La 'ciudad afgana' de Torrejón entierra las últimas diferencias entre Sánchez y Díaz
  1. España
DISPUTA POR LA LUZ Y LOS RETORNOS DE MENORES

La 'ciudad afgana' de Torrejón entierra las últimas diferencias entre Sánchez y Díaz

El presidente y la vicepresidenta habían expuesto en privado sus discrepancias sobre la tarifa eléctrica y los retornos de menores marroquíes, pero con Afganistán han coincidido, en concreto en los planes de acogida y regularización

Foto: La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz. (EFE)
La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz. (EFE)

La primera convocatoria para la prensa de la reunión del grupo ministerial que ha creado Pedro Sánchez para dirigir los trabajos de repatriación y acogida de los ciudadanos afganos enumeraba los ministerios participantes: Presidencia; Asuntos Exteriores; Defensa; Interior; Sanidad; e Inclusión, Seguridad Social y Migraciones. Se hizo una segunda convocatoria y llamó la atención la irrupción de la Vicepresidencia Segunda y Ministerio de Trabajo. A la reunión, por videoconferencia, se unió Yolanda Díaz.

Fuentes gubernamentales han informado a El Confidencial que, durante la sesión, la diputada de Unidas Podemos pidió al presidente del Gobierno que se erigiera en el líder europeo del proceso de asistencia y regularización de los afganos y afganas. Concretó tres solicitudes: la flexibilización de los visados, en especial para las mujeres, las niñas y las personas vulnerables; el trazado de un corredor humanitario europeo, en lo que insistió y sobre lo que exigió a Sánchez una posición incuestionable de liderazgo; y la defensa a ultranza de los derechos humanos. El mandatario socialista respondió que sí a las tres reclamaciones e insistió en que no haya dudas sobre su papel en el seno de la Unión Europea. Este sábado recibirá a la presidenta de la Comisión, Ursula Von der Leyen, y al presidente del Consejo, el belga Charles Michel, tal y como adelantó la SER.

Los refugiados afganos ya descansan en el campamento provisional de Torrejón

Estarán los tres en la 'ciudad' que el personal del Ministerio de Defensa ha levantado en la base aérea de Torrejón bajo coordinación del Departamento que dirige José Luis Escrivá. Una infraestructura con capacidad para unas 800 personas, en la que, además de zona de alojamiento y baños, contará con amplias superficies de comedor y ocio, incluido un parque infantil. La idea es que las personas que vayan llegando pasen aquí unos tres días antes de iniciar el procedimiento de traslado a diferentes centros de acogida o de comenzar el trámite para viajar a terceros países de la UE. Llegarán a Torrejón aviones procedentes de otras capitales europeas, como el que, con origen en París, ha arribado este mismo viernes. A bordo, unas cuarenta personas que permanecerán en la 'ciudad' improvisada en tiempo récord hasta poder ser transportados a Alemania, Países Bajos, Polonia o Luxemburgo.

La tarea a la que se enfrenta el Gobierno es titánica. Por ahora están gestionando un volumen de refugiados asumible, pero el riesgo es que aumente durante los próximos días y desborde o colapse la capacidad de atención y asistencia, así como la de tramitación. Pero el presidente está empeñado en que España sea el espejo en el que se mire el mundo cuando haya una crisis similar. Superado el shock de Siria, cuando las fronteras europeas se vieron tensionadas por la llegada masiva de ciudadanos de dicho país, y superada la conmoción por hechos lamentables en el campamento de la isla de Lesbos, el Ejecutivo de coalición se ha propuesto dar ejemplo de gestión y solidaridad, sobre todo en la esfera europea. Que Von der Leyen y Michel estén en Madrid el sábado es para Sánchez un espaldarazo.

Y esto lo sabe Díaz, quien en este "asunto de Estado", como lo denominan en el Gobierno a pesar de que apenas lo están hablando con el principal partido de la oposición (la actitud que tuvo Pablo Casado con la crisis de los migrantes en Ceuta el pasado mes de mayo está en la raíz de la incomunicación, según la versión del Ejecutivo), ha adoptado una posición constructiva, de apoyo y acompañamiento. No se ha visto en las redes sociales de los principales dirigentes de la formación "morada" un comentario de rechazo o una diatriba. Es Díaz la que está marcando la posición. La profusión tuitera de otras ministras o de otros cargos del partido se ha convertido en parquedad comunicativa.

Foto: La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera. (EFE)

Sabedora de la apuesta de Sánchez por la red europea en cuanto a la acogida y regularización, la ministra de Trabajo expuso durante la reunión por videoconferencia un lenguaje muy centrado en el papel de la UE. Pidió un Plan continental para que haya garantías y agilidad en el proceso, y a su vez, abogó por el corredor humanitario y por un compromiso claro en la defensa de los derechos humanos. Fue categórica en este sentido, y así se lo expresó a Sánchez. El presidente se comprometió a esa defensa con similar rotundidad.

La sintonía que han mostrado ambos sobre Afganistán contrasta con las discrepancias que, siempre en privado, han intercambiado a lo largo de las últimas semanas. La escalada incontenible del precio de la luz, llegando a superar los 117 euros por megavatio hora, y la gestión de los retornos de los menores migrantes procedentes de Marruecos han provocado una serie de choques entre ambos. No han sido tan ostensibles como los que había antes, con Pablo Iglesias en el Gobierno, pues el estilo de la diputada gallega es justo el contrario. El ruido de antaño se ha convertido en discreción, pero Díaz sabe que no puede dejar siempre en el mutismo las diferencias. El Ejecutivo lo forman dos partidos distintos con sendos idearios. La vicepresidenta telefoneó al presidente la semana pasada para transmitirle el cese de los retornos de los menores.

placeholder Llegada de un avión con refugiados afganos a Torrejón.
Llegada de un avión con refugiados afganos a Torrejón.

Durante los próximos días y semanas, no habrá disonancia entre los socios de la coalición en lo que respecta a la llegada de ciudadanos afganos. Díaz, y Unidas Podemos en general, estará vigilante con la repatriación de mujeres y niñas, especialmente, pues representan el sector de población más afectado por el regreso al poder de los talibanes y de la sharia. Pero no se prevén manifestaciones de reproche, salvo giro de los acontecimientos. La 'ciudad' de Torrejón ha enterrado las diferencias momentáneamente.

También se espera coincidencia en los posicionamientos parlamentarios. Ni PSOE ni Unidas Podemos tienen previsto quebrar el frente común. La preocupación acerca de la convocatoria de un pleno extraordinario al que tenga que acudir a Sánchez es leve. Inquieta la actitud de ERC, a favor de explicaciones urgentes, y la del PNV, pero, por lo que señalan fuentes del Congreso, la petición de comparecencia se dirigirá en todo caso al ministro de Asuntos Exteriores, en ningún caso al presidente.

Pedro Sánchez Yolanda Díaz Unión Europea Afganistán Refugiados
El redactor recomienda