El juez descarta retirar el pasaporte al líder del Polisario al "no apreciar riesgo de fuga"
  1. España
LE PIDE QUE APORTE UN DOMICILIO Y TELÉFONO

El juez descarta retirar el pasaporte al líder del Polisario al "no apreciar riesgo de fuga"

El magistrado ha rechazado las medidas cautelares solicitadas por las acusaciones tras tomarle declaración por videoconferencia

placeholder Foto: El líder del Frente Polisario, Brahim Ghali. (Reuters)
El líder del Frente Polisario, Brahim Ghali. (Reuters)

El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz ha descartado imponer medidas cautelares al líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, tras tomarle declaración por videoconferencia este martes. Las acusaciones han solicitado su ingreso en prisión provisional y, subsidiariamente, la retirada de pasaporte o la imposición de una pulsera de localización, pero ni la Fiscalía ni el juez han apoyado estas medidas. "No puede apreciarse riesgo de fuga", sostiene el magistrado.

La decisión llega horas después de que un avión del Gobierno de Argelia despegara de la capital del país norteafricano rumbo a Logroño para recoger a Ghali. Fuentes de navegación aérea y policiales han confirmado a El Confidencial que la aeronave ha llegado a la altura de la isla de Ibiza, pero, ya en espacio aéreo español, ha dado media vuelta para emprender el camino de regreso a Argel.

Foto: Avión argelino.

Pedraz, sin embargo, da total libertad de movimiento a Ghali y solo le pide que aporte un domicilio y un teléfono para estar localizado: "No consta dato alguno para apreciar que el investigado pueda o quiera sustraerse a la acción de la justicia", defiende en sus autos. "En cuanto ha tenido conocimiento de los hechos investigados se ha personado en la causa y ha accedido a la práctica de su declaración, incluso a la vista del estado de salud en el que se encuentra".

También sostiene que no puede ocultar, alterar o destruir fuentes de prueba relevantes para el enjuiciamiento, e incluso incluye una crítica a una de las acusaciones: "No ha suministrado elementos siquiera indiciarios (las declaraciones de los testigos en la causa no tienen prueba corroborativa y de ellas no se sigue una participación en los hechos del investigado), que avalen la existencia de motivos bastantes para creerle responsable de delito alguno".

En cuanto al hecho de que el líder saharaui utilizara al menos dos nombres falsos tras su llegada a España el 18 de abril, el juez lo considera insuficiente para imponerle medidas cautelares: "No bastando, por obvio, para acordar medidas cautelares personales el indicar que el Sr. Ghali entró en España ilícitamente". Hace cuatro días, también rechazó investigar una denuncia por identidad falsa contra él porque no se incluye entre los delitos "atribuidos a la competencia de la Audiencia Nacional".

Las dos causas abiertas

Ghali ha declarado este martes por videoconferencia desde el hospital de Logroño en el que se encuentra ingresado y, durante alrededor de una hora, ha respondido a la Fiscalía y a su abogado por las dos causas que se mantienen abiertas contra él.

La primera lo sitúa como responsable de "una campaña para eliminar a las élites saharauis de origen español con la intención de romper los vínculos entre las distintas tribus y sus autoridades naturales". La segunda, más reciente, parte de la querella del bloguero Fadel Breica por la presunta comisión de delitos de detención ilegal, torturas y lesa humanidad.

Foto: Imagen de archivo del líder del Frente Polisario, Brahim Ghali (c). (Reuters)

El líder saharaui ha tachado de falsas estas acusaciones y, según explican fuentes presentes en la declaración, ha llegado a presentarse como un jefe de Estado para escudarse en una supuesta inmunidad. Las acusaciones argumentan que en ningún caso ostenta este título como representante del Sáhara Occidental, pero, a la salida del juzgado, su abogado, Manuel Ollé Sesé, no ha dudado en referirse a él como "el presidente Ghali" para sostener que "ha comparecido voluntariamente" ante el juez.

También ha atribuido las acusaciones a "fines políticos" para tratar de "minar la credibilidad del pueblo saharaui y su lucha en el camino hacia la autodeterminación que le corresponde". Según ha defendido, Ghali entró en España con su pasaporte cuando "estaba más cerca de la muerte que de la vida".

Ghali acusa a Marruecos de fabricar "falsedades" y muestra su disposición a "cooperar" con la Justicia, ya que "no tiene nada que ocultar"

Ollé ha atendido a los medios antes de que el juez se pronunciara sobre las medidas cautelares, por lo que se ha mostrado cauto a la hora de valorar su posible marcha de España: "No contemplamos que se adopte ninguna medida y a partir de ese momento decidirá lo que tenga por conveniente. Él está débil de salud a pesar de lo que se ha ido diciendo. Cuando esté fuerte, él decidirá lo que se tenga que hacer".

Ghali se ha expresado en un sentido similar a través de su oficina de la Presidencia de la autoproclamada República Árabe Saharaui Democrática. En un comunicado recogido por Europa Press, el líder saharaui acusa a Marruecos de fabricar "falsedades, fraudes y sórdidas manipulaciones" para su encausamiento y muestra su disposición a "cooperar" con la Justicia española, ya que "no tiene nada que ocultar". Su versión choca ahora con el despegue de un avión desde Argel esta misma mañana.

Audiencia Nacional