Es noticia
Menú
La ex de Mainat rechaza una casa de un millón y 5.000 euros de pensión
  1. España
El acuerdo no es "suficiente" para ella

La ex de Mainat rechaza una casa de un millón y 5.000 euros de pensión

El productor de televisión y Angela Dobrowolski llegan a un acuerdo sobre los aspectos económicos de su divorcio, pero ella no se presenta a la firma en el notario

Foto: El empresario y productor Josep Maria Mainat. (EFE)
El empresario y productor Josep Maria Mainat. (EFE)

Este 22 de junio, sobre las 16:30, la abogada de Josep Maria Mainat, Aurora López, y la de Angela Dobrowolski, María Antonia Avedillo, se han citado en el despacho de un notario de Barcelona. Concretamente, uno cuyo despacho está en la avenida Diagonal. Allí se debería haber cerrado un acuerdo económico sobre la separación, pero después de meses de negociaciones, Angela ha decidido no asistir. El acuerdo no es ni “suficiente” ni “digno” para ella.

El Confidencial ha tenido acceso a los detalles de ese pacto negociado hasta el más mínimo detalle y luego rechazado. Para entender lo que se había pactado, hay que remontarse al 18 de abril de 2011. En aquella fecha, la pareja entró de la mano por las puertas de otra notaría, en aquel caso en la de Miguel de Páramo Argüelles, en el barrio de Horta. Los enamorados, Josep Maria y Angela, ya vivían juntos como un matrimonio, tenían intención de casarse y acudían a firmar las capitulaciones antes del enlace. Dichas capitulaciones, a las que también tuvo acceso El Confidencial en primicia, establecían tres aspectos básicos en caso de separación con hijos.

Foto: Josep María Mainat.

La casa: Mainat se comprometía a otorgarle una casa de un millón de euros durante los mismos años que hubiese durado el matrimonio. En este caso, nueve. En el acuerdo que deberían haber sellado, este aspecto se mantiene. Tendrá una vivienda tasada en un millón de euros. El nuevo domicilio, elegido por Angela personalmente, lo que indica que estaba de acuerdo con la negociación, cuenta con muebles, ajuar y electrodomésticos para que no le hiciese falta comprar nada. Allí podría vivir con sus hijos e incluso con una eventual pareja y con los hijos de ambos si los tuvieran. Sin embargo, está expresamente prohibido que residan otras personas que no sean esas o que realquile habitaciones o instale en la casa algún negocio. En ese caso, perdería la casa y se rompería el acuerdo. El periodo en el que podría disponer de la casa se ampliaría hasta los 20 años, en el caso de tener la custodia absoluta o compartida de sus hijos, ya que se convertiría en el hogar de los menores hasta los 25 años. Pero como no hay nada firmado, no hay casa.

placeholder Angela Dobrowolski. (EFE)
Angela Dobrowolski. (EFE)

Pensión compensatoria: en las capitulaciones iniciales, como Josep Maria ganaba mucho más dinero que ella, se estableció que, en caso de ruptura, el empresario le pasaría una pensión de 5.000 euros mensuales. En el actual pacto, el que no se ha firmado, groso modo, le entregaría durante nueve años 5.470 euros. Aumenta el importe porque se ha actualizado el IPC. Sin embargo, este dinero se distribuye de la siguiente manera: a la firma en el notario, Josep Maria le habría abonado 30.000 euros. El cheque que tenía preparado ha tenido que volver a guardarlo en la cartera. Cuando el juzgado hubiese establecido la sentencia sobre la custodia de los menores, independientemente del resultado, Angela se embolsaría otros 30.000 euros. De esta forma, y descontado este importe adelantado, recibiría 4.914 euros mensuales. Pero tampoco lo hubiese hecho. Vería en su cuenta 4.000 redondos. ¿Por qué? Porque Angela pidió hace tiempo a su esposo un préstamo de 150.000 euros de los que todavía le quedaba unos 123.000 por devolver, pero en un alarde de generosidad Mainat se lo había dejado en 99.000. La razón, descontarle solo 914 euros mensuales para cancelar la deuda y dejarle la pensión en 4.000 euros mensuales.

Foto: Recuerdo de la boda de Mainat y Dobrowolski. (Twitter)

Pensión para los hijos: en las primeras capitulaciones, Josep Maria Mainat aceptaba que la guardia y custodia se la quedase Angela y además le entregaría cada mes 3.500 euros por los dos hijos. Dada su gran fortuna, el productor también firmó ante notario encargarse al cien por cien de cubrir los gastos escolares y de estudios de los menores y también los gastos extraordinarios. Léase, clases de inglés, de música, deportes, etc. Aquello fue en 2011. En el documento que Angela se ha negado a suscribir, dejaban que el tema de quién tendría la custodia de los pequeños lo decidiesen los tribunales, ya que ha sido imposible alcanzar un acuerdo. Actualmente, la patria potestad y la custodia las ostenta Mainat.

Lo que sí estaba pactado, pero no han rubricado, es que Mainat pagaría a Angela mensualmente 1.750 euros al mes (850 por hijo) si la Justicia hubiese establecido que la custodia fuese compartida, o que los menores durmieran tres noches no consecutivas en casa de Angela a la semana o dos noches de forma consecutiva. La cantidad aumentaría a 3.500 euros al mes si la custodia fuese total para Angela. Además, habría una cantidad adicional anual de 6.000 euros a cobrar, 2.000 en diciembre y 4.000 en junio para que la madre los pueda llevar de vacaciones. Solo en el caso de que la custodia sea para Josep Maria y/o los menores no pernocten las noches establecidas en el nuevo convenio, Angela se comprometía a abonar 100 euros mensuales a Mainat de pensión de alimentos. El resto de los gastos en educación y extra escolares se mantienen como en el primer acuerdo.

Respecto a las capitulaciones de 2011, hay un cambio. Por entonces, los dos parecían unos adolescentes enamorados, ahora sobre Angela pende una acusación de tentativa de asesinato contra el productor. El acuerdo que no ha firmado hubiera quedado extinguido si Angela es considerada culpable en un futuro juicio.

Foto: Josep Maria Mainat.

“El acuerdo, se mire como se mire, es extraordinariamente bueno para la Sra. Dobrowolski”, asegura Paloma Díaz Lorente, abogada civilista madrileña experta en derecho de familia, que se ha encargado de separar a muchas de las grandes fortunas de este país. “Siempre es mejor una buena negociación que un pleito y, en este caso, los intereses de Angela han salido muy bien parados. No entiendo por qué no lo ha firmado finalmente. También me sorprende mucho la generosidad de Mainat, tanto que da la sensación de que la presunta tentativa de asesinato no fue tal. ¿Quién beneficiaría con tanto dinero a su presunto agresor?”.

Este 22 de junio, sobre las 16:30, la abogada de Josep Maria Mainat, Aurora López, y la de Angela Dobrowolski, María Antonia Avedillo, se han citado en el despacho de un notario de Barcelona. Concretamente, uno cuyo despacho está en la avenida Diagonal. Allí se debería haber cerrado un acuerdo económico sobre la separación, pero después de meses de negociaciones, Angela ha decidido no asistir. El acuerdo no es ni “suficiente” ni “digno” para ella.

Sucesos
El redactor recomienda