Bruselas propone un mandato para negociar con Londres el acuerdo sobre Gibraltar
  1. España
EL ENCAJE FUTURO DEL PEÑÓN

Bruselas propone un mandato para negociar con Londres el acuerdo sobre Gibraltar

El Ejecutivo comunitario lo plantea para trasladar a un acuerdo entre la UE y el Reino Unido el pacto entre Madrid y Londres alcanzado el pasado diciembre de 2020

placeholder Foto: El Peñón de Gibraltar, desde la Línea de La Concepción. (Fernando Ruso)
El Peñón de Gibraltar, desde la Línea de La Concepción. (Fernando Ruso)

El Gobierno español consiguió que el acuerdo de relaciones futuras entre la Unión Europea y el Reino Unido no cubriera el territorio de Gibraltar, para el que habría que alcanzar un acuerdo separado. El 31 de diciembre de 2020, días después del acuerdo general entre Bruselas y el Gobierno británico, Londres y Madrid alcanzaron un acuerdo de principios sobre el encaje del peñón. Ese primer pacto debe, en todo caso, trasladarse ahora en un acuerdo entre la Unión Europea y el Reino Unido que debe ser negociado por la Comisión Europea.

El Ejecutivo comunitario ha presentado este martes su propuesta para el mandato de negociación para alcanzar un acuerdo con el Gobierno británico respecto a Gibraltar. “Al presentar este proyecto de mandato, estamos honrando el compromiso político que asumimos con España de iniciar las negociaciones de un acuerdo separado entre la UE y el Reino Unido en Gibraltar. Este es un mandato detallado, que tiene como objetivo tener un impacto positivo para quienes viven y trabajan a ambos lados de la frontera entre España y Gibraltar, al tiempo que se protege la integridad del Espacio Schengen y el Mercado Único”, ha señalado en un comunicado Maros Sefcovic, vicepresidente de la Comisión Europea y el hombre del Ejecutivo comunitario encargado de las relaciones con el Reino Unido en lo que se refiere a la aplicación de los acuerdos alcanzados.

Foto: Rueda de prensa de Arancha González Laya (EFE)

España quiso separar la negociación sobre Gibraltar del resto de las conversaciones porque su objetivo es apretar las tuercas al peñón. En los años ochenta el Gobierno británico consiguió que España hiciera muchas concesiones en relación a la Roca a cambio de votar a favor de su ingreso en las Comunidades Europeas. Desde el inicio de las negociaciones del Brexit, fuentes diplomáticas explicaron que estas conversaciones tenían que conseguir reequilibrar el estatus de Gibraltar.

El objetivo del mandato negociador es “eliminar los controles físicos y los controles sobre personas y mercancías en la frontera terrestre entre España y Gibraltar”, así como abordar los derechos de los trabajadores transfronterizos o medio ambiente. La Comisión Europea incluye una gobernanza que permitirá revisar la implementación del pacto a los cuatro años de ponerlo en marcha y también ofrecen a ambas partes rescindir “el acuerdo en cualquier momento”, así como proceder a una suspensión unilateral en determinados casos.

Las conversaciones serán complejas

Las conversaciones serán técnicamente complejas, porque España asumirá de alguna manera la responsabilidad en el funcionamiento de muchos elementos del acuerdo, como controles fronterizos en territorio gibraltareño. “España, como Estado miembro vecino de Schengen y como Estado miembro encargado de la aplicación y ejecución de determinadas disposiciones del futuro acuerdo, se verá especialmente afectada por el acuerdo. Por tanto, la Comisión mantendrá estrechos contactos con las autoridades españolas a lo largo de las negociaciones y posteriormente, teniendo debidamente en cuenta sus puntos de vista”, señala la Comisión Europea en el comunicado en el que ha hecho público la publicación del borrador de mandato negociador.

Las relaciones entre la Comisión Europea y el Reino Unido no pasan por su mejor momento. Las negociaciones para las relaciones futuras generaron muchísimos roces entre ambos lados, y la tensión ha seguido subiendo porque el Gobierno británico sigue sin aplicar mucho de los elementos del Protocolo de Irlanda, la pieza clave del acuerdo del Brexit que permite que no exista una frontera física que separe Irlanda del Norte (provincia británica) y la República de Irlanda (Estado miembro), haciendo los controles en el mar de Irlanda entre Gran Bretaña y la isla vecina.

Gibraltar Comisión Europea Unión Europea Reino Unido Londres Bruselas
El redactor recomienda