El relato imposible del presunto asesino de Manuela Chavero: "No sabía qué hacer"
  1. España
Alega muerte accidental

El relato imposible del presunto asesino de Manuela Chavero: "No sabía qué hacer"

El Confidencial accede al vídeo de la reconstrucción del crimen. El sospechoso describe un simple accidente, pero la imagen demuestra que su versión es imposible

Foto: El detenido por el asesinato de Manuela Chavero. (EFE)
El detenido por el asesinato de Manuela Chavero. (EFE)

El protagonista de la reconstrucción judicial se llama Eugenio y lleva un año en prisión provisional acusado del asesinato de Manuela Chavero. Hace unos meses, el juez instructor decidió sacarlo de su celda para que explicase con detalle cuál es su versión de lo que ocurrió la madrugada del 5 de julio de 2016. Su relato de aquella noche tiene numerosas lagunas, pero, por encima de todo, su descripción sobre cómo muere Manuela resulta increíble por imposible.

Eugenio cuenta que de madrugada acude a casa de Manuela a decirle que quiere devolverle una cuna que le prestó hace tiempo. Ella le acompaña andando a su domicilio, que está a unos pocos metros. Cuando llegan al domicilio, Manuela observa algunos desperfectos en la cuna y protesta. Entonces, tal y como se ve en el vídeo, cada uno de ellos coge de un extremo para trasladarla, Manuela se tropieza con la chancla y cae al suelo.

Esta es la parte crucial. Según él, cae hacia delante. Pero es imposible. De ser así, la propia cuna la habría parado, pero es que además, si se observa el vídeo, entre la cuna y la cama no hay espacio para que caiga. Dice Eugenio que la cama de repente se desplazó lateralmente y se fue contra la pared, pero no justifica cómo. La simple caída hacia delante de Manuela no puede desplazar una cama robusta hacia un lado.

Esto implica, sin ningún género de duda, que miente. La UCO de la Guardia Civil, que resolvió con brillantez la misteriosa desaparición, siempre ha sostenido que la abordó con la intención de agredirla sexualmente. Y que, cuando consumó la vileza, la asesinó para ocultar el delito. Hay pruebas del crimen, la caída que Eugenio describe en el vídeo es imposible, pero es que, además, no justificaría que tuviese los dientes partidos. Estas lesiones, sostiene la fiscalía, se produjeron durante la agresión para someterla. Por eso la intención es acusar a Eugenio de asesinato.

Foto: La Guardia Civil detiene al asesino confeso de Manuela Chavero. (EFE)

Lo que no se ha conseguido probar es la agresión sexual debido al tiempo en que se tardó en encontrar su cuerpo. Hay un detalle que lo evidencia y es que Eugenio pasó mucho tiempo en la casa antes de deshacerse del cuerpo, sin embargo, él lo justifica diciendo que se puso nervioso y empezó a andar entre la cocina y el salón durante mucho tiempo, hasta que se sosegó y decidió dónde llevar el cadáver.

Agresión sexual Sucesos
El redactor recomienda