La denuncia que anticipó el caso Moreno se cocinó en un restaurante de Madrid
  1. España
En un juzgado de Madrid

La denuncia que anticipó el caso Moreno se cocinó en un restaurante de Madrid

Una de las ahora investigadas acudió a un juzgado a denunciar el 'modus operandi' de la trama y destacó las visitas a sus jefes de “gente famosa como Moreno y Santiago Segura”

Foto: José Luis Moreno.
José Luis Moreno.

Una de las detenidas en el caso Titella acudió en 2019 a un juzgado para denunciar haber sido víctima de una estafa. El escrito figura en el sumario del caso al que ha tenido acceso El Confidencial y ya describía el 'modus operandi' de los investigados ante diversas entidades bancarias. Ella dice que la usaron de “parapeto” y que se fio de la aparente solvencia que le transmitían los empresarios de la trama, a los que visitaban responsables de sucursales bancarias o "gente famosa" como el productor José Luis Moreno y el cineasta Santiago Segura.

Se trata de Flavia R. D., una joven que cumplió 34 años apenas tres días antes de que agentes de la Policía Nacional irrumpieran en su casa de Barcelona el pasado 29 de junio. Fue detenida como “miembro de la organización” liderada presuntamente por Moreno. En concreto, se le atribuía haber trabajado para Antonio Aguilera, uno de los principales implicados en la red. A Flavia R. D. se le atribuye haber desempeñado funciones como testaferro para una de las sociedades en el foco de las pesquisas: Kantamelade Restauración SL.

placeholder

Su labor, según la Policía, consistió en “apertura de cuentas, descuento de pagarés, emisión de transferencias...”. Está acusada de haberse beneficiado económicamente de estas actividades y se enfrenta a los delitos de pertenencia a organización criminal, falsedad documental, estafa y blanqueo de capitales. Su versión, recogida en aquella denuncia presentada dos años antes en un juzgado de Madrid, es bien distinta. Ella se sitúa en el papel de víctima dentro de una historia que comienza con una relación sentimental.

Flavia R. D. trabajaba en 2016 como administradora en un restaurante de Barcelona. Allí conoció a un chico y empezaron a salir. La relación se afianzó y de manera indirecta empezaron sus problemas. Fue cuando el padre y la hermana de su pareja le ofrecieron hacer el mismo trabajo que estaba haciendo, pero en un restaurante de Madrid. Su relato presenta tres fases: cortejo, desconfianza y ruptura.

La "suculenta" oferta

La familia de su novio le habló de un socio en Madrid y de que tenía entre manos un restaurante. El local estaba ubicado en la calle Príncipe de Vergara de la capital. Le dijeron que “obtendría unos beneficios muy suculentos a final de año”. El socio en cuestión era Antonio Luis Aguilera, “un gran empresario” del mundo de la restauración que también se dedicaba al mundo del espectáculo.

Los autos del juez de la Audiencia Nacional que investiga la trama dan una versión menos generosa de este empresario. El magistrado le ubica en la cúspide de la organización “jerarquizada” que encabezaba José Luis Moreno. Pero entonces Flavia R. D. no sabía nada de esto. Más bien al contrario, las relaciones del que iba a ser su jefe le parecieron una garantía y no el primer paso de una futura detención.

En varias ocasiones le vio recibir a José Luis Moreno o Santiago Segura, entre otros

Antes de firmar nada, le ofrecieron desplazarse a Madrid para que viera con sus propios ojos el potencial de la oferta que le estaban realizando. La sociedad Kantamelade contaba además con unas oficinas en la exclusiva calle Serrano y otras en la calle Choperas. El restaurante funcionaba con normalidad y se comprometieron a pagarle una casa en la ciudad. “No dudó ni un segundo en aceptar la generosa oferta que le ofrecía Antonio Luis Aguilera de mano de quienes en esos momentos eran el padre y hermana de su novio”, dice la denuncia presentada por su abogado.

Sobre su nuevo jefe, la joven decía que daba la “sensación de ser un hombre de negocios muy ocupado por los mismos”. “En las oficinas existía bastante movimiento de reuniones y se encontraba presente Antonio Luis Aguilera, a quien en varias ocasiones vio recibir a gente famosa como son José Luis Moreno (ventrílocuo) o el actor de cine y presentador de televisión Santiago Segura, entre otros”, añade el escrito.

Foto: José Luis Moreno, tras su arresto en Madrid. (EFE)

El Confidencial ha informado de que Moreno usó a Santiago Segura como pantalla al menos en una ocasión para llevarse un contrato de RTVE de 7,5 millones. En concreto, se valió de su productora Amiguetes Entertainment SL para ocultar sus deudas con Hacienda y adjudicarse la serie en 'prime time'. Los trabajos no se llegaron a realizar, aunque Moreno los incluía en un dosier que elaboró sobre sus éxitos de producción para la captación de inversores.

Segura, creador de la popular saga 'Torrente', niega relación con la trama y no se encuentra investigado en el caso Titella. Este periódico se ha puesto en contacto con los representantes del cineasta para que ofreciera su versión respecto a su presunto vínculo con Aguilera, pero no ha recibido respuesta.

Los créditos a los bancos

Una vez culminada la fase de cortejo, Flavia R. D. rubricó su nuevo contrato, se desplazó a Madrid y sin saberlo —siempre según su versión— comenzó a trabajar para la organización. Pero sus recelos empezaron pronto. “Nada más firmar” le comunicaron que para dar cobertura económica al restaurante iban a pedir varias pólizas a CaixaBank, Bankia e Ibercaja. Le dijeron que no se preocupara, que ya se encargarían ellos de esa gestión y que se devolvería pronto porque el negocio funcionaba bien.

Sin embargo, la denuncia desvelaba ya en 2019 que la mayoría de los préstamos fueron destinados a pagar a terceras personas ajenas al negocio o a fines personales. CaixaBank concedió 150.000 euros y se desviaron a terceros 76.310 euros. Ibercaja prestó 50.000 y 45.000 se destinaron a fines que nada tenían que ver con el restaurante. Por su parte, Bankia concedió 225.000 euros de los que 223.651,02 fueron a parar a entidades sin relación alguna con el negocio. El dinero desviado ascendía a 344.961 euros. La denuncia de Flavia R. D. afirma que tanto el director de la oficina de CaixaBank como el de Bankia acudían a las oficinas a visitar a Aguilera.

Foto: José Luis Moreno.

Precisamente, tal y como adelanto El Confidencial, lo que la Audiencia Nacional investiga ahora es una trama liderada por Moreno que acudía a los bancos a pedir créditos a sabiendas de que no los iban a devolver. El dinero se perdía en una maraña societaria. Su 'modus operandi' consistía en ofrecer una imagen de solvencia, principalmente en la figura de Moreno como productor de éxito, responsable de contenidos como ‘Escenas de matrimonio’ o ‘Aquí no hay quien viva’.

Flavia R. D. afirma que siempre que pedía explicaciones le decían que se mantuviera tranquila, que Aguilera era un empresario de éxito. Según fuentes del entorno de la joven, le pagaron 7.500 euros en los primeros días, pero después nada más a lo largo de nueve meses. Las dudas de la joven se hicieron irreversibles cuando descubrió que su jefe ya había sido acusado en 2008 por una estafa millonaria a varias entidades bancarias con la misma operativa. Finalmente, dejó su cargo en abril de 2019, pero ahí no acabaron sus problemas porque los bancos recurrían a ella para exigirle la devolución del dinero prestado.

Foto: José Luis Moreno (i), el pasado 1 de julio, tras quedar en libertad.

Su denuncia se registró en noviembre de 2019 en los juzgados de Madrid por un delito continuado de estafa. Iba dirigida contra Aguilera, el padre y la hermana de su ya exnovio. Recayó en el Juzgado de Instrucción número 4 de Madrid que, apenas unos días después, dictó un auto en el que incoó diligencias previas y dio traslado a Fiscalía al entender que los hechos “revisten caracteres de un presunto delito de estafa”. Ordenaba a la Policía que empezase a investigar y citaba a declarar como afectada a la joven al tiempo que ofrecía acciones a las entidades bancarias presuntamente afectadas.

Esta denuncia se presentó en paralelo a la denuncia que dio origen al caso Titella, ahora en la Audiencia Nacional. Flavia R. D. desconocía que, un año antes, Abanca también había presentado una denuncia contra la trama por un fraude de 1.396.000 euros. Recayó en el Juzgado de Instrucción número 14 de Madrid. Las pesquisas policiales descubrieron que la red liderada por Moreno había repetido su 'modus operandi' en múltiples ocasiones y la investigación terminó en la Audiencia Nacional.

Desde el entorno de la joven denunciante —y al mismo tiempo investigada por estos hechos—, aseguran que nunca tuvieron conocimiento de que hubiese otra investigación en marcha. Añaden que el Juzgado de Instrucción número 4 ha seguido instruyendo durante estos dos años en aras de averiguar qué destino se dieron a los casi 350.000 euros desviados por la red que no fueron invertidos en el restaurante.

Una de las detenidas en el caso Titella acudió en 2019 a un juzgado para denunciar haber sido víctima de una estafa. El escrito figura en el sumario del caso al que ha tenido acceso El Confidencial y ya describía el 'modus operandi' de los investigados ante diversas entidades bancarias. Ella dice que la usaron de “parapeto” y que se fio de la aparente solvencia que le transmitían los empresarios de la trama, a los que visitaban responsables de sucursales bancarias o "gente famosa" como el productor José Luis Moreno y el cineasta Santiago Segura.

José Luis Moreno Audiencia Nacional Santiago Segura Famosa Pagarés Blanqueo Ibercaja RTVE Hacienda
El redactor recomienda