el Ejecutivo y la siguen conservando, añaden.

Iván Redondo tiene claro que descarta regresar a la política, al menos a medio plazo. Ha comenzado a cobrar su indemnización como alto cargo, afirman en su entorno, a la razón de 6.910,89 euros al mes. La incógnita es hasta cuándo, ya que el pasado fin de semana anunció que, en breve, daría cuenta de su nuevo destino profesional.

Foto: Iván Redondo, el pasado mayo, en una de sus últimas intervenciones en el Congreso antes de dejar el Gobierno. (EFE)

El donostiarra también aceptó participar en una entrevista en 'Lo de Évole'. Se grabó esta semana y se emitirá el próximo domingo. Iglesias, por cierto, aceptó colaborar en el spot promocional. No se esperan grandes titulares respecto a su relación con Sánchez.

Una opción que se le abre desde ahora a Redondo pasa por relanzar la empresa que creó, R&A Comunicación (antes Redondo & Asociados), y que tuvo que dejar cuando tomó posesión de su antiguo cargo en Moncloa. Redondo, en definitiva, será comedido, pero ya está de vuelta.

Iván Redondo Pedro Sánchez Moncloa PSOE Pablo Iglesias
El redactor recomienda