Pablo Casado vuelve al Congreso tocando el tambor de las elecciones
  1. España
REINICIO DE LAS SESIONES DE CONTROL

Pablo Casado vuelve al Congreso tocando el tambor de las elecciones

El líder del PP, envalentonado por las encuestas y por la certeza de que la legislatura no da más de sí, ha regresado al Congreso con Sánchez con una idea: "Es un Gobierno fallido"

placeholder Foto: Pablo Casado, en el Congreso. (EFE)
Pablo Casado, en el Congreso. (EFE)

El líder del PP, Pablo Casado, ha recibido al presidente del Gobierno en la reanudación de las sesiones de control del Congreso con estas palabras: "Señor Sánchez, bienvenido al Parlamento después de 80 días sin dar la cara". Sánchez ha recibido así a Casado: "Me alegro de verle, señor Casado. Espero verle aquí mucho más tiempo". Sarcasmo a raudales.

Después, cada uno se ha sacudido dialécticamente de lo lindo. Es 15 de septiembre y, aunque no se avistan elecciones generales, al menos hasta dentro de dos años, que es cuando la legislatura irá decayendo, el tono de urnas y el espíritu combativo está en auge. Suenan fuerte los tambores de contienda electoral. El cruce de palabras del presidente y del líder del principal partido de la oposición ha sido, de hecho, un fiel reflejo de las estrategias políticas que uno y otro han adoptado ahora que el mandato de Sánchez se acerca al ecuador. El secretario general del PSOE intenta exhibir el vigor que le da el BOE y el presidente del PP procura contagiar la energía que le dan las encuestas, en las que gana siempre o casi siempre.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (EFE)

El Confidencial ha estrenado este miércoles su Observatorio Electoral con el fin de ir testando el ambiente político del país cada 15 días. La primera entrega ofrece una situación de empate técnico entre los dos partidos más fuertes a escala estatal, si bien el reparto de escaños coloca a los populares por delante. Desde hace meses, en concreto desde el resultado de Isabel Díaz Ayuso en la Comunidad de Madrid, el 4 de mayo, Génova está frotándose las manos porque comprueba una y otra vez que Sánchez se ha estancado, que la coalición no carbura, que la izquierda parece extenuada.

Es por ello que Casado y su equipo llevan semanas destacando que el Ejecutivo de PSOE y Unidas Podemos no da para más. En el Congreso, en la vuelta de sus señorías tras el verano, Pablo Casado ha continuado la inercia, incluso la ha impulsado. "Su Gobierno ha degradado todas las libertades (...). ¿Cuándo piensa resolver los problemas en vez de agravarlos?", se ha expresado en el primer turno de su intervención.

El presidente ha contestado con la medida más reciente, la destinada a frenar y revertir la escalada del precio de la luz. La avanzó en TVE y el Consejo de Ministros la articuló este martes. Se trata, entre otras cuestiones, de trasladar los beneficios de las eléctricas a los ciudadanos. Como el PP ha criticado la idea, Sánchez ha sacado un argumento con el que se siente cómodo: "Eso es justo. Lo justo es que arrimemos todos el hombro. Todos. Ya puedo decir hoy aquí que el Gobierno siempre va a defender el interés de los ciudadanos por encima de cualquier interés particular".

El símil futbolístico

El líder de los populares ha recordado las destituciones recientes mediante una metáfora muy del mundo futbolero. "Ha escabechado a todos los que le ayudaron a llegar a la Moncloa. Cuando el presidente de un club echa a un entrenador porque sobra, a la delantera porque sobra, a todo el que sobra, el que sobra es el presidente de ese club". El remate ha sido este: "Es presidente de un Gobierno fallido que es incapaz de resolver los problemas de los españoles porque el principal problema es usted".

"Es presidente de un Gobierno fallido que es incapaz de resolver los problemas de los españoles porque el principal problema es usted"

Sánchez se ha centrado en ese apremio por constatar el fin de una etapa, algo que el líder socialista ni se plantea. Más bien al contrario. Cree que está comenzando una nueva. "Le veo intranquilo y acelerado", le ha espetado. Acto seguido ha reforzado la estrategia marcada hace semanas en Moncloa, la de identificar a los populares con un grupo de personas que niegan las señales de recuperación y transmiten pesimismos cuando la sociedad, según el diagnóstico del Ejecutivo, quiere optimismo y alegría. Los "cenizos", como en su momento llamó el equipo de José Luis Rodríguez Zapatero a los dirigentes del PP, allá por 2008.

"Se fue con el no y ha vuelto con el no. Se fue con la crispación y ha vuelto con la crispación. Todo está mal, fatal, todo el rato, sin esperanza", ha dicho.

También el líder de Vox, Santiago Abascal, ha proclamado la necesidad de que el presidente del Gobierno se vaya, y lo ha hecho fiel a su estilo. "Lárguese, señor Sánchez".

Pablo Casado Partido Popular (PP) PSOE Pedro Sánchez Congreso de los Diputados
El redactor recomienda