Las ONG ven ilegal la repatriación masiva de menores y denuncian deportaciones forzosas
  1. España
Devolución de menores en Ceuta

Las ONG ven ilegal la repatriación masiva de menores y denuncian deportaciones forzosas

La sombra de la judicialización sobrevuela el caso y las asociaciones también alertan de que esta decisión puede provocar que otros menores escapen de los centros para evitar la vuelta

Foto: Uno de los menores que entraron en mayo en Ceuta durante la avalancha migratoria. (Reuters)
Uno de los menores que entraron en mayo en Ceuta durante la avalancha migratoria. (Reuters)

A las ONG no les ha gustado en absoluto el acuerdo al que han llegado España y Marruecos para la repatriación de cerca de 800 menores que entraron en territorio nacional de manera irregular durante la avalancha migratoria de Ceuta de mayo. La mayoría tachan de "ilegal" el procedimiento por el que se están llevando a cabo las devoluciones y sobrevuela el caso la opción de que la decisión del Gobierno acabe en los tribunales

Save The Children, a través de un comunicado de prensa, insiste en que "cualquier repatriación colectiva de niños, niñas y adolescentes es ilegal". La asociación pone sobre la mesa que para que se pueda llevar a cabo la deportación de estos menores debe acometerse el siguiente esquema: "Una evaluación individualizada de cada menor, habilitar trámite de audiencias y alegaciones para el joven y recabar información sobre la familia de origen en Marruecos".

Foto: Dos migrantes se escapan de la nave del polígono industrial cercano a la playa de El Tarajal en mayo. (EFE)

Catalina Perazzo, directora de Incidencia Social y Políticas de Infancia de Save the Children, incide en estos requisitos en el comunicado: “Resulta esencial que, tras la llegada al territorio, las autoridades realicen una evaluación del interés superior de cada niño y niña para determinar cuál es la solución duradera que mejor responde sus necesidades y su bienestar”. De igual forma, la ONG recalca que los menores que tengan entre 16 y 18 años podrán ser parte activa en este procedimiento de devolución, mientras que los menores de 16 deberán hacerlo mediante un representante legal. En ningún caso, exponen a continuación, podría llevarse a cabo una expulsión colectiva y, sobre todo, si se desarrolla "contra la voluntad del propio niño, niña o adolescente".

Perazzo, en sus declaraciones, abre otra posible consecuencia de la decisión: el efecto llamada para que los menores se fuguen de los recursos asistenciales en los que se encuentran. “Este tipo de noticias generan además mucho nerviosismo y ansiedad a los niños y niñas migrantes, pudiendo provocar que huyan de los centros en los que se encuentran, lo que aumenta su vulnerabilidad”, manifiesta Perazzo.

España comienza la devolución de los menas que llegaron a Ceuta en mayo

Malestar

Por su parte, desde la Asociación Elín, radicada en Ceuta, confirman a El Confidencial que las devoluciones de menores se han iniciado esta mañana y afirman que responden a “un acuerdo sellado entre los Gobiernos de España y Marruecos”. Agregan, como hace Save The Children, que el protocolo que está siguiendo el Ministerio de Interior supone un incumplimiento del procedimiento administrativo que se debe seguir en el caso de los menores migrantes y que, entre otras cosas, exige un “tratamiento personalizado de cada caso” y una comunicación permanente con los progenitores.

Hemos visto cómo un autobús con un grupo en su interior iba a la frontera con Marruecos para proceder a una devolución contra su voluntad

La asociación no ha ocultado su malestar por las formas en la que se está efectuando una repatriación que califica de “ilegal” porque se está haciendo en contra de la voluntad de los menores. Junto con Elín y Save The Children, otras organizaciones como No Name Kitchen, Maakum y Andalucía Acoge se han sumado a la denuncia por esta “devolución colectiva ilegal de menores que se está produciendo en la frontera del Tarajal”.

“Hemos sido testigos de cómo un autobús con un grupo en su interior ha salido del centro de menores Santa Amelia y se ha dirigido a la frontera con Marruecos para proceder a una devolución en contra de su voluntad y vulnerando el interés superior del menor y las leyes nacionales e internacionales que les protegen”, agregan desde esta asociación.

Desde Amnistía Internacional han pedido al Ministerio del Interior que "paralice estas devoluciones hasta que cada expediente haya sido revisado por la Fiscalía de Menores y asegure que se ha actuado de conformidad al interés superior de los niños y niñas". La ONG recuerda que es "obligación de la Ciudad Autónoma de Ceuta proteger los derechos de los menores que se encuentran en su territorio".

Foto:  Varios inmigrantes menores en el polígono industrial cercano a la frontera de El Tarajal. (EFE)

“Las autoridades españolas deben garantizar de manera efectiva y no meramente retórica los derechos de los cientos de menores no acompañados en Ceuta primando su interés superior. No tenemos constancia de que haya sido así en esta ocasión”, asegura Esteban Beltrán, director de Amnistía Internacional en España.

"Debe valorarse cada caso de forma individualizada, garantizar que el retorno es seguro, si es posible la reagrupación familiar, si la familia puede proporcionar el cuidado apropiado, o en ausencia de familia, si el o la menor puede acogerse en condiciones adecuadas a los servicios sociales del país al que es enviada. En todos los casos, debe respetarse el derecho de los y las menores a ser informados en un idioma que conozcan y de manera comprensible, a contar con asistencia letrada, y a ser escuchados en los procedimientos que les afectan", añade Beltrán.

ONG Ceuta Inmigración
El redactor recomienda