Es noticia
Menú
Nicaragua aviva su frente diplomático contra España y pide que libere a sus "presos políticos"
  1. España
En plena ola de detenciones a opositores

Nicaragua aviva su frente diplomático contra España y pide que libere a sus "presos políticos"

Laya sale en defensa de la embajadora de España en Nicaragua ante las acusaciones y pide que no se utilicen "excusas de ese tipo para ocultar violaciones de derechos humanos"

Foto: La ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya. (EFE)
La ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya. (EFE)

Nicaragua vive semanas convulsas tras las detenciones de líderes opositores -entre ellos cinco aspirantes a la Presidencia- que se producen de cara a las elecciones generales. España junto a otros países europeos denuncia que en el país centromericano se están vulnerando los derechos humanos. Ante esto, el Gobierno de Nicaragua protestó este sábado por las "ofensivas declaraciones" de la ministra española de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, a quien tildó de "mandamás" y de mostrar "una ignorancia atrevida, y una ferocidad impropia para la diplomacia" sobre la situación política del país centroamericano.

El Gobierno de Managua denuncia que varios embajadores europeos, entre ellos la representante de España, se reunieron en la Embajada de Estados Unidos para defender a candidatos de la oposición de cara a las elecciones presidenciales del próximo mes de noviembre. Exteriores por su parte ha respondido que no van a alimentar polémicas que distraigan de lo fundamental, insiste en que lo que está en cuestión es la "gravísima situación de derechos humanos en Nicaragua y su impacto en el próximo proceso electoral".

El Gobierno español lleva semanas reiterando su preocupación por la grave situación que se vive en Nicaragua, donde en las últimas semanas se ha detenido a varios precandidatos presidenciales opositores, al tiempo que está sopesando con sus socios de la UE una posible respuesta ante la ausencia de voluntad de diálogo por parte del presidente Daniel Ortega.

Foto: Daniel Ortega en 2020. (Reuters)

En este contexto, tanto España como otros países europeos se han estado reuniendo con la oposición en la embajada de Estados Unidos. Daniel Ortega, presidente del Nicaragua señaló el pasado jueves que estos hechos son “una injerencia dirigida por Estados Unidos a la cual sirven los europeos”. Hace un mes, Ortega acusó al embajador de EEUU, Kevin K. Sullivan, de “vender candidatos”.

Sugiere a España liberar a sus "presos políticos"

El Gobierno de Nicaragua protestó este sábado por las "ofensivas declaraciones" de la ministra española de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, a quien tildó de "mandamás". "La señora canciller del Reino de España ha hecho en estos días ofensivas declaraciones sobre Nicaragua y sobre el presidente de Nicaragua, recordándonos el cinismo y la desvergüenza de tantas tropelías y crímenes atroces cometidos por la Corona Española durante la brutal conquista de las sagradas tierras nuestroamericanas", escribió el ministro de Exteriores nicaragüense, Denis Moncada, en una carta dirigida a González Laya.

"Mostrando una ignorancia atrevida, y una ferocidad impropia para la diplomacia, la señora González se dirige al presidente de un pueblo libre y soberano con voz de alguacil, sin percatarse en su perorata delirante de trasnochada mandamás que llevamos siglos sin dominio español, además de nunca haber reconocido bondad alguna en esos furibundos crímenes hispánicos, crímenes de lesa humanidad", continuó.

Foto: El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, junto a su esposa y vicepresidenta, Rosario Murillo. (Reuters)

En la carta, Moncada sostuvo que el Gobierno sandinista ha denunciado, "y denunciamos, la barbarie y la aniquilación genocida de nuestros pueblos originarios, el codicioso saqueo de nuestros recursos naturales, el avasallamiento de nuestras lenguas y culturas, así como la salvaje implantación, o imposición, de símbolos que no nos pertenecen". "Y la denunciamos a usted hoy, como expresión del desconocimiento tosco e irrespetuoso que produce cierta pretensión, burda y ridícula de superioridad, que usted misma se atribuye y exhibe", prosiguió el canciller.

Ataques a la prensa: "Terroristas de la comunicación"

La vicepresidenta y portavoz del Gobierno de Nicaragua, Rosario Murillo, ha criticado a la prensa por "inventar cualquier cosa para sembrar el terror" y acusó a los periodistas de ser "malignos", "hipócritas", "destructores", "criminales" y "terroristas de la comunicación". En este punto se debe de tener en cuenta que hasta 21 políticos y periodistas independientes han sido detenidos en la última oleada represiva.

Estos ataques han sido censurados por defensores de los Derechos Humanos, que los consideran "una demostración fehaciente" de quién es el responsable "del Estado de terror" que se vive en el país. "Hay que protegerse también de esas urracas parlanchinas cuyas plumas están llenas de odio, porque rezuman odio. Así los vemos, y así los repudiamos", ha afirmado Murillo en declaraciones al Canal 4 nicaragüense.

"Todos los días inventan cualquier cosa para sembrar terror en la gente (...). Siempre están queriendo instalar temor", ha advertido. "Y nuestro pueblo sabe cómo mienten. Nuestro pueblo sabe cómo son de malignos, de hipócritas, de destructores, de criminales, de terroristas, y terroristas de la comunicación también", ha argumentado.

Nicaragua vive semanas convulsas tras las detenciones de líderes opositores -entre ellos cinco aspirantes a la Presidencia- que se producen de cara a las elecciones generales. España junto a otros países europeos denuncia que en el país centromericano se están vulnerando los derechos humanos. Ante esto, el Gobierno de Nicaragua protestó este sábado por las "ofensivas declaraciones" de la ministra española de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, a quien tildó de "mandamás" y de mostrar "una ignorancia atrevida, y una ferocidad impropia para la diplomacia" sobre la situación política del país centroamericano.

Daniel Ortega Derechos humanos Terrorismo Democracia Nicaragua
El redactor recomienda