"Le digo dónde están las niñas desaparecidas de Tenerife por 5.000 euros"
  1. España
¿DÓNDE ESTÁN ANNA Y OLIVIA?

"Le digo dónde están las niñas desaparecidas de Tenerife por 5.000 euros"

El teléfono de SOS Desaparecidos recibió una comunicación de un hombre desde Colombia que ofrecía revelar el paradero de las pequeñas a cambio de dinero. Se trata de un estafador

placeholder Foto: Buscan a tres miembros de una misma familia desaparecidos en abril en Tenerife.
Buscan a tres miembros de una misma familia desaparecidos en abril en Tenerife.

Siempre hay indeseables que se aprovechan de las desgracias ajenas. Ocurre en todos los casos de desapariciones y se recrudece cuando tienen el amplificador de los medios de comunicación. En el caso de Anna y Olivia, el teléfono de urgencias de SOS Desaparecidos que abre las 24 horas recibió una comunicación esta semana de alguien que quería aprovecharse de la tragedia que está viviendo Beatriz, madre de las pequeñas. La suerte es que al otro lado estaba Joaquín Amills, portavoz de la madre de las pequeñas y presidente de la organización.

Esta es la conversación que mantiene con el estafador.

Informante: Hola, me comuniqué para dar información de Ana y Olivia, pero no me hacen caso.

Portavoz de la familia: ¿Qué información tiene? Dígame.

I: Sé quién las compró y dónde está cada una de ellas. ¿Está dispuesto a pagar 5.000 euros si le digo donde están? Diré primero dónde está una y luego, la otra.

P: No entiendo. ¿Compraron a las niñas? ¿Quién? ¿Cuándo?

I: Fueron vendidas.

P: Vendidas, ¿por quién y cuándo?

I: Solo dígame si negociarán y daré la información que necesitas…

P: Negociemos, claro. ¿Cómo sé que las niñas están bien? ¿Tiene una foto?

Foto: Anna y Olivia.

I: Deme 1.500 euros y en dos días tienes una foto en la distancia de Olivia. ¿Hacemos negocio?

P: ¿Cómo le mando el dinero?

I: A una cuenta de otro país.

P: ¿Y al padre lo tiene localizado?

I: No, de él no sé; no quiero contarle mentiras. ¿Tienes acceso para hacer un depósito en cualquier país?

P: Sí.

I: Solo vi a Olivia cuando se la llevaron. Está en Quintana Roo. Y sobre Anna, cuando cumplan, le diré el resto. Estoy llamado para entendernos mejor.

P: Estoy con baja cobertura y se corta. ¿Cómo tiene el pelo Olivia? ¿Escuchó usted su voz? ¿Usted conoce a quienes las compraron?

I: Sí, conozco a quien compró a Olivia y sé dónde está Anna y sé a qué se dedican estas personas.

P: ¿Dónde quiere el dinero?

Foto: Agentes de la Guardia Civil remolcan la embarcación de Tomás Gimeno. (EFE)

I: Antes, no quiero que cuando tengan a Olivia publiquen algo, ni quién les reveló la información.

P: ¿Dónde quiere que mande el dinero? ¿Usted pagará para que dejen libres a las niñas? ¿5.000 euros quieren por las dos niñas?

I: Dígame cuándo enviará los primeros 1.500 euros y le envío la cuenta.

P: Es decir, ¿usted me dice dónde están las niñas después de pagar 5.000 euros? ¿Y si se las han llevado a otro sitio?

I: No me entendió. Son 1.500 euros y le digo dónde está Olivia y quién la tiene. Cuando usted la recupere, me envía otros 1.500 euros y, cuando tenga a Anna, me envía otros 2.000 euros.

P: Dígame la cuenta, se lo puedo enviar en 10 segundos.

I: Muchas veces, de un banco a otro toma tiempo. Quiero que se haga y que el dinero esté efectivo en el instante. Le envío una cuenta solo para probar si podemos confiar en usted.

P: Puede confiar en mí.

I: Jairo González Sepúlveda, número de cuenta XXX, del Banco de Colombia, en Colombia.

P: Usted es un estafador sin escrúpulos, un vividor a costa de la desgracia de los demás. A personajes como usted estamos acostumbrados a tratarlos, son verdaderamente mezquinos y repugnantes. Debería aprender a trabajar y labrarse un futuro digno. Este teléfono es oficial de SOS Desaparecidos, en colaboración con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. En este caso toda la conversación ha sido grabada y se dará traslado a la Guardia Civil para que el departamento de Delitos Telemáticos comunique a su país el delito que está cometiendo. Así que le recomiendo que se dedique a otra cosa, porque de estafador no tiene mucho futuro. Ahora mismo estoy reportando a la policía judicial.

I: Sabría que diría eso. Ja, ja, ja.

(El informante borra la cuenta y el número)

P: Da igual que borre; está todo grabado. Suerte, estafador.

La Guardia Civil ya tiene las capturas de la conversación y ha pedido a sus homólogos en Colombia que investiguen y averigüen quién está detrás de este intento de estafa.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Tenerife Guardia Civil Canarias Colombia
El redactor recomienda