Sánchez se reunirá con Biden el lunes aprovechando la cumbre de la OTAN
  1. España
ESPAÑA PODRÍA ACOGER LA CUMBRE DE 2022

Sánchez se reunirá con Biden el lunes aprovechando la cumbre de la OTAN

Se discutirá la posibilidad de que España acoja la cumbre de la OTAN en 2022. Una opción que toma cuerpo y que lanzaría el mensaje de que el país se resitúa en el primer plano internacional

placeholder Foto: El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez. (EFE)
El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez. (EFE)

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el nuevo mandatario estadounidense, Joe Biden, se reunirán el próximo lunes aprovechando la asistencia de ambos a la cumbre de la OTAN en Bruselas, según han confirmado a El Confidencial fuentes conocedoras. El encuentro bilateral se ha cerrado esta semana por el jefe de Gabinete del presidente del Gobierno, Iván Redondo, y su homólogo estadounidense, Ron Klain. Ya hay hilo directo con el nuevo mandatario norteamericano y la previsión es que se mantengan las conversaciones abiertas entre los gabinetes de los presidentes para acabar de pulir la reunión del próximo lunes.

El objetivo del encuentro es que Sánchez y Biden tengan una primera toma de contacto, que "se conozcan personalmente y conversen", según las mismas fuentes de Moncloa. Habrá foto oficial entre ambos. Entre bambalinas, en cambio, se discutirá la posibilidad de que España acoja la cumbre de la OTAN en 2022. Una opción que está tomando cuerpo y que lanzaría el mensaje de que España se resitúa en el primer plano internacional.

Aprovechando su intervención en la VI Cumbre de Embajadores, Sánchez situó a EEUU como el "aliado principal" de España, un socio estratégico "con quien deseamos reforzar nuestra ya profunda relación". Una declaración de intenciones para reforzar los lazos con EEUU tras el cambio en su presidencia que complementó con unos diplomáticos reproches tanto a China como a Rusia. Posicionamientos que coinciden con la petición de firmeza ante el régimen de Xi Jinping que Biden lanzará ante sus socios europeos. El pasado domingo, el presidente de EEUU firmaba un artículo en 'The Washington Post', donde apostaba por "neutralizar las amenazas de nuestra era", entre las que citaba "las actividades dañinas de los gobiernos de China y Rusia".

Sobre China, Sánchez aseguró entonces que "nos preocupan sus limitaciones al ejercicio de derechos humanos", tanto en Hong Kong como con las minorías chinas. Observación pese a la que remarcó la existencia de intereses comunes, especialmente en el plano comercial para el que abogó por mayor "reciprocidad", apostando por una política común en la UE con el régimen chino.

Respecto a Rusia, el presidente del Gobierno calificó de "mala noticia" la detención del líder opositor Alekséi Navalni. El asesor de Seguridad Nacional de Joe Biden ya había pedido su liberación "inmediata" al considerar su detención un "ataque intolerable". Para el presidente del Gobierno es preciso mantener el "equilibrio" en las relaciones con este país, "combinando la firmeza en la defensa de nuestros principios e intereses, pero también el diálogo". Un diálogo sobre el que todavía habría que establecer el qué y el para qué, y sobre el que apostó por involucrar a la sociedad civil rusa.

Foto: Militares esperan la llegada de Joe y Jill Biden en Cornwall. (Reuters)

El encuentro será el primer contacto entre ambos mandatarios, ya que Sánchez aún no ha hablado por teléfono con Biden, que llegó a la Casa Blanca el pasado 20 de enero, y ni siquiera hubo un primer contacto después de su victoria frente a Donald Trump en las elecciones del pasado 3 de noviembre.

Esta falta de contacto desde que Biden accedió al cargo ha generado no pocas críticas desde la oposición, principalmente desde el PP, que ha puesto en tela de juicio la solidez de la relación con Estados Unidos y la pérdida de relevancia en general de España en la escena internacional.

Desde el Gobierno se ha venido defendiendo en los últimos meses que no había ningún problema con Washington y que la relación entre los dos países era fuerte y fluida con contactos en múltiples niveles. Si la llamada no se había producido, dijo la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, a finales de abril, era porque Biden estaba "volcado en su agenda doméstica" ante la "herencia" que le dejó Trump.

Si la llamada no se había producido es porque Biden estaba "volcado en su agenda doméstica" ante la "herencia" que le dejó Trump, según Laya

Como resultado de ello, está limitando sus contactos con los líderes de otros países "a lo que es más urgente o imprescindible", agregó, asegurando que el Gobierno entiende "muy bien" que se haya centrado en afrontar de forma urgente las "cuestiones de urgencia". En una respuesta parlamentaria en el Senado a una pregunta del PP conocida esta misma semana, el Gobierno había asegurado que Sánchez "celebrará un encuentro con su homólogo estadounidense cuando sus respectivas agendas lo hagan posible".

En 2017, tras la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, el primer contacto formal con el entonces presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se produjo el 7 de febrero. No obstante, ambos ya habían hablado previamente en diciembre de 2016, después de que el republicano ganara las elecciones. Por el momento, la Casa Blanca no ha confirmado el encuentro. En la última actualización de la agenda del presidente para el próximo lunes sigue apareciendo solo la cumbre con los líderes de la OTAN y su reunión prevista en los márgenes de esta con el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, para hablar de la relación bilateral y de la región.

OTAN Iván Redondo Joe Biden Pedro Sánchez