Otras cinco comunidades autónomas han pedido una mesa bilateral con Sánchez
  1. España
COMISIONES BILATERALES

Otras cinco comunidades autónomas han pedido una mesa bilateral con Sánchez

Aragón, Canarias, Galicia, La Rioja y Andalucía han levantado la mano para reunirse con el Gobierno central al calor de la mesa con Cataluña: agua, despoblación y transportes son sus demandas

Foto: Los presidentes autonómicos Moreno, Feijóo, Andreu, Torres, Vara y Fernández Mañueco. (EFE)
Los presidentes autonómicos Moreno, Feijóo, Andreu, Torres, Vara y Fernández Mañueco. (EFE)

Desde 2018, con Pedro Sánchez como presidente —pero sin él presente en ninguna de estas citas políticas—, un total de cuatro comunidades han reunido sus comisiones bilaterales con el Estado. En la agenda de esos encuentros a dos entre el Estado y las comunidades de Aragón, Castilla y León, Cataluña y la Comunidad Valenciana no estaba por supuesto ningún tipo de demanda soberanista, sino asuntos como las inversiones en infraestructuras de transportes e hidráulicas, el problema del agua, de la despoblación, la banda ancha en el mundo rural o cuestiones sectoriales de impulso económico.

Al calor de la mesa de diálogo con Cataluña, reunida esta semana, cinco comunidades han levantado la mano. Hay una petición formal de cita con el Estado para hablar de tú a tú por parte de Aragón, Canarias, Galicia y La Rioja. Andalucía no ha enviado ninguna solicitud formal al Ministerio de Política Territorial, pero lo hará, posiblemente en su próxima reunión del Consejo de Gobierno, el próximo martes, informan desde el Ejecutivo andaluz. Una cita que esperan que se celebre en Sevilla.

Al margen de las solicitudes formales, a través de los medios de comunicación la rebelión autonómica ha sido más sonora. Han levantado la mano cinco barones autonómicos pidiendo un trato igual que Cataluña después de la reunión el pasado miércoles de la mesa de diálogo encabezada por los presidentes Pedro Sánchez y Pere Aragonès. Como Moreno desde Andalucía, los presidentes de Murcia y Castilla y León, ambos del PP, así como Iñigo Urkullu (PNV) desde el País Vasco o Miguel Ángel Revilla desde Cantabria exigen alfombra roja y que Sánchez los atienda igual a que a su homólogo catalán.

Foto: El lendakari, Iñigo Urkullu. (EFE)

Moreno pide un trato igualitario y ya avanzó en su visita en julio a Moncloa que reclamaría a Pedro Sánchez ese encuentro a dos bandas invocando el artículo 220 del Estatuto de Autonomía, que fija una comisión bilateral Junta-Estado, o el 184, que estable una comisión mixta de asuntos económicos y fiscales Estado-comunidad autónoma. El Ministerio de Política Territorial no oculta su asombro porque esa solicitud formal no se haya realizado aún, dos meses más tarde.

Bilateralidad para todas

El formato con Cataluña es nuevo. Esa mesa de negociación política está creada expresamente para dar una salida a la encrucijada soberanista catalana, pero el diálogo bilateral está previsto para cualquier comunidad autónoma que quiera pedirlo con el Estado. Desde el Ministerio de Política Territorial invocan la "bilateralidad para todas" al modo del "café para todos" que desde Andalucía condicionó el diseño del Estado de las Autonomías en la Transición. Aseguran fuentes del ministerio que los mecanismos son fluidos y, para alejar el fantasma del agravio frente a Cataluña, destacan que hay diálogo bilateral abierto de par en par a través de distintos mecanismos, sobre todo para la resolución de conflictos competenciales, con todas las comunidades autónomas.

No todas las autonomías han hecho el mismo uso, desde 2007, del diálogo a dos con el Gobierno. Son Cataluña, con nueve reuniones de su comisión bilateral; Aragón, con ocho citas, y Andalucía, con seis, las que han apelado en más ocasiones al Estado con este formato. Castilla y León ha convocado en tres ocasiones su comisión bilateral y la Comunidad Valenciana, solo una vez.

Foto: Lambán, junto a Sánchez. (EFE)

Sobre la mesa de los últimos encuentros los temas han sido diversos. Castilla y León litiga para que no se prohíba cazar el lobo en toda España, para participar en los órganos de la Confederación Hidrográfica del Duero o para el desarrollo de la banda ancha en el medio rural. La despoblación y el envejecimiento de la población, con las consecuencias que esto tiene en la financiación autonómica, o la elevación de aguas del Ebro a Andorra han centrado las conversaciones con Aragón, cuyo presidente, el socialista Javier Lambán, recibió un ‘mimo’ de Pedro Sánchez con la gestión compartida con Cataluña de los Juegos de Invierno 2030 en una candidatura conjunta, lo que se conoció en plena resaca de la mesa de diálogo catalana.

La financiación autonómica, el apoyo a la actividad agraria, la política turística o la comercialización de cítricos son asuntos que puso sobre la mesa la Comunidad Valenciana. El Guadalquivir, el cumplimiento de las inversiones del Estado conforme a la población (Disposición Adicional Tercera del Estatuto), el traspaso de bienes inmuebles o el cumplimiento de la llamada ‘deuda histórica’, sobre la que se llegó a un acuerdo con los gobiernos socialistas de José Luis Rodríguez Zapatero y José Antonio Griñán, condonando parte de la cantidad con el traspaso de solares o edificios, han sido las ‘estrellas’ de las comisiones bilaterales de Andalucía.

Al calor del Estatut

La cooperación bilateral está prevista formalmente en todas las comunidades. Las últimas reformas estatutarias propiciaron, al calor del Estatut catalán, que varias autonomías incluyeran específicamente esas comisiones bilaterales en sus estatutos de autonomía. Contemplan estas cumbres Canarias, Cataluña, Andalucía, Aragón, Castilla y León, Extremadura y Navarra. Pero no es la única fórmula que se puede invocar para exigir al Estado un trato bilateral. Hay comunidades que cuentan, además, con comisiones bilaterales para temas concretos, por ejemplo en asuntos económicos y fiscales, y otras que también tienen esas comisiones bilaterales, aunque su Estatuto de Autonomía no lo prevea.

Foto: El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès. (EFE)

Desde 2018, con el Gobierno de Pedro Sánchez se han reunido las comisiones bilaterales de cooperación de Aragón, Castilla y León, Cataluña y Comunidad Valenciana. Las agendas de todos esos encuentros son públicas e incluso están colgadas en la web del ministerio. Se ha reunido la Junta de Transferencias de Navarra y las Comisiones Mixtas de Transferencias del País Vasco, Cataluña y Comunitat Valenciana.

Además, hay diálogo abierto con Madrid, Castilla-La Mancha, Canarias, Baleares y Andalucía para traspaso de funciones y servicios. Igualmente con Cataluña y dentro de la agenda pactada, hay negociaciones sobre traspasos pendientes. Bilateralidad para todos, sí, pero no la misma bilateralidad que con Cataluña.

Desde 2018, con Pedro Sánchez como presidente —pero sin él presente en ninguna de estas citas políticas—, un total de cuatro comunidades han reunido sus comisiones bilaterales con el Estado. En la agenda de esos encuentros a dos entre el Estado y las comunidades de Aragón, Castilla y León, Cataluña y la Comunidad Valenciana no estaba por supuesto ningún tipo de demanda soberanista, sino asuntos como las inversiones en infraestructuras de transportes e hidráulicas, el problema del agua, de la despoblación, la banda ancha en el mundo rural o cuestiones sectoriales de impulso económico.

Pedro Sánchez Financiación autonómica Moncloa Partido Popular (PP) Catalán Cataluña
El redactor recomienda