Marlaska se 'salvará' en el Supremo: el caso Pérez de los Cobos entrará en hibernación
  1. España
pérez de los cobos se jubila en tres años

Marlaska se 'salvará' en el Supremo: el caso Pérez de los Cobos entrará en hibernación

El coronel Diego Pérez de los Cobos recurrirá la sentencia que avala su cese ante el Tribunal Supremo, pero no es previsible que este órgano le dé la razón antes de tres años, cuando ya estaría jubilado

Foto: El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska. (EFE)
El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska. (EFE)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

La Sala de lo Contencioso de la Audiencia Nacional ha dado un balón de oxígeno a Fernando Grande-Marlaska al validar jurídicamente el cese del coronel Diego Pérez de los Cobos, en mayo de 2020, cuando las unidades que dirigía en ese momento investigaban, por orden de un juzgado, al entonces delegado del Gobierno en la Comunidad de Madrid y secretario general del PSOE regional, Juan Manuel Franco, y al director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, por su errática gestión de las primeras semanas de pandemia. Pero la sentencia de la Sala de lo Contencioso es algo más que un salvavidas temporal para el ministro del Interior. Implica en la práctica que este episodio, que puso en riesgo durante unas horas su continuidad en el Gobierno, quede congelado hasta que ya no tenga ningún tipo de consecuencia práctica.

Fuentes del entorno de Pérez de los Cobos han confirmado a El Confidencial que el mando de la Guardia Civil recurrirá el fallo al Tribunal Supremo, pero la sentencia de este órgano puede demorarse hasta tres años. Los coroneles se jubilan a los 61 años y Pérez de los Cobos está a punto de cumplir 58. En el caso de que la resolución le diera finalmente la razón, se encontraría a las puertas del retiro o ya habría dejado el cuerpo. Por tanto, no podría reincorporarse al puesto de jefe de la Comandancia de la Comunidad de Madrid, del que fue destituido sorpresivamente después de recibir una llamada de la actual directora general de la Guardia Civil, María Gámez.

Foto: Marlaska en la presentación de nuevas dependencias de la Guardia Civil. (EFE)

Pérez de los Cobos ya pidió el pasado mayo que se le restituyera en su puesto después de que, en marzo, la Audiencia Nacional resolviera en primera instancia que su cese fue “ilegal” porque se produjo como resultado de la negativa del coronel a revelar a sus mandos políticos el contenido de una investigación que se instruía en secreto y que afectaba a dirigentes de la misma formación. La propia Gámez admitió en la orden de cese que este se producía por la negativa de Pérez de los Cobos a informar del desarrollo de investigaciones y actuaciones de la Guardia Civil, en el marco operativo y de Policía Judicial, "con fines de conocimiento", como reveló este diario.

Sin embargo, la Audiencia Nacional rechazó la solicitud de Pérez de los Cobos alegando que la sentencia aún no era firme. La Sala de lo Contencioso ha dictado ahora un fallo que va en dirección contraria de la primera resolución. No solo no considera que el cese fuera “ilegal”, sino que sostiene que la medida contó con “suficiente motivación” y que la fórmula utilizada por Gámez encaja en la legalidad. Según los cinco magistrados que suscriben unánimemente el fallo, por “desarrollo de las investigaciones y actuaciones” no se puede entender que la directora general de la Guardia Civil estuviera solicitando al responsable de las diligencias detalles de su contenido, sino solo datos sobre su “desarrollo”, a pesar de que estos ya eran públicos en ese momento porque se informaba de ellos en los medios de comunicación.

Foto: Grande-Marlaska, el pasado 5 de marzo, en un acto en Casa América. (EFE)

El caso de Pérez de los Cobos tiene muchos paralelismos con otro cese que da una idea de los plazos a los que se enfrenta el coronel. Unos días después de llegar al ministerio, el 1 de agosto de 2018, Marlaska cesó de manera fulminante al coronel que estaba al frente de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, Manuel Corbí, responsable por ese puesto de todas las grandes investigaciones del Instituto Armado sobre casos de corrupción, entre otras. La razón fue que Corbí envío un correo interno a sus subordinados para advertirles de que las pesquisas relacionadas con fondos reservados quedaban congeladas porque la aprobación de esta partida había sido congelada por Interior. El departamento justificó el relevo entonces por una simple pérdida de confianza.

Corbí recurrió la decisión a la Audiencia Nacional con el mismo resultado que Pérez de los Cobos. Dos años después de su salida, en julio de 2020, el tribunal avaló la destitución considerando que, aunque el motivo utilizado por Interior como argumento era “breve”, resultaba “suficientemente claro”. Corbí decidió entonces recurrir la sentencia al Tribunal Supremo, pero, más de un año después, los magistrados que deben pronunciarse sobre la admisión del recurso aún no se han pronunciado. En el caso de que se admitiera, transcurrirían otros dos años antes de conocer la sentencia definitiva. Tampoco tendría ningún efecto práctico. Corbí decidió dejar el cuerpo el pasado enero para incorporarse a la plantilla de Acciona.

Foto: El coronel Diego Pérez de los Cobos, el pasado marzo. (EFE)

Como publicó El Confidencial el pasado julio, Marlaska había trasladado a su círculo de confianza que tenía contactos en la Sala de lo Contencioso y que estaba convencido de que sus miembros revocarían la primera sentencia y respaldarían el cese de Pérez de los Cobos. Ese habría sido uno de los factores que le ayudaron a salvarse de la crisis de Gobierno que efectuó Pedro Sánchez este verano. El fallo le ha dado doblemente la razón a Marlaska.

La Sala de lo Contencioso de la Audiencia Nacional ha dado un balón de oxígeno a Fernando Grande-Marlaska al validar jurídicamente el cese del coronel Diego Pérez de los Cobos, en mayo de 2020, cuando las unidades que dirigía en ese momento investigaban, por orden de un juzgado, al entonces delegado del Gobierno en la Comunidad de Madrid y secretario general del PSOE regional, Juan Manuel Franco, y al director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, por su errática gestión de las primeras semanas de pandemia. Pero la sentencia de la Sala de lo Contencioso es algo más que un salvavidas temporal para el ministro del Interior. Implica en la práctica que este episodio, que puso en riesgo durante unas horas su continuidad en el Gobierno, quede congelado hasta que ya no tenga ningún tipo de consecuencia práctica.

Fernando Grande-Marlaska Tribunal Supremo Guardia Civil Audiencia Nacional Pedro Sánchez
El redactor recomienda