Detectan favores de un alto mando de la UCO a José Luis Moreno: "Me lo arreglan todo"
  1. España
Operación Titella

Detectan favores de un alto mando de la UCO a José Luis Moreno: "Me lo arreglan todo"

El ventrílocuo encargó regalos por más de 1.000 euros para un teniente coronel de la Guardia Civil y su familia a cambio de facilitar sus negocios ahora bajo sospecha

Foto: El empresario y humorista José Luis Moreno. (EFE)
El empresario y humorista José Luis Moreno. (EFE)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

La red de contactos del productor José Luis Moreno alcanza a la Guardia Civil. La investigación del caso Titella ha aflorado los vínculos entre el cabecilla de la trama y un alto mando de la UCO, la unidad de élite del cuerpo. Se trata del teniente coronel Javier Rogero. El Instituto Armado ha detectado conversaciones entre el ventrílocuo y este destacado mando. Los informes reflejan un trato de favor por parte de Rogero y su intervención para facilitar los negocios del productor.

A cambio, Moreno dio instrucciones a sus empleados para que le agasajaran con regalos tanto para él como para su familia, incluyendo su esposa e hijos. Para el teniente coronel, encargó un Apple Watch en El Corte Inglés valorado en más de 400 euros. Para el hijo, “lo más sofisticado de tecnología, porque ese chico estudia Biología (...) puede ser el iPad ese de mil y poco”. Para su mujer y sus hijas, artículos textiles. Moreno conocía a la perfección las tallas de todos, tanto de ropa como de zapatos.

“Me lo arreglan todo”, “Rogero es quien me informa de todo”, presumía Moreno en sus conversaciones, a las que ha accedido El Confidencial. Las pesquisas de Titella aluden a búsquedas de este guardia civil en bases de datos del cuerpo o la intermediación con otros departamentos policiales atendiendo las solicitudes de Moreno. Javier Rogero es jefe del Departamento de Delincuencia Organizada de la Unidad Central Operativa (UCO) y cuenta con una dilatada experiencia en la resolución de algunos de los sucesos que han marcado la crónica negra de los últimos años.

placeholder El mando de la UCO Javier Rogero, durante una rueda de prensa.
El mando de la UCO Javier Rogero, durante una rueda de prensa.

Según Moreno, su relación se remonta al año 2008 debido a que fue el mando que arrestó a la banda de albanokosovares que un año antes había entrado en la casa del ventrílocuo para darle una paliza y robarle. El presunto cabecilla de la operación Titella describe a Rogero como “el jefe de la Inteligencia de la Guardia Civil” y no se corta al ofrecer sus servicios a otras personas de su entorno: “Cualquier día que tú necesites algo gordo de la Benemérita, este hombre es oro”.

En los primeros meses de este año, José Luis Moreno acusado de pertenencia a organización criminal estaba muy preocupado por facilitar la llegada a España de ciudadanos argentinos. Eran algo así como emisarios del empresario que estaba financiando una serie sobre san Francisco de Asís para la que recibió más de 30 millones de euros y que jamás vio la luz. Uno de estos enviados se llamaba Agustín Pichot. A Moreno le disgustaba que le mandasen a un vigilante para fiscalizar sus trabajos de producción, pero su llegada era clave porque de eso dependía el ingreso de más dinero.

Búsquedas para Moreno

“Destaca que, al parecer, el teniente coronel Rogero habría utilizado sus accesos a aplicativos del cuerpo para averiguar datos de Agustín Pichot de su pasado y que Rogero se lo podría quitar, supuestamente, de las bases de datos”, concluye un oficio del caso emitido el 20 de mayo tras analizar una de las muchas conversaciones de Moreno. Los investigadores incluyen este hallazgo para justificar ante la Audiencia Nacional la necesidad de prorrogar las escuchas telefónicas al ventrílocuo.

Moreno quería que le pagasen 200.000 euros al mes y la llegada de Pichot podría desbloquear al menos 180.000. El ventrílocuo quería saber más de este personaje y para ello recurrió a Rogero. Así lo admite en una conversación mantenida el 30 de marzo con una de sus asesoras: “Oye, quiero saber de esta persona y este [Rogero], que es hermano, me ha dicho todo y más, y alguna cosa fea”. Estas consultas ajenas a investigaciones judicializadas han protagonizado otras causas en la Audiencia Nacional como el caso Villarejo. Varios policías fueron imputados por búsquedas similares acusados de revelación de secretos oficiales.

Foto: Risto Mejide, en 'Todo es verdad'. (Mediaset)

En el sumario de Titella, hay al menos otro documento sobre escuchas policiales en el que el teniente coronel sale mencionado en 123 ocasiones a lo largo de 400 folios. El 15 de enero, Moreno le llamó en busca de ayuda por el trámite necesario para traer a España a otro ciudadano argentino. “Rogero le explica lo que cree que tiene que hacer constar en la carta de invitación, como si fuera una declaración de intenciones para que el Gobierno español se cerciore [de] que esta persona viene a realizar una actividad laboral y luego se va”.

Por las restricciones del covid, la entrada en España estaba limitada. Para que el ciudadano argentino pudiese entrar, tenía que pasar como personal altamente cualificado. El teniente coronel le indicó cómo hacerlo para no tener problemas y que le autorizasen la entrada. Aunque estaba hablando con un alto mando de la Guardia Civil, Moreno no tenía pudor en decirle que falsificaría el documento: “Inventarán algo para que conste en el currículum”.

"Yo tengo a Rogero"

Según destaca el informe, Rogero se comprometió a estudiar el asunto con "un amiguete". Ese mismo día, Moreno habló por teléfono con otra persona que le advirtió de las dificultades que entrañaba el trámite. El productor de televisión preguntó cuánto tardaría y, a continuación, dijo que para eso tiene amigos y que tiene a Rogero “para que se lo acelere”. El documento recoge otra frase del ventrílocuo a su interlocutor en la misma línea: "Si hay alguien que lo puede tener próximo, eres tú, porque conoces a los de la Aduana, y yo, porque tengo a Rogero".

El mando de la UCO finalmente cumplió con lo que se había comprometido y horas después remitió a Moreno un correo con los pasos a seguir para facilitar el acceso del argentino. Dos días después, Moreno abordó la cuestión con su sobrina y empleada Natalia, quien le advirtió de que los argentinos no podían entrar como turistas y que necesitaban una carta de invitación por lo que les “tendrá que ayudar Rogero y agilizarlo a la mayor brevedad posible”.

Foto:  Imagen: EC.

Minutos después, Moreno volvió a llamar al teniente coronel en busca de ayuda. El informe policial recoge la respuesta de Rogero: "Mañana puedo intentar ver si con nuestra gente de internacional, si tenemos algún contacto por allí que pueda agilizar el tema, ¿sabes?, porque es que otra cosa (...) a ver si conocemos allí a alguien o hay alguien con el que podamos hablar, algún agregado de Interior, alguna cosa...". La insistencia de Moreno quedó patente al recordarle al mando de la Guardia Civil la urgencia de la operación: “Mejor hoy que mañana”.

Moreno manifestaba en sus conversaciones el temor de que la imposibilidad de entrar del enviado de su mecenas dinamitase la serie. El 17 de enero, llamó de nuevo a Rogero y en este caso le pidió la mediación de alguien influyente en el aeropuerto de Barajas: "Si tenemos un compañero de cierto nivel de Barajas, nos lo resuelve". Según el informe policial, Rogero le respondió que iba a intentar hablar con un comandante "nuestro" para que lo mirase con la Policía de allí. Moreno insistió en que, por favor, le ayudase y el teniente coronel le contestó que llamaría “ahora mismo”.

"Gracias a mi teniente coronel"

Las gestiones del responsable contra la Delincuencia Organizada de la UCO para Moreno iban desde la mera asesoría de cuestiones que se pueden encontrar en la página web del Ministerio del Interior a llamadas a miembros de otros cuerpos para satisfacer las demandas del productor. Rogero llegó incluso a desplazarse personalmente para entregar la documentación necesaria.

“Parece ser —recoge el informe— que a través de Rogero han contactado con un inspector jefe de la Policía Nacional que se va a encargar de facilitar la entrada en España” de uno de los enviados del mecenas argentino, Alejandro Roemmers. Esta sospecha sobre un trato de favor a Moreno quedó patente tras otra llamada de Rogero al ventrílocuo. En ella, le informaba de que le había mandado por WhatsApp “una dirección de correo electrónico del inspector jefe Dionisio Jiménez, que es de la Unidad de Policía de Fronteras Aéreas”. Después de muchas llamadas, las gestiones se habían saldado con éxito.

Foto: EC.

Moreno insistió a sus colaboradores en que le hicieran saber al empresario argentino el trabajo que habían costado las gestiones: “Que le diga todo lo que hemos tenido que hacer, y que muchas gracias porque todo esto lo están haciendo como un favor”. "Creo que ya lo tenemos, gracias a mi teniente coronel [Javier Rogero]", dice en otra conversación. Contactos similares se repetirían después con la visita a España del propio Alejandro Roemmers, en este caso en un vuelo privado y acompañado de otras cuatro personas.

La red de contactos del productor José Luis Moreno alcanza a la Guardia Civil. La investigación del caso Titella ha aflorado los vínculos entre el cabecilla de la trama y un alto mando de la UCO, la unidad de élite del cuerpo. Se trata del teniente coronel Javier Rogero. El Instituto Armado ha detectado conversaciones entre el ventrílocuo y este destacado mando. Los informes reflejan un trato de favor por parte de Rogero y su intervención para facilitar los negocios del productor.

José Luis Moreno UCO Guardia Civil Audiencia Nacional Delincuencia Tecnología IPad Apple Watch Ropa HIjos Ministerio del Interior Aeropuerto de Barajas Crimen organizado
El redactor recomienda