Alfonso Ruiz-Mateos, condenado a un año de cárcel y multa por un delito contra Hacienda
  1. España
TENDRÁN QUE PAGAR MÁS DE 609.122 EUROS

Alfonso Ruiz-Mateos, condenado a un año de cárcel y multa por un delito contra Hacienda

La sentencia incide en las operaciones que realizaron los cuatro condenados con una finca y cómo el dinero defraudado a la Agencia Tributaria acabó en el paraíso fiscal de Belice

Foto: Alfonso Ruiz-Mateos, a su llegada a la Audiencia Provincial de Baleares en 2017. (EFE)
Alfonso Ruiz-Mateos, a su llegada a la Audiencia Provincial de Baleares en 2017. (EFE)

La Audiencia Provincial de Madrid ha condenado a Alfonso María Ruiz-Mateos y otras tres personas a un año de cárcel y a pagar una multa de 400.000 euros "con la responsabilidad personal subsidiaria de trabajos en beneficio de la comunidad por periodo de cinco días para el caso de impago". La sentencia, fechada el 30 de junio y a la que ha tenido acceso El Confidencial, sostiene que incurrieron en un delito contra Hacienda a través de la empresa Innovaciones Burgen Landa en 2003. Por estos hechos, también tendrán que indemnizar de forma solidaria a la Agencia Tributaria con más de 609.122 euros por las cuotas defraudadas y los intereses de demora.

La resolución, de 68 páginas y recurrible ante el Tribunal Supremo, pone el foco en el papel que jugaron Alfonso Ruiz-Mateos, el exabogado Joaquín Yvancos Muñiz y los empresarios Juan Carlos Visedo Buitrago y Manuel Cambas Roldán en la Sociedad Innovaciones Burgen Land, constituida en octubre de 1998 para la promoción inmobiliaria en el marco del grupo Nueva Rumasa y con el 100% de su capital en manos de Bristol Holdings LTD, domiciliada en el paraíso fiscal de Belice. Con esta empresa como telón de fondo, la sentencia incide en las operaciones que realizaron los cuatro condenados con una finca situada en Cobeña, en la Comunidad de Madrid.

Foto: Hotel Beverly Playa, en Mallorca.

Tras analizar estos movimientos, los magistrados concluyen que su objetivo pasaba por "despatrimonializar a sociedades solventes para pasar el patrimonio a sociedades insolventes del mismo grupo, que en definitiva eludían el pago del impuesto, poniendo a su cargo a personas ilocalizables". "Viendo la trama criminal en conjunto, se aprecia el resultado querido al que todos los acusados han contribuido con actos concretos de participación en hechos nucleares que han devenido en el envío de casi cuatro millones de euros a una sociedad del grupo, fuera del alcance de AEAT al hallarse domiciliada en un paraíso fiscal", argumenta la sentencia.

Una de las operaciones investigadas se produjo en abril de 2002, cuando Silvanna Asociados 21, también del grupo Nueva Rumasa, vendió a Innovaciones Burgen la mencionada finca "sin constancia de pago de precio alguno y valorada en 1.524.695,00 euros, y 243.951,00 euros de IVA". Según explica el fallo, Innovaciones Burgen "se dedujo en 2002 y 2003 la cuota de IVA 'soportado' de esta operación, con un resultado en los ejercicios de 244.657,18 euros a compensar", y todo "ello a sabiendas de que ningún precio había sido abonado a Silvanna Asociados 21 SL, ni tampoco el IVA, con la clara intención de beneficiarse económicamente y perjudicar a Hacienda".

Foto: El matrimonio Ruiz-Mateos, con algunos de sus hijos. (Cordon Press)

Otra operación que destaca el fallo es la venta de esta finca desde Innovaciones Burgen a ULMA en 2002, movimiento en el que, una vez más, "el IVA recibido en la compraventa (610.147,52 €) no fue ingresado por Innovaciones Burgen en la Agencia Tributaria". Sin contar el IVA, el precio pactado por la venta era de 3,8 millones de euros y, al repasar los hechos probados, la resolución pone el foco en una transferencia realizada desde Innovaciones Burgen a favor de Bristol Holdings que roza los cuatro millones: "Innovaciones Burgen Land SL quedó en situación de insolvencia al realizarse la transferencia a Bristol Holdings LTD el 4 de abril de 2003", explica el fallo.

De Ruiz-Mateos al asesor jurídico

En cuanto al papel que jugó cada uno de los condenados, la sentencia sostiene que Ruiz-Mateos "intervino en las negociaciones con ULMA de cara a solventar los problemas de la compraventa y fijación del precio". También subraya que este era copropietario de Bristol Holdings, domiciliada en Belice, "a la que fue transferida la cantidad obtenida por la venta de la parcela en Cobeña, a sabiendas de que no iba a ser entregada a la Hacienda pública la cantidad percibida en concepto de IVA".

Visedo Buitrago, administrador de Innovaciones Burgen Land, era a su vez el encargado de presentar las declaraciones en las que se incluía el mencionado IVA 'soportado', por lo que el tribunal también lo responsabiliza de no ingresar a la Agencia Tributaria esta cantidad percibida en concepto de IVA. Yvancos Muñiz, asesor jurídico de Nueva Rumasa, se encargaba por su parte de recibir los talones con los que se efectuó el pago de ULMA y era "conocedor de la finalidad defraudatoria a la Hacienda pública", conclusión que se extiende a Cambas Roldán, "conocedor de todas las operaciones" del grupo empresarial de los Ruiz-Mateos y primera persona con la que contactó ULMA.

Audiencia Provincial de Madrid Familia Ruiz-Mateos Nueva Rumasa
El redactor recomienda