La Guardia Civil intervino a ERC un plan para forzar los indultos y reactivar la vía unilateral
  1. España
nueva hoja de ruta hacia la independencia

La Guardia Civil intervino a ERC un plan para forzar los indultos y reactivar la vía unilateral

El sumario de la operación Voloh contra el presunto desvío de fondos públicos al 'procés' cuestiona la supuesta renuncia a la unilateralidad de ERC anunciada por Oriol Junqueras

placeholder Foto: Xavier Vendrell, el pasado octubre, tras quedar en libertad. (EFE)
Xavier Vendrell, el pasado octubre, tras quedar en libertad. (EFE)

El sumario de la operación Voloh que instruye el Juzgado número 1 de Barcelona contra el presunto desvío de fondos públicos al 'procés' cuestiona la supuesta renuncia a la unilateralidad de ERC. La Guardia Civil intervino el pasado octubre a Xavier Vendrell, exsecretario de Organización del partido y cerebro en la sombra del 1-O y Tsunami Democràtic, una nueva hoja de ruta secesionista que contemplaba la creación de una mesa de negociación con el Gobierno de Pedro Sánchez para conseguir el indulto de los condenados por la consulta de 2017 y forzar la ruptura definitiva de Cataluña con el resto de España mediante otra declaración unilateral de independencia (DUI), según han confirmado a El Confidencial fuentes próximas al caso.

El documento, que no había trascendido hasta ahora, parece describir con una precisión milimétrica el camino recorrido por el independentismo en los últimos meses y el estado actual de sus relaciones con Moncloa. Se trata de una presentación tipo PowerPoint que divide el trayecto hacia la secesión en tres fases. La primera se titula 'Prepararnos' e incide en la urgencia de volver a reactivar a las asociaciones, plataformas y partidos soberanistas para "acumular fuerzas" y superar la crisis en la que entró el conjunto del movimiento tras el fracaso del 1-O, la condena de gran parte de sus líderes, la fuga al extranjero de otros dirigentes como Carles Puigdemont y la crisis de confianza entre los republicanos y JxCAT.

Foto: El secretario general del PSC, Miquel Iceta, acompañado por la alcaldesa de L'Hospitalet de Llobregat, Núria Marín. (EFE)

La segunda fase de la estrategia secreta de la formación liderada por Oriol Junqueras se llama 'Votar' y plantea la necesidad de que el independentismo logre en unas elecciones de carácter plebiscitario un porcentaje de apoyo superior al 50% que permita la formación de un nuevo Gobierno y el lanzamiento de un nuevo pulso "para debilitar el Estado", aprovechando entre otros factores la situación "de contracción económica". En el momento en el que fue localizada esta hoja de ruta, ya se arrastraban los efectos de siete meses de pandemia.

Las fuentes consultadas por este diario interpretan que el independentismo habría llegado a esta etapa. Las elecciones a las que se refiere el documento serían los comicios catalanes del pasado 14 de febrero, en los que se impuso el PSC, pero, por primera vez, las tres fuerzas independentistas (ERC, JxCAT y CUP) lograron el porcentaje de sufragios (51,3%) y el número de diputados (74) más altos de su historia.

No solo se habrían cumplido ya los requisitos cuantitativos que marcaba el 'power point' de Vendrell para la segunda fase. El pasado 24 de mayo fue investido presidente de la Generalitat el republicano Pere Aragonés con los votos de JxCAT y la CUP. El nuevo clima de unidad también ha permitido la entrada del partido de Puigdemont en el Ejecutivo catalán para tomar el control de carteras clave, como Economía, Justicia e Infraestructuras. La CUP apoyará al Ejecutivo desde fuera, una situación casi idéntica a la que se vivió durante la legislatura que desembocó en el 1-O. El propio Aragonés ha proclamado que el nuevo Gobierno tiene como objetivo “hacer inevitable” la autodeterminación.

La tercera fase

Superados supuestamente los hitos de la segunda fase, ERC habría comenzado a dar pasos en la tercera. Según fuentes cercanas a la investigación que dirige el juez Joaquín Aguirre, el documento resume la última etapa con el verbo 'Culminar'. En ella, se apuesta por crear una mesa de negociación con el Gobierno de Pedro Sánchez con el único objetivo de conseguir la liberación de los condenados por el 1-O y acordar la celebración de un referéndum pactado.

Justo ahora, Moncloa está perfilando con Aragonés la creación de una mesa de partidos al margen del Parlament para un supuesto diálogo

Se da la circunstancia de que, justo en estos momentos, Moncloa está perfilando con Aragonés la creación de una mesa de partidos al margen del Parlament para iniciar un supuesto diálogo, pero la primera de las exigencias que figuraba en el plan secreto de ERC ya estaría casi satisfecha antes incluso de que arranque el nuevo foro de diálogo. Se da por hecho que el Gobierno acordará el indulto de los responsables del referéndum de hace cuatro años de forma inminente. Asimismo, ERC ya ha advertido de que solo contempla celebrar otra consulta, tal y como recoge el plan que estaba en el documento de Vendrell.

La hoja de ruta descubierta por la Guardia Civil remite concretamente a la consulta independentista de Escocia de 2014, un proceso que los partidarios del sí (los nacionalistas del SNP que comanda Nicola Sturgeon) están intentando reeditar. Ese es el espejo en el que se mira ERC. Para lograr un referéndum pactado, el guion de Vendrell advierte de que, en esa tercera fase, es fundamental poner en marcha una nueva ofensiva de “internacionalización” del 'procés' insistiendo en que su causa está relacionada con la defensa de los Derechos Humanos, otro paralelismo con la actualidad. Aragonés ha apelado recientemente a la necesidad de conseguir apoyos en el exterior y su último éxito es justamente un borrador de informe de un eurodiputado letón elevado por el Comité de Derechos Humanos del Consejo de Europa que reclama la excarcelación de los presos del 1-O.

La vía unilateral

La tercera fase del documento confidencial que manejaban el pasado octubre los republicanos contempla otra posibilidad. En el caso de que la mesa de diálogo fracase y el Gobierno de Sánchez se niegue a pactar una consulta, aparece como única salida la declaración unilateral de independencia (DUI) para imponer la separación del resto de España por la vía de los hechos consumados. El secesionismo llegaría a ese punto con la legitimidad de haber intentado por todos los medios una solución negociada y con el supuesto respaldo de parte de la comunidad internacional. Es decir, que la mesa de diálogo con Moncloa solo sería una palanca instrumental para culminar, respetando la ley o al margen de ella, las aspiraciones de ERC.

Foto: Agentes de la Guardia Civil custodian la puerta del ayuntamiento de Cabrera de Mar (Barcelona) en el marco de la investigación judicial. (EFE)

El documento recuerda a otro localizado por la Guardia Civil en 2017 en la vivienda de uno de los principales fontaneros de Junqueras, Josep María Jové, que en los meses previos al 1-O ocupó el cargo de secretario general de Vicepresidencia, Economía y Hacienda. Aquel primer 'power point' se titulaba 'Enfocats' y constaba de 41 páginas en las que se detallaba el camino hacia la ruptura del marco constitucional mediante la celebración de un referéndum ilegal.

Los investigadores concluyeron que había sido elaborado en el otoño de 2016, casi un año antes de la consulta. Pero, a pesar de ello, reproducía todos los pasos que había dado el independentismo durante aquellos meses hasta llegar a la DUI. Por ejemplo, establecía un reparto de papeles para cada una de las entidades del movimiento secesionista idéntico al que asumieron luego esos actores cuando llegaron los momentos decisivos del 1-O. Más que una predicción, era el guion del 'procés'.

De Terra Lliure a ERC

El documento intervenido a Vendrell va por el mismo camino. Se trata de uno de los dirigentes con más peso en la dirección política de la formación. En su juventud militó en el grupo terrorista Terra Lliure para integrarse posteriormente en ERC. En 1996 se convirtió en el secretario de Organización y Finanzas del partido. Ya en 2004, fue nombrado por el entonces vicepresidente de la Generalitat, Josep Lluis Carod-Rovira, secretario general de su departamento y, dos años después, asumió el puesto de consejero de Gobernación, aunque únicamente permaneció unas semanas en el cargo por la marcha de ERC del Ejecutivo de Maragall. Entre 2006 y 2010, siguió en la política activa como diputado del Parlament.

A partir de ese momento, decidió pasar a un segundo plano y dedicar más tiempo a sus negocios. Oficialmente, no había vuelto a desempeñar ninguna responsabilidad. Pero la investigación del 1-O le sitúa en el llamado ‘Estado Mayor’ del 'procés', el selecto grupo de dirigentes que tomaba las decisiones más relevantes. Y las diligencias de la operación Voloh, además de implicarle en varios episodios de corrupción, han aflorado que estaba en contacto permanente con los máximos responsables de ERC y participaba en decisiones del partido y del Govern de Quim Torra. Asimismo, las conversaciones intervenidas han revelado que fue uno de los cerebros de Tsunami Democràtic. Se le atribuye el liderazgo del corte de la frontera con Francia y de la protesta con motivo del FC Barcelona-Real Madrid de diciembre de 2019. El pasado 28 de octubre fue detenido por la Guardia Civil por orden del Juzgado de Instrucción número 1 de Barcelona.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) Moncloa Guardia Civil Pedro Sánchez Pedro Rodríguez Oriol Junqueras Carles Puigdemont CUP Independencia de Cataluña PSC Pere Aragonès Parlamento de Cataluña Escocia Nacionalismo
El redactor recomienda