Las agendas de Villarejo diluyen la tesis de Podemos sobre el robo de la tarjeta de Dina
  1. España
No hay anotaciones en 2015

Las agendas de Villarejo diluyen la tesis de Podemos sobre el robo de la tarjeta de Dina

El partido relacionó el hurto del móvil de la exasesora de Iglesias con un supuesto ataque de las 'cloacas del Estado' para difundir luego su contenido y perjudicar a la formación

placeholder Foto: Montaje de El Confidencial de Dina Bousselham junto a Pablo Iglesias.
Montaje de El Confidencial de Dina Bousselham junto a Pablo Iglesias.

El 1 de noviembre de 2015, en el Ikea de Alcorcón, la antigua asesora de Pablo Iglesias Dina Bousselham sufrió un robo. Eran las cinco y media de la tarde del domingo cuando, en el almacén que se encuentra a la salida de la tienda, perdió de vista el abrigo azul de su novio, Ricardo De Sa Ferreira. Ambos llevaban sus pertenencias en la chaqueta y, al no encontrarla, se presentaron en comisaría a las 20:07 horas para denunciar el hurto. Bousselham explicó a los agentes que le habían quitado una billetera de colores a rayas y un móvil Sony Xperia Z2 negro con funda morada. En su interior, el teléfono alojaba una pequeña tarjeta de memoria que sería el origen de la pieza Dina que investiga la Audiencia Nacional.

Foto: La exasesora de Podemos Dina Bousselham (i), a su llegada a la Audiencia Nacional. (EFE)

Seis años después de aquel hurto, la tesis mantenida por Podemos a lo largo de toda la instrucción ha comenzado a tambalearse. Una copia del contenido de la microSIM apareció en un registro practicado a Villarejo y parte de su contenido fue publicado en distintos medios de comunicación. El partido vincula lo sucedido con una trama liderada por la 'policía patriótica' durante la etapa de Mariano Rajoy para perjudicar a Iglesias en particular y a Podemos en general. Defiende que, desde el mismo robo, todo fue fruto de una operación de las cloacas del Estado. Sin embargo, el análisis de las nuevas agendas incautadas al comisario desdice esta teoría. Las referencias que este realiza sobre la tarjeta en sus notas no comenzaron hasta el año 2016.

Podemos llegó a defender ante la Justicia sus tesis sobre el ataque de las cloacas. Fue en el Juzgado de Instrucción número 5 de Alcorcón, al que corresponde el Ikea donde desapareció el abrigo. "No puede descartarse la existencia de un concierto o no para cometer el delito del robo del terminal de mi representada con el objeto final de publicar la información contenida en el mismo, tratándose de una integrante conocida de Podemos", dijo en un escrito la abogada de Bousselham, Marta Flor Núñez. Esta letrada ejerce aún hoy la representación legal del partido. Apuntaba a que los autores del robo y de la filtración a los medios para su publicación eran los mismos y sostenía que la prensa en ocasiones guarda documentos durante años para publicarlos en "el mejor momento".

"Es evidente que estamos ante hechos diferentes", dijeron los jueces en 2017

La magistrada titular consideró ya por entonces que no existía "conexidad delictiva" entre el hurto del teléfono móvil y la publicación de un diario digital casi un año después (julio de 2016) de información "supuestamente cogida mediante captura del móvil sustraído", según adelantó 'Vozpópuli'. Su criterio lo confirmó en mayo de 2017 la Audiencia Provincial de Madrid tras el recurso de Podemos: "Es evidente que estamos ante hechos diferentes, por el tiempo, lugar y presunta calificación jurídica de los mismos".

En el análisis de las agendas llevado a cabo por la Unidad de Asuntos Internos de la Policía Nacional, a cargo de la investigación en cooperación con el Juzgado Central de Instrucción 6 y la Fiscalía Anticorrupción, no hay ninguna referencia a Bousselham, su teléfono o la información que este contenía ni tras el robo ni en los siguientes cuatro meses. Los investigadores consideran que la primera nota relacionada con el dispositivo es del 3 de febrero de 2016, tras un encuentro para comer con los dos periodistas imputados en el caso por entregar al comisario un 'pendrive' con el contenido del teléfono. "Comida agradable", se lee en la anotación manuscrita conocida por El Confidencial que los investigadores vinculan con el 'pen' de "Podemos".

Foto: Captura de video de la señal institucional del TSJ, durante una declaración del excomisario José Manuel Villarejo. (EFE)

La cita aparece precedida en la agenda por otra serie de referencias en las que Villarejo apuntaba conversaciones con Rendueles para cerrar citas sin relación con la tarjeta. "Llamó y no contesté, propone café a las 17:30. Al final vernos miércoles 11h", dice, por ejemplo, una de ellas. Unos días más tarde figura el apunte manuscrito "propuesta papeo miércoles próx, sobre tema Letonia. También otros temas", previo al almuerzo en el que se entregó la copia.

Los investigadores consideran que esta serie de recordatorios manuscritos coinciden con la sucesión de acontecimientos reflejados en el auto en que el juez instructor, Manuel García-Castellón, acababa la instrucción. En ese escrito, que ha sido recurrido a la sala tanto por los periodistas como por el comisario jubilado, el magistrado propuso juzgar a Villarejo, al exdirector de la revista 'Interviú' Alberto Pozas y al subdirector de esa misma publicación, Luis Rendueles, por un presunto delito de descubrimiento y revelación de secretos.

En 2016, Villarejo contactó con Rendueles y le pidió que le entregase una copia de los archivos de Dina Bousselham

Según explicaba, dos años después de la desaparición del teléfono en el Ikea, aparecieron en el domicilio de Villarejo un disco duro y dos memorias USB en los que se almacenan unas carpetas denominadas DINA 2 y DINA 3, que contenían archivos procedentes de la tarjeta de memoria mini SD del móvil sustraído a Bousselham. Sobre cómo llegó a manos de Villarejo esa información, el auto se limitaba a decir que los dos periodistas tuvieron acceso a la misma. En 2016, Villarejo contactó con Rendueles y le pidió que le entregase una copia de los archivos de Bousselham. Ambos periodistas se vieron con el comisario y le facilitaron parte del contenido. La anotación hallada ahora pone día al encuentro.

Foto: La exasesora de Podemos Dina Bousselham, de blanco. (EFE)


Sin vínculos con el robo

No es la primera vez que las pesquisas del procedimiento alejan a Villarejo o su entorno del robo. Un informe policial de hace un año indicó que Bousselham hizo pantallazos de las conversaciones de miembros de Podemos del chat denominado 'equipo portavoz' y las compartió, siendo imposible saber con cuántas personas. También señalaba que Villarejo recibió una copia del volcado de la tarjeta después de que lo hiciera Iglesias. El presidente del Grupo Zeta, al que pertenecía 'Interviú', Antonio Asensio, le llamó a su despacho en enero de 2016, le dijo que la tarjeta había llegado a la revista a través de un anónimo y se la entregó, puesto que tenía contenido íntimo que le afectaba, pensando que Bousselham era su pareja.

Comisario Villarejo Dina Bousselham Pablo Iglesias Audiencia Nacional Fiscalía Anticorrupción
El redactor recomienda