El Congreso estudia eliminar la excepción del voto telemático y recuperar la presencialidad
  1. España
NUEVA REGULACIÓN POR LA PANDEMIA

El Congreso estudia eliminar la excepción del voto telemático y recuperar la presencialidad

La intención era aprobar este martes la nueva regulación, pero, finalmente, se ha decidido posponerlo a la próxima semana por las diferencias entre los partidos

placeholder Foto: Vista general del Congreso durante el acto solemne por el Día de las Víctimas del Terrorismo. (EFE)
Vista general del Congreso durante el acto solemne por el Día de las Víctimas del Terrorismo. (EFE)

El Congreso de los Diputados busca recuperar la normalidad en el nuevo curso político y acabar con la excepcionalidad instaurada tras la pandemia. El informe encargado a los servicios técnicos por la Mesa del Congreso para aprobar una nueva regulación apuesta por eliminar la universalidad del voto telemático de los diputados, según ha sabido este diario, volviendo a limitarlo a los supuestos de maternidad, paternidad o enfermedad grave. Asimismo, se propone eliminar otros mecanismos excepcionales ideados para mantener el funcionamiento parlamentario durante la epidemia, como las videoconferencias, y mantener la presencialidad en el 50% del aforo de la Cámara. Durante las votaciones, podrían coincidir los 350 diputados, pero no durante los debates.

La intención era aprobar este martes la nueva regulación y dar el visto bueno a las conclusiones del informe, pero, finalmente, se ha decidido posponerlo a la próxima semana por las diferencias entre los partidos representados en el órgano rector de la Cámara. El objetivo es consensuarlo entre todos los grupos y para ello se ha decidido reevaluar diferentes cuestiones, incluida la presencialidad de los medios de comunicación, actualmente también acotada. Algunos partidos, como el PP, han abogado por recuperar la presencialidad al 100%, mientras que otros han puesto objeciones por los problemas que acarrearía eliminar el voto telemático sin recuperar la presencialidad de los diputados en su totalidad.

En lo que ha habido más acuerdo es respecto a devolver la normalidad con la presencia habitual previa a la pandemia de los medios de comunicación. La propuesta inicial que se barajó pasaba por mantener acotadas ciertas zonas del Congreso, principalmente las inmediatas al hemiciclo. Sin embargo, hay consenso para que, una vez aprobada la nueva regulación, los periodistas puedan moverse libremente por los pasillos como antes de la pandemia.

La llegada de la pandemia y las normas sobre la distancia personal obligaron a interpretar el reglamento de la Cámara para determinar cómo funcionaría el Congreso en los meses de crisis sanitaria. Un acuerdo de los grupos parlamentarios decidió que podrían asistir el 33% de los diputados de cada uno de ellos, cifra que más tarde se elevó hasta el 50% y que sigue vigente. Al tratarse de una interpretación reglamentaria (y no una norma) algunos grupos se han saltado de forma circunstancial el acuerdo, especialmente en las sesiones de control al Gobierno.

El voto telemático ha tenido mucho protagonismo en varias ocasiones e incluso ha sido clave para sacar adelante uno de los decretos más cruciales que el Gobierno ha llevado al Congreso, como fue el de los fondos europeos. Para sorpresa de muchos diputados, fue Vox el que terminó salvando la votación con una abstención con la que el Ejecutivo no contaba. PP y Ciudadanos no habían desvelado el sentido de su voto y al final se decantaron por el no, alegando la falta de controles y transparencia ante el reparto del dinero de Bruselas. Durante toda la mañana, el Gobierno siguió haciendo cálculos y trató de rascar apoyos, pero fue el partido de Santiago Abascal el que salió a su rescate porque ya había conminado a sus representantes a abstenerse y el voto telemático se emite previamente.

Antes incluso de la pandemia, el voto telemático ya protagonizó anécdotas singulares. Una de las más llamativas fue cuando Irene Montero, en julio de 2019, votó en contra de la investidura de Pedro Sánchez en primera vuelta. Unidas Podemos había comunicado poco antes de que el grupo se abstendría, pero la dirigente morada había emitido su voto telemático (se encontraba de baja maternal) el día anterior, descubriendo que la formación había decidido cambiar de opinión en el último momento.

Congreso de los Diputados Pandemia