Willy Bárcenas declaró al juez que su padre le dijo que tenía grabaciones de Rajoy y Arenas
  1. España
operación kitchen

Willy Bárcenas declaró al juez que su padre le dijo que tenía grabaciones de Rajoy y Arenas

El hijo del extesorero del PP, Willy Bárcenas, aseguró al instructor de Kitchen que la documentación de su padre fue robada por la presunta trama policial

placeholder Foto: Willy Bárcenas. (EFE)
Willy Bárcenas. (EFE)

El hijo de Luis Bárcenas, Guillermo 'Willy' Bárcenas, declaró ante el juez que investiga la operación Kitchen que su padre supuestamente le confesó que tenías dos grabaciones de Mariano Rajoy y Javier Arenas. Su testimonio se produjo el pasado 18 de diciembre en el marco de la causa en torno a la presunta trama policial que robó documentación de la caja B del PP al extesorero del partido, pero había permanecido en secreto hasta ahora.

Según el audio de su declaración, al que ha tenido acceso El Confidencial, Willy Bárcenas, también conocido por ser el cantante del grupo musical Taburete, respondió a preguntas de uno de los fiscales anticorrupción del caso, Miguel Serrano, que su padre le aseguró que tenía grabaciones del expresidente del Gobierno y el exsecretario general de la formación. "Entre las cosas que le ha contado su padre, ¿le ha contado que tenía grabaciones del presidente del Gobierno Mariano Rajoy o de un dirigente del Partido Popular llamado Javier Arenas?", le inquirió el representante del Ministerio Público en un momento de la sesión. "Sí, sí, me ha hablado de grabaciones", afirmó el hijo del extesorero.

A continuación, el fiscal le pidió que aclarara en qué contexto le contó su progenitor la existencia de esas supuestas cintas. "No estoy muy muy seguro, porque hace tiempo que no hablamos del tema, pero sí que era un poco... La grabación creo que reflejaba... Pues un encuentro en el que se daba dinero, la entrega de algún sobre con Mariano Rajoy creo que era lo que había en esa grabación", aseguró Willy Bárcenas. Sin embargo, no pudo precisar dónde se encontrarían en ese momento las supuestas grabaciones: "Lo que tengo entendido es que eso se perdió en uno de los operativos que sufrimos. No en el de mi casa en particular, el del famoso cura, pero sí que estaban en otros sitios, no sé exactamente si estaban en el estudio de mi madre o en otros sitios, pero que esa documentación desapareció", manifestó.

El propio Luis Bárcenas ha hablado en numerosas ocasiones de esas grabaciones. Volvió a hacerlo recientemente al inicio del juicio sobre el presunto pago en B de la reforma de la sede de Génova, pero en ningún momento ha aportado los archivos ni pruebas de que realmente existieran. Asegura que no puede entregarlas porque le fueron sustraídos por los policías del operativo de Kitchen, aunque otros documentos indicarían que él mismo ordenó destruir los audios tras alcanzar un pacto de no agresión con la cúpula del PP.

Foto: Bárcenas en el último de los juicios de la Audiencia Nacional. (EFE)

En otra fase de su declaración, Willy Bárcenas afirmó que fue objeto de los seguimientos del supuesto dispositivo policial. "Yo he tenido motos siguiéndome durante 20 minutos. Al final, cuando estás en esta situación, estás bastante atento y te fijas, y ves movimientos bastante extraños. Sobre todo, lo que más recuerdo es motoristas con una pequeña cosa que podía ser una cámara siguiéndome y yo haciendo un recorrido para ver un poco si me está siguiendo o no y darme cuenta perfectamente", explicó ante el juez.

En cuanto al secuestro que sufrieron tanto él como su madre por parte de un falso cura en plena operación Kitchen, el hijo del extesorero declaró su sospecha de que ese señor fue enviado por alguien."Analizando cómo sucedió todo, la llegada de este señor, las cosas que nos dijo, cómo conocía mi vida perfectamente, que si volvía de Nueva York que si lo otro, la manera de movernos por la casa... En ningún momento preguntaba por dónde es, parecía que se lo sabía, como si tuviera un plano de la casa en su cabeza", contó ante el instructor del caso, el juez Manuel García-Castellón.

El suceso ocurrió en octubre de 2013, cuando un individuo vestido con camisa negra y alzacuellos irrumpió en el domicilio madrileño de Bárcenas y, tras maniatar a su mujer y al hijo de ambos, exigió, revólver en mano, que le entregaran documentación y 'pendrives' que guardaba el extesorero. "Él lo dijo: 'La gente que a mí me manda aquí sabe que aquí se guarda información sensible'. Lo que pasa es que él lo vendía como que quería esa información para tumbar al Gobierno, como si fuese del lado contrario", recordó el hijo de Bárcenas en su testifical.

Hasta salir a la luz la operación Kitchen, él mismo redujo el episodio del falso cura a la iniciativa de un desequilibrado, pero ahora se plantea su posible relación con el dispositivo: Sergio Ríos, el chófer del extesorero que fue captado por los hombres de Villarejo, no trabajaba ese día y, pese ello, se presentó en la vivienda en cuestión de minutos para ayudar a Guillermo a reducir al atacante.

"Es verdad que en ese momento no te planteas nada, pero cuando consigo quitarle las bridas y tirarle al suelo, y le pego un par de puñetazos, a los dos minutos aparece Sergio... Una cosa bastante rara... Él decía que estaba en la peluquería con su mujer o algo así, pero la verdad es que la Policía todavía no había llegado", explicó ante el juez. "Yo me acuerdo de su cara al doblar el pasillo, cuando estoy encima de él, la cara como de susto, pero no sé... No sé, no sabría explicarla... También es un poco... No sé, es mi opinión, pero era cara como de 'esto ha salido mal'. Y ya me dijo 'vete, vete vete'".

Mariano Rajoy Willy Bárcenas Javier Arenas Jueces Partido Popular (PP) Gürtel Sentencia
El redactor recomienda