Villarejo se encierra durante días en la Audiencia Nacional para analizar sus agendas
  1. España
De acceso restringido por orden del Juzgado

Villarejo se encierra durante días en la Audiencia Nacional para analizar sus agendas

Además de repasar sus propias notas, el comisario ha estado cotejando su contenido con los oficios policiales en que se han destacado algunos extractos

placeholder Foto: El comisario jubilado Villarejo. (EFE)
El comisario jubilado Villarejo. (EFE)

El comisario Villarejo visita a diario la Audiencia Nacional y, en esta ocasión, no es porque tenga la obligación de comparecer cada 24 horas para evitar una fuga o porque esté siendo citado para una maratón de declaraciones en la treintena de piezas en las que se le investiga. El policía jubilado acude cada día desde la pasada semana al edificio del tribunal en la calle Génova de Madrid, en compañía de su abogado, para consultar sus propias agendas, las 13 que le fueron incautadas en la finca El Montecillo el pasado octubre, informan a El Confidencial fuentes jurídicas.

Los cuadernos en los que el comisario anotaba sus citas y recordatorios —que están sirviendo como cuaderno de bitácora para confirmar otros indicios de la macroinvestigación— se encuentran a disposición de las partes del procedimiento en la planta segunda de la Audiencia Nacional, sede del Juzgado Central de Instrucción 6, a cargo del caso. Como determinó su titular, el juez Manuel García-Castellón, en un reciente auto, la extrema sensibilidad de su contenido desaconseja que se proporcione una copia a los abogados de las defensas y las acusaciones

Foto: El excomisario Villarejo. (EFE)

Por ello, desde el mismo momento en que el juez ordenó esta cautela, la planta sexta se ha convertido en punto de encuentro de muchos letrados. Acceden a las agendas por orden de llegada y pueden tomar notas, pero no realizar copias de ningún documento. Villarejo, explican las fuentes consultadas, no falta ni un día. Acude para refrescar sus recuerdos sobre lo anotado y sobre todo, para preparar su defensa. Además de repasar sus propias notas, el comisario ha estado cotejando su contenido con los oficios policiales en que se han destacado algunos extractos.

Los informes existentes corresponden de momento a dos de las piezas: la 4, bautizada como Pit y en la que se investigan las maniobras dirigidas a frenar la extradición a Guatemala del naviero español Ángel Pérez Maura, acusado de sobornar a altos funcionarios del país centroamericano, y la 7, una de las más conocidas, la denominada operación Kitchen sobre el espionaje ilegal al extesorero del PP Luis Bárcenas durante la última etapa de gobierno del PP.

Las agendas, a resguardo

Villarejo, propietario de las agendas, trató de que le fueran restituidas o de que al menos se le facilitara una copia. No tuvo suerte y eso ha provocado esa peregrinación diaria. Hace unos meses, el comisario logró que se le admitiera como coabogado en su procedimiento. Lo reclamó para acceder al contenido de las distintas piezas, principalmente la que le llevará al banquillo por primera vez el próximo diciembre por las tramas Iron, Land y Pintor, en las que se enfrenta a una petición fiscal de penas que suman cerca de 100 años de cárcel.

Foto: El comisario jubilado José Manuel Villarejo. (EFE)

La decisión del juzgado de no proporcionar las agendas se debió a su contenido. En su auto, el magistrado explicaba que en ellas se recoge información personal de terceros y referencias a asuntos que "podrían estar afectados por la legislación de secretos oficiales". El instructor motivó de este modo la necesidad de guardar una "especial cautela" para evitar que trascienda "información legalmente clasificada", que se comprometa "gravemente la seguridad de las personas" o que se perjudiquen "intereses de personas extrañas al procedimiento". Los cuadernos incluyen datos referentes a los años 2016 y 2017.

El comisario Villarejo visita a diario la Audiencia Nacional y, en esta ocasión, no es porque tenga la obligación de comparecer cada 24 horas para evitar una fuga o porque esté siendo citado para una maratón de declaraciones en la treintena de piezas en las que se le investiga. El policía jubilado acude cada día desde la pasada semana al edificio del tribunal en la calle Génova de Madrid, en compañía de su abogado, para consultar sus propias agendas, las 13 que le fueron incautadas en la finca El Montecillo el pasado octubre, informan a El Confidencial fuentes jurídicas.

Comisario Villarejo Audiencia Nacional Fiscalía Anticorrupción
El redactor recomienda