La pandemia cambia la tendencia: los pueblos ya reciben más población que las capitales
  1. España
Más bajas que altas en Madrid

La pandemia cambia la tendencia: los pueblos ya reciben más población que las capitales

Los municipios de menos de 10.000 habitantes son los únicos que crecieron como destino en las mudanzas hacia otras localidades en 2020

placeholder Foto: Dos personas, paseando por el pueblo madrileño de La Acebeda. (M. Z.)
Dos personas, paseando por el pueblo madrileño de La Acebeda. (M. Z.)

¿Pueblo o ciudad? El confinamiento sirvió para que muchos españoles se replanteasen dónde querían vivir. La búsqueda de una casa más amplia o las opciones de teletrabajar han abierto la puerta a posibilidades que en 2019 no eran una opción o simplemente no se planteaban. Pero el año 2020 ha variado, entre otras cosas, las tendencias de cambios de un municipio a otro.

Los últimos datos de la 'Estadística de variaciones residenciales' publicada por el Instituto Español de Estadística (INE) relevan este cambio. Desde 2015, uno de cada cuatro cambios de municipio tenía como destino una capital de provincia, mientras que en torno al 22% de los movimientos era a un municipio de menos de 10.000 habitantes (hay que tener en cuenta que estos son, en número, muchísimos más que las capitales de provincia). El año pasado, sin embargo, el 28% de las mudanzas fue para ir a un municipio pequeño.

Ya desde 2017, el número de cambios a municipios de menos de 10.000 habitantes va en aumento, pero el incremento en 2020 es distinto. Aunque en realidad el año pasado nos hemos cambiado un 8% de municipio respecto al anterior, la pandemia deja un efecto llamativo: todos los desplazamientos hacia los pueblos más pequeños crecen respecto a la media de los últimos cinco años, según el análisis de los datos del INE.

De capital de provincia a municipio de menos de 10.000 vecinos fue, de hecho, el movimiento que más creció en 2020 respecto a la media de 2015 a 2019. En concreto, este éxodo se produjo hasta 130.000 veces, un 36% más de lo habitual. Y, por el contrario, los desplazamientos que más cayeron en el año del coronavirus fueron aquellos desde pueblos hacia ciudades de más de 100.000 habitantes, un 25% menos, seguidos de aquellos hacia las capitales de provincia, que se redujeron un 21%. Se habla de número de variaciones y no de personas, ya que una misma persona puede cambiar de municipio más de una vez en un año.

El siguiente gráfico muestra una división casi perfecta que marca cómo los únicos municipios de destino que adquirieron más población en comparación con los años anteriores fueron los pueblos pequeños, mientras que el resto refleja la caída generalizada de estos movimientos que, eso sí, no tienen en cuenta los cambios dentro de un mismo municipio.

El INE ofrece datos para cada uno de los municipios de España. Entre aquellos de más de 1.000 habitantes, los que más han crecido gracias a las nuevas llegadas en 2020 y con respecto a su población han sido Olocau (Valencia), Loranca de Tajuña (Guadalajara) y Albalat dels Tarongers (Valencia). Sus nuevos habitantes suponen prácticamente un 10% de los vecinos. En el lado opuesto de la tabla se encuentra Formentar del Segura (Alicante), donde el número de bajas supera con creces las altas. Llegaron 451 habitantes, pero se fueron 1.419. El saldo asciende a casi 1.000 vecinos menos: el 22% de los que había.

Si además del saldo del año 2020 se tiene en cuenta cuál era la tendencia de pérdida o ganancia de habitantes por cambio de residencia en los últimos cinco años, el mapa que se dibuja es similar. No obstante, en este caso destacarían todavía más municipios de interior, ya que si bien algunos continúan perdiendo población, esta pérdida se ha frenado dada la llegada de nuevos habitantes. En Trijueque (Guadalajara), el número de altas ha compensado el de bajas durante los últimos cinco años. Más o menos, siempre eran los que entraban por los que salían. Cada año llegaban unos 115 vecinos y se iba un número similar. Este año, sin embargo, han llegado casi 200 y solo ha habido 80 bajas.

Lo que ha sucedido se ve claro en el caso del municipio de Madrid. En 2020, el número de personas que salieron la ciudad fue mayor del de quienes llegaron, arrojando un saldo negativo de 5.477 personas. De media, en los últimos cinco años, el saldo de Madrid era de 43.939 personas. En el año del coronavirus, la variación respecto a esa media ha sido de un 112% menos.

A menos de una hora y media de la capital, destaca el caso de El Barraco (Ávila), donde las llegadas casi se han multiplicado por tres y hasta 99 vecinos se han movido desde otra localidad a esta, cercana al embalse del Burguillo.

¿De dónde vienen los que se han mudado a tu provincia?

Por provincias, el flujo que más movimientos ha registrado es el de personas que se han mudado de Madrid a Toledo (1,2%), seguido de todas las personas que se han movido de Barcelona a Tarragona (0,8%) y a Girona (0,7%). Las grandes capitales siguen siendo las grandes emisoras y acaparadoras de los flujos migratorios dentro de España, como puede verse en la lista de los trayectos que más mudanzas registraron en 2020.

En el siguiente gráfico, puede ver cuántas personas en total se han movido a cada provincia española, sin incluir los movimientos entre municipios de una misma provincia.

Es interesante ver el número de desplazamientos en total, sin tener en cuenta el peso de la población en cada caso, para observar que la proximidad es un factor relevante a la hora de cambiar de municipio. Por ejemplo, la provincia de Las Palmas ha recibido principalmente a personas procedentes de Madrid, pero les siguen aquellas que se desplazaron desde Santa Cruz de Tenerife, la provincia vecina.

Pandemia Instituto Nacional de Estadística (INE)
El redactor recomienda