Colau lidera con Díaz la recomposición de las alianzas de Unidas Podemos
  1. España
LA ALCALDESA SE SITÚA COMO PUENTE

Colau lidera con Díaz la recomposición de las alianzas de Unidas Podemos

Esta semana se oficializaba el acercamiento entre la confluencia catalana de Unidas Podemos y los socios de Más País en la Comunidad Valenciana, Compromís

placeholder Foto: La vicepresidenta Yolanda Díaz y la alcaldesa de Bacelona, Ada Colau. (EFE)
La vicepresidenta Yolanda Díaz y la alcaldesa de Bacelona, Ada Colau. (EFE)

Yolanda Díaz y Ada Colau están dispuestas a formar un tándem político en la nueva fase que se ha abierto en el espacio a la izquierda del PSOE en la era pos-Iglesias. En los últimos días lo han visibilizado y protagonizando reuniones oficiales, conferencias políticas y ruedas de prensa conjuntas. Tender puentes o formar alianzas amplias son parte de la teoría de cara a reimpulsar este espacio, lo cual se está complementando con decisiones más allá de la retórica: El rescate de las relaciones con Compromís o el ingreso de Catalunya en Comú en el Partido Verde Europeo, compartiendo así espacio y familia política con la pata verde de Más País, el proyecto liderado por Íñigo Errejón.

Más allá de la reconfiguración de las alianzas de cara a las próximas elecciones generales, o más bien recomposición tras una fragmentación sostenida en el tiempo, otro de los elementos que señalan propios y extraños es el hipotético salto de la alcaldesa de Barcelona a la política estatal. De puertas hacia adentro siempre se apuntó esta posibilidad, pero siempre condicionado al momento en que Iglesias dejase la primera línea. De puertas hacia afuera, el hecho de que Colau lidere la confluencia de los comunes en unas generales como cabeza de lista por Barcelona comienza a formar parte de los análisis de sus potenciales rivales.

Foto: Ada Colau e Íñigo Errejón, en una foto de archivo. (EFE)

"Me motivaría enfrentarme a ella en las próximas elecciones", desafía uno de los candidatos en los pasados comicios por Barcelona, quien considera esta opción como "muy posible" y da por seguro que no se presentará a revalidar un tercer mandato a la alcaldía. Los 'comuns' insisten en que no se ha planteado este escenario ni que esté trazada ya la hoja de ruta.

Sin haberse decidido todavía la hoja de ruta, sí se va dibujando un horizonte por la vía de los hechos. Esta semana se oficializaba el acercamiento entre la confluencia catalana de Unidas Podemos y los socios de Más País en la Comunidad Valenciana, Compromís. Se hacía a través de una publicitada reunión en la sede de Compromís entre la líder en el Parlament de Catalunya en Comú y también miembro de la dirección de Podemos, Jessica Albiach, y la coportavoz de la formación valenciana y vicepresidenta autonómica, Mónica Oltra.

El objetivo se situó en avanzar en una "agenda común" entre el partido de Colau, Compromís, Podemos y sus homólogos en Baleares o, lo que es lo mismo, estrechar lazos después de haber cambiado de socios en Madrid tras la escisión errejonista de Podemos. Los 'comuns' se mantuvieron en el espacio liderado por Pablo Iglesias y los valencianistas se sumaron al nuevo proyecto de Errejón. El pacto del Botànic, bajo el que comparten gobierno, como "referente y punta de lanza del nuevo federalismo republicano", en palabras de Albiach. Con todo, la formación mayoritaria en el Bloc, a la que no pertenece Oltra, y que presenta más dudas sobre recuperar la confluencia con Unidas Podemos. La significación del encuentro se entrevé por el hecho de que el portavoz de Compromís en el Congreso, Joan Baldoví, informó previamente a Errejón, para pedirle su valoración, a lo que este se mostró favorable.

El objetivo se situó en avanzar en una "agenda común" entre el partido de Colau, Compromís, Podemos y sus homólogos en Baleares

Este acercamiento se produce no solo después de este alejamiento por la lucha fratricida en el seno de los morados, sino de que la propia Oltra decidiese que se asociase a Compromís con los comunes tras el 1-O. Una cuestión más electoralista o táctica, debido al castigo electoral que le suponía en Valencia asociarla a tendencias afines al soberanismo catalán, que estratégica o relacionada con una falta de afinidades políticas que siempre mantuvieron.

El otro hito que invita a mirar hacia una recomposición del puzle es el ingreso de Catalunya en Comú en el Partido Verde Europeo, como adelantó este diario. Se comparte así no solo la bandera verde con Más País, sino también la familia política, ya que Verdes Equo, aliados de los de Errejón, son el otro partido a nivel estatal dentro del Partido Verde Europeo. Desde Verdes Equo explican que la integración de los 'comuns' en los verdes europeos, a los que pertenecen, supone un primer paso para una "coordinación política" entre ambos. Algo que, "'de facto', ya ha echado a andar", según aseguraba Florent Marcellesi, coportavoz de Verdes Equo y exeurodiputado verde.

placeholder La vicepresidenta del Gobierno, Yolanda Díaz (d) y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. (EFE)
La vicepresidenta del Gobierno, Yolanda Díaz (d) y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. (EFE)

El propio Partido Verde Europeo, en su informe de evaluación para la aceptación de Catalunya en Comú como partido miembro, se refiere a esta voluntad tanto de Equo como del partido de Colau de "cooperar en una relación y una estrategia mutuamente beneficiosas y respetuosas para fortalecer el espacio verde en todo el país". Todo ello condicionado a no competir electoralmente. Para consolidar esta relación, de cara a una "coordinación nacional y europea", el PVE emplaza a crear un espacio de diálogo entre sus dos socios en España.

Por otra parte, se reconoce la especificidad de Cataluña para justificar que España es un país con "dos partidos miembros de pleno derecho del PVE: Equo y Esquerra Verda" (ex Iniciativa per Catalunya Verds), que a su vez forma parte de Catalunya en Comú. En este punto, consideran que Catalunya en Comú debería servir para consolidar el espacio verde en Cataluña, "con vistas a una posible fusión en un único partido". Y es que se da la circunstancia de que el Partido Verde Europeo no permite por estatutos que las formaciones que lo integran compitan electoralmente entre sí.

Fuentes de los 'comuns' no ocultan que la salida de Pablo Iglesias "permite una reconfiguración" y que su voluntad pasa por tender puentes. Eso sí, todavía pesa como un sentimiento de traición que en las pasadas generales Errejón presentase candidatura por Barcelona, rompiendo con los 'comuns', a pesar de que en conversaciones previas les habría asegurado que solo concurriría en coalición descartando hacerlo en solitario.

De cara a las próximas elecciones generales no beneficiará la fragmentación en el espacio de la izquierda alternativa al PSOE

Desde Podemos, que culminará su transición el próximo fin de semana con la renovación en la secretaría general a la que opta Ione Belarra, insisten en su intención de "ensanchar el espacio" de Unidas Podemos. Eso sí, fuentes del partido indican que no está definido cómo se materializará esta aspiración. Está por ver "cómo y perdiendo qué", indican. Estas mismas fuentes concluyen que "el espacio de la izquierda tiene que entenderse", pero añaden una condición 'sine qua non': "Cuando se vaya Íñigo Errejón". Este último también ha descartado públicamente la posibilidad de volver a aliarse con Podemos: "Estamos haciendo un camino propio", suele repetir cuando se le pregunta por ello.

Lo que parece evidente es que, de cara a las próximas elecciones generales, no beneficiará la fragmentación en el espacio de la izquierda alternativa al PSOE, que podría presentarse hasta con tres marcas diferentes: Podemos, Más País y la candidatura que ya ha confirmado que liderará Teresa Rodríguez, también escindida de Podemos. Las elecciones andaluzas serán la primera prueba de fuego para medir los costes electorales de esta fragmentación, la fuerza de cada sector y las posibilidades de fraguar pactos electorales. De momento, tanto desde la formación de Errejón como desde la de Teresa Rodríguez se abren a poder concurrir juntos.

En función de los resultados, este espacio tendrá todavía margen de tiempo para reorientar sus hojas de ruta para las generales, unos comicios más favorables para unir fuerzas, al menos con partidos de ámbito autonómico. En cualquier caso, los de Rodríguez miran más a la CUP como hipotéticos socios si irrumpen en el Congreso. En ERC también dicen estar dispuestos a poder colaborar parlamentariamente con esta formación que busca "llevar la voz de Andalucía al Congreso", como lo hacen ya con Bildu y BNG. Díaz, Colau y Oltra comienzan visualizar una entente por la vía de los hechos, con señales que no pasan desapercibidas a Teresa Rodríguez o la líder de Más País en la capital, Mónica García, aunque estas dos últimas tratan de evitar el debate estatal fijando sus aspiraciones en sus respectivos territorios.

Ada Colau Teresa Rodríguez Yolanda Díaz Pablo Iglesias Mònica Oltra Íñigo Errejón Unidas Podemos Más País Compromís
El redactor recomienda