Primera condena al Pequeño Nicolás: un año y nueve meses por amañar su selectividad
  1. España
EL TRIBUNAL DESCARTA "ALTERACIÓN PSÍQUICA"

Primera condena al Pequeño Nicolás: un año y nueve meses por amañar su selectividad

Iglesias llegó a un acuerdo con un joven para que este se presentara en su lugar y falsificó un DNI en el que aparecían sus datos junto a la fotografía del otro

placeholder Foto: Francisco Nicolás Gómez Iglesias (c), conocido como el 'Pequeño Nicolás'. (EFE)
Francisco Nicolás Gómez Iglesias (c), conocido como el 'Pequeño Nicolás'. (EFE)

La Audiencia Provincial de Madrid ha condenado a un año y nueve meses de prisión a Francisco Nicolás Iglesias, más conocido como el 'Pequeño Nicolás', por falsedad en documento oficial. La sentencia se basa en lo ocurrido en septiembre de 2012, cuando, con apenas 18 años, Iglesias "se concertó con el también acusado D. Manuel A. S. para que este se presentara por él en el examen de la prueba de selectividad". El día 11, ambos acudieron a la Facultad de Farmacia de la Universidad Complutense con un DNI falso en el que aparecían los datos de Iglesias junto a una fotografía de Manuel A. S.

La Audiencia impone así la primera condena al joven en los diferentes procedimientos que tiene abiertos por delitos de usurpación de funciones públicas, falsedad en documentos oficiales, cohecho pasivo, estafa, pertenencia a grupo criminal y revelación y violación de secretos. La Fiscalía pedía cuatro años y seis meses de cárcel para Iglesias, pero el tribunal ha rebajado la pena al aplicar la atenuante de dilaciones indebidas. "Ha transcurrido un lapso de tiempo excesivo y no justificado por la tramitación de una causa con tres acusaciones y tres defensas", explica la sentencia.

Foto: Imagen: Pablo L. Learte | EC Diseño.

En cuanto a "la alteración psíquica" que alegaba la defensa de Iglesias para pedir su absolución, la Audiencia echa por tierra esta idea. Su abogado presentó un informe que apunta a "un trastorno mixto de personalidad en el que destacan rasgos narcisistas e inmaduros", pero la sentencia subraya que "no se ha practicado en el plenario prueba alguna relacionada con los hechos alegados". El informe, de hecho, procede de otra de las causas a las que se enfrenta Iglesias, y el tribunal considera que en ningún caso demuestra que Iglesias "tuviera mermada su capacidad para comprender el alcance antijurídico de su conducta, ni para obrar conforme a tal comprensión".

En lo que se refiere a Manuel A. S., el joven con que el Iglesias acordó que se presentara por él a la selectividad, la Audiencia le condena a un año de prisión por falsedad documental. La sentencia lo define como "cooperador necesario" en la comisión de este delito, mientras que a Iglesias le suma otros nueve meses en "concepto de autor". Entre las pruebas que han terminado por acorralar a este joven, se encuentra un documento hallado por la Policía durante el registro de la casa de Iglesias, "un papel manuscrito en el que aparecía el nombre de Manuel A. S. junto con la anotación 12.000 (o 18.000 puesto que es difícilmente legible)".

Foto: El Pequeño Nicolás, de nuevo ante los tribunales de Madrid. Foto: Efe

El propio Iglesias se encargó, además, de anunciar el plan a sus compañeros de Bachillerato en el Instituto Ortega y Gasset, como testificó uno de ellos durante el juicio. A través de un grupo de WhatsApp, "mandó mensajes diciendo que una persona se iba a presentar al examen por él", "aportó ciertas fotografías de la persona" y, llegado el día de la selectividad, acudió a la Facultad de Farmacia acompañado por Manuel A. S.: "Dijo que le había pagado e incluso les enseñó el DNI falsificado, dando como explicación que tenía amigos en la Policía".

Ese es otro de los puntos que ha centrado la investigación: hasta qué punto Iglesias contó con la colaboración de una agente, Oliva P. R. para falsificar su DNI. Por aquel entonces, la Policía permitía "sustituir la fotografía del DNI en caso de expedición de un duplicado, si bien esta sustitución debía estar justificada por un cambio de apariencia del titular". Esa fue la posibilidad a la que se agarró Iglesias para conseguir un documento en el que aparecían sus datos y la fotografía de Manuel A. S. En cualquier caso, el tribunal descarta que la agente que expidió el DNI, Oliva P. R., fuera consciente de la falsificación, por lo que la condena a nueve meses de multa por "imprudencia grave".

Foto: Francisco Nicolás Gómez Iglesias (i), conocido como el Pequeño Nicolás, llega a la Audiencia Provincial de Madrid, este martes. (EFE)

"No resulta probado que D. Francisco Nicolás se concertara con D.ª Oliva, ni directamente ni por persona interpuesta, ni que esta obrara a sabiendas de la falsedad del documento", sostiene la sentencia. El tribunal contradice así a la Fiscalía, que considera que la agente fue consciente por tres motivos: "La evidente disparidad de la apariencia de los acusados D. Francisco Nicolás y D. Manuel". "El hecho de que la acusada, incumpliendo las instrucciones recibidas, destruyera el talón-foto (...) en vez de remitirlo al archivo de la división". "Lo referido por el acusado D. Francisco Nicolás a terceras personas (...) respecto del modo en el que había adquirido el DNI falso".

Aunque estos argumentos han convencido a la Audiencia, una de sus juezas sí ha emitido un voto particular en el que defiende que la agente debería haber sido condenada como autora de un delito de falsedad documental: "Es inverosímil que la acusada no advirtiera que la persona que se presentaba ante ella para obtener una refabricación del documento no coincidía con el de la fotografía presentada", argumenta.

Pendiente de otras causas

Al haber sido condenado a un año y nueve meses de prisión, Iglesias en principio no ingresará en la cárcel, pero está pendiente de otras causas. Entre ellas, el viaje que hizo a Ribadeo en 2014 haciéndose pasar por un enlace de la Casa Real y la Vicepresidencia del Gobierno para tratar de impresionar y engañar al presidente de Alsa. En este caso, que ya ha quedado visto para sentencia, la Fiscalía pide para él siete años de cárcel por los delitos de usurpación de funciones públicas, falsedad en documento oficial y cohecho pasivo.

Foto: Francisco Nicolás Gómez Iglesias, conocido como el Pequeño Nicolás, ayer a su llegada al juicio. (EFE)

También sigue pendiente un procedimiento por una supuesta estafa a un empresario de Toledo en el que una vez más se le acusa de hacerse pasar por un asesor de Gobierno, así como otro en el que la tesis de la Fiscalía pasa por que obtuvo datos de policías y del excoordinador de Seguridad del Ayuntamiento de Madrid, todo con la intención de hacerse pasar por un alto cargo del Estado para ofrecer ayuda a terceros a cambio de dinero. En el primero de ellos, la Fiscalía pide seis años de prisión. En el segundo, nueve años y nueve meses.

Selectividad Ayuntamiento de Madrid Audiencia Provincial de Madrid Centro Nacional de Inteligencia (CNI) Casa Real
El redactor recomienda