El Gobierno se limita a pedir a Cuba que se respete el derecho de manifestación
  1. España
LA NUEVA PORTAVOZ EVITA CENSURAR AL RÉGIMEN

El Gobierno se limita a pedir a Cuba que se respete el derecho de manifestación

La recién estrenada en el cargo, Isabel Rodríguez, ha sorteado las numerosas preguntas que se le hicieron sobre la situación en la isla y tampoco ha avanzado su agenda para Cataluña

placeholder Foto: La nueva ministra portavoz, la de Educación y la de Industria. (EFE)
La nueva ministra portavoz, la de Educación y la de Industria. (EFE)

El Gobierno mantiene total cautela respecto a la situación en Cuba, limitándose a defender el derecho de manifestación y los derechos humanos. La recién estrenada nueva portavoz del Ejecutivo, la también titular de Política Territorial, Isabel Rodríguez, ha evitado responder tras el Consejo de Ministros a las numerosas preguntas que se le hicieron sobre la situación en la isla. Tampoco ha querido desengranar cuál será su agenda para Cataluña, ni siquiera como responsable de la comisión bilateral entre Gobierno y Generalitat, que en la reunión que mantuvieron entre Pedro Sánchez y el president de la Generalitat, Pere Aragonès, se comprometió reactivar en el mes de julio.

La posición de la nueva portavoz, en sustitución de María Jesús Montero, siguió una máxima que ella misma reconoció como parte del decálogo que habría aprendido por parte de exlíder de los socialistas, Alfredo Pérez Rubalcaba: "Nunca des un titular: da el titular que tú quieres dar". Bajo esta premisa se centró en exaltar el plan de recuperación, las partidas económicas destinadas a diferentes sectores, y a sortear cualquier otro tipo de consideraciones o preguntas realizadas por los medios de comunicación. Y es que la ministra de Política Territorial todavía no había contactado este mediodía con ninguna autoridad de la Generalitat, según ha podido saber este diario. Eso sí, como manchega quiso destacar los "lazos afectivos" con Cataluña por la emigración interior, y remarcar la línea del Gobierno: "Se trata de recuperar la senda del diálogo, con el objetivo de mejorar la convivencia".

El ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares, ha pedido a las autoridades cubanas que respeten el derecho de los ciudadanos a manifestarse "libre y pacíficamente" y ha requerido la liberación de la corresponsal de ABC detenida en la isla, Camila Acosta. En un 'tweet' publicado en su cuenta personal, y recogido por Europa Press, el recién estrenado ministro de Exteriores muestra su defensa de los derechos humanos "sin condiciones" tras las protestas que se están sucediendo en distintas ciudades cubanas desde este fin de semana.

"España defiende el derecho a manifestarse libre y pacíficamente y pide a las autoridades cubanas que lo respeten. Defendemos los derechos humanos sin condiciones. Requerimos la liberación inmediata de Camila Acosta", ha sostenido Albares en su primer comentario en la red social desde que fue nombrado ministro. En estos mismos términos se ha repetido la nueva portavoz del Gobierno, hasta el punto de cerrar esta carpeta al asegurar que "sobre Cuba no tengo nada más que añadir". En política internacional mantuvo el guion respecto a Marruecos, volviendo a referirse a las palabras este lunes del titular de Exteriores durante el traspaso de carteras, para asegurar que se precisa una relación diplomática y de estabilidad con este país.

Este martes, el Gobierno ha difundido un comunicado en el que reafirmaba su defensa del derecho fundamental de manifestación y expresaba su preocupación por las "graves carestías" que sufre la población cubana, anunciando el estudio de formas para ayudar a paliar la situación. Según el comunicado difundido por Moncloa, España está siguiendo "con mucho interés y muy de cerca la situación en Cuba" y "a la expectativa" de la evolución de los acontecimientos.

Foto: Manifestantes en La Habana, durante las protestas llevadas a cabo el pasado 11 de julio (Reuters)

En lo que sí ha desplegado un argumentario más construido la nueva portavoz, ha sido sobre la necesidad de buscar acuerdos con el PP. O más bien sobre la posición que considera sobre los populares, remarcando que "el acuerdo siempre es deseable" y que "una oposición inteligente debería saber que hay acuerdos que compitan electoralmente". En esta línea se ha centrado en el plan de recuperación, para arremeter contra el principal partido de la oposición porque "sería inteligente que estuviera de acuerdo en un proyecto de país como el que presenta este Gobierno". Tras ello concluyó que "al principal partido de la oposición le debería interesar que España vaya bien".

Casado sube el tono: indultan una dictadura

El PP, por su parte, ha endurecido su discurso ante la “inacción” y el “silencio” del Gobierno que, según el secretario general, Teodoro García Egea, supone “un indulto” a “las dictaduras de Cuba y Venezuela”, apostando por “la diplomacia de Podemos”. Los populares, que ya venían criticando la “tibieza” del comunicado lanzado por el recién nombrado ministro de Exteriores, exigen a Sánchez que “promueva” de una vez por todas una respuesta unida de la Unión Europea que abogue por “la libertad y la democracia” en el país.

De hecho, el partido de Pablo Casado ha presentado una declaración institucional en todos los ayuntamientos y parlamentos autonómicos en la que exige a la dictadura castrista el cese de la violencia injustificada, demandando una transición pacífica hacia la democracia “en la que todo el pueblo de Cuba pueda decidir en libertad su propio futuro político, sin injerencias extremas”. Si algún grupo no se suma al texto (la declaración institucional necesita la unanimidad de todos los partidos representados), pasarían a registrarla como moción particular para su votación.

placeholder El presidente del PP, Pablo Casado. (EFE)
El presidente del PP, Pablo Casado. (EFE)

El PP pretende también ahondar en las diferencias que pueden mantener PSOE y Unidas Podemos, no solo en la coalición central, sino en los distintos territorios. Y, por eso, exige saber si todos los grupos comparten el contenido. El propio Casado ya empezó ayer citando a “los ministros comunistas” (entre ellos, el de Consumo, Alberto Garzón, o también referencias a Yolanda Díaz) que “en muchas ocasiones han defendido y puesto de ejemplo la dictadura cubana”, preguntándose si esas diferencias también “se taparían” con la crisis de gobierno de Sánchez, que cesó a su núcleo duro al completo.

El primer partido de la oposición pone el foco en las restricciones económicas que el régimen cubano impone a sus propios ciudadanos “dificultando su desarrollo y prosperidad económica” y que, según el PP, “no está motivado por ninguna sanción internacional”, en clara defensa del papel de Estados Unidos.

Cuba Ministerio de Asuntos Exteriores
El redactor recomienda