PSOE y PP vuelan todos los puentes sobre el CGPJ: Casado pide la dimisión de Bolaños
  1. España
SISTEMA DE ELECCIÓN DE LOS JUECES

PSOE y PP vuelan todos los puentes sobre el CGPJ: Casado pide la dimisión de Bolaños

Los dos partidos que deben consensuar la renovación del órgano estallan por el sistema de elección de los jueces. Casado habla de "totalitarismo" y Sánchez lo sitúa fuera de la Constitución

placeholder Foto: El ministro de Presidencia, Félix Bolaños, a su llegada a una rueda de prensa en el Palacio de la Moncloa. (EFE)
El ministro de Presidencia, Félix Bolaños, a su llegada a una rueda de prensa en el Palacio de la Moncloa. (EFE)

El enfrentamiento entre el Gobierno y PP por el bloqueo en la renovación del CGPJ amenaza con una crisis institucional y visualiza una política de tierra quemada entre los dos principales partidos. Cumplidos más de mil días de mandato caducado del órgano de poder de los jueces, las posiciones no pueden estar más distantes y el último episodio que da muestra de ello es el estallido entre ambos partidos por el sistema de elección de los jueces. El jefe de la oposición, Pablo Casado, ha pedido la dimisión del ministro de la Presidencia y encargado de liderar las negociaciones por parte del PSOE, Félix Bolaños, tras cuestionar durante una entrevista en la 'Cadena Ser' esta mañana que "los jueces no pueden elegir a los jueces". Lo hacía como respuesta a la exigencia del PP de cambiar la ley para que sean los togados quienes elijan a sus colegas.

"Bolaños debería ser cesado por su ataque a la democracia y al estado de Derecho: 'no se puede hacer compartimentos estanco [sic] con los poderes del Estado' y a la independencia judicial, la Constitución y la UE: 'los jueces no pueden elegir a los jueces'", citaba el líder de los populares a través de un tuit. Unas declaraciones que tildó de "un totalitarismo inadmisible". El portavoz de Ciudadanos en el Congreso, Edmundo Bal, también ha protestado a través de la misma red social que la declaración de que "los jueces no pueden elegir a los jueces" es "una barbaridad". Esa fórmula, indica, "no solo la pide Cs, la recoge la Constitución, la exige Europa y la piden asociaciones independientes de jueces". Su conclusión, según remata, es que los socialistas "quieren seguir repartiéndose los jueces con el PP y los nacionalistas".

El ministro de la Presidencia, que ya lideró la última negociación fallida con el PP el pasado mes de febrero para renovar los órganos constitucional, defendió en la mencionada entrevista, según las declaraciones recogidas por 'Europa Press', que la propuesta de reforma del PP no tendría cabida en un Estado de derecho y una "democracia plena" como la española porque "ni los jueces pueden elegir a los jueces, ni los políticos pueden elegir a los políticos". "A todos nos eligen los ciudadanos porque son poderes del Estado. Todos derivan del voto libre de los 47 millones de ciudadanos", argumentó para concluir que "no hay otra vía" que renovar el CGPJ mediante un acuerdo entre el PSOE y el principal partido de la oposición.

Desde Ferraz han respondido de forma casi inmediata a Casado, incluso pidiendo una rectificación. "Casado utiliza las redes sociales para manipular las palabras del ministro, algo que es indignante del líder del primer partido de la oposición y que debería rectificar", indican fuentes del partido.

La realidad que sufre el órgano de control de los jueces, según prosiguen estas mismas fuentes socialistas, es que "lleva más de 1.000 días en funciones con más de 1.000 excusas del Partido Popular para no renovarlo" y dicha renovación "no se hace a golpe de tweet, la renovación se hace con base legal, tal y como mandata la Constitución y la ley". Algo de lo que rematan acusando a los populares de estar incumpliendo. Y ratifican las declaraciones de Bolaños afirmando que "el Parlamento, los representantes legítimos de los ciudadanos, son los que han de elegir los tres poderes, porque el Consejo General del Poder Judicial es un órgano de gobierno de los jueces, pero no decide cosas que solo afecten a los jueces, deciden cosas que afectan a la totalidad de la ciudadanía".

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ya elevó el tono contra el PP este miércoles durante su discurso para inaugurar el curso político, acusando al principal partido de la oposición de "situarse fuera de la Constitución". La reforma del CGPJ y del resto de órganos constitucionales caducados (parte del Tribunal Constitucional, Defensor del Pueblo y Tribunal de Cuentas) ocupó una parte destacada en el discurso de Sánchez, quien exigió a la oposición "lealtad constitucional", pero sin valorar las exigencias que ponen los populares para acceder a negociar la renovación, como un compromiso para asegurar la independencia judicial.

"Ninguna formación política tiene derecho a situarse fuera de la Constitución", afeó para advertir que en el actual contexto es cuando "los ciudadanos más necesitan unas instituciones fuertes y sólidas". El nuevo llamamiento a la oposición "para volver al consenso institucional" se revistió en un tono de ataque que visibilizó la ruptura de puentes entre el Gobierno y el PP. De hecho, para Sánchez, la no renovación del CGPJ es "faltar a la lealtad", y un incumplimiento de las "obligaciones constitucionales" que, dijo no tener precedentes en la historia del país al cumplirse ya 1.000 días desde que caducó su mandato.

La voladura de puentes entre los dos partidos que deben consensuar la renovación, al necesitarse para ello dos tercios de los votos del Congreso, se produce a cuatro días de que el presidente del Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes, ofrezca ante el Rey su discurso de apertura del año judicial. Será el octavo y, como adelantó este diario, Lesmes prevé elevar el tono de la crítica ante un bloqueo en la renovación que va camino de los tres años de atraso. Destacará "la gravísima irresponsabilidad de los políticos" que ha abocado al órgano de gobierno de los jueces a una "anormalidad inaceptable".

Cuanto más avanza la legislatura, más se aleja la posibilidad de acuerdo entre PSOE y PP para la renovación. Las reacciones de los dos principales partidos a la sentencia del TC el pasado mes de julio declarando inconstitucional el estado de alarma destapó también un choque institucional entre el poder ejecutivo y el judicial. Los socialistas deslizaron que los populares mantendrán su bloqueo porque les beneficia la actual composición. El socio minoritario del Gobierno de coalición, Unidas Podemos, fue más lejos y apuntó directamente a los jueces por "hacer oposición" al Ejecutivo.

PSOE CGPJ Pablo Casado Carlos Lesmes Jueces Pedro Sánchez Félix Bolaños
El redactor recomienda