¿Por qué Soria estaría más cerca que Murcia de la inmunidad de grupo?
  1. España
coronavirus: los datos de la semana

¿Por qué Soria estaría más cerca que Murcia de la inmunidad de grupo?

La vacunación tiene como objetivo llegar cuanto antes al 70% de cobertura, pero ese porcentaje seguramente se alcanzará antes debido a las personas que ya tienen anticuerpos

placeholder Foto: Casi el 40% de la población española ya ha recibido al menos una dosis. (EFE)
Casi el 40% de la población española ya ha recibido al menos una dosis. (EFE)

Un 70% de la población vacunada para terminar con la pesadilla de la pandemia. Al final del verano, o incluso antes si hay suficientes vacunas y la campaña se acelera. Aunque no hay un porcentaje de inmunizados que desactive automáticamente la circulación del virus, porque no todos los virus tienen el mismo comportamiento, las autoridades sanitarias han fijado ese objetivo. Pero que la protección de grupo se logre a través de la vacunación no significa que la inmunidad natural no tenga importancia.

Marzo de 2020. Un virus hasta ese momento desconocido paraliza medio mundo. Los gobiernos reaccionan, en la mayoría de los casos, tarde. Cuando toman las primeras medidas, la transmisión del SARS-CoV-2 ya es muy alta y muchos sistemas sanitarios empiezan a desbordarse. Países como Reino Unido o Suecia coquetean con la idea de la inmunidad de rebaño: no hacer nada (o hacer lo justo) para frenar la transmisión y así dejar que la población se contagie hasta alcanzar una inmunidad suficiente que actúe de freno natural al virus.

La idea, además de ser moralmente reprobable, era también una quimera. Como han demostrado los estudios de seroprevalencia realizados en varios países, incluso las poblaciones más castigadas durante la pandemia siguen lejos de alcanzar un nivel de inmunización suficiente para reducir de manera drástica la transmisión del virus. En España, por ejemplo, la prevalencia a finales de noviembre de 2020 se situaba en el 10%, con regiones que se acercaban al 20%. La inmunidad de rebaño solo se alcanzará con la vacunación, lo que deja otra conclusión: serán los países más ricos los que primero lleguen a ella.

* Si no ves correctamente el módulo de suscripción, haz click aquí

"Hablamos de objetivos de vacunación, pero también hay gente que se ha infectado de manera natural. Esas dos cosas trabajan juntas, así que hay más protección de la que indican las cifras de vacunación", dice Natalie Dean, profesora de la Universidad de Florida.

Los ensayos clínicos y los estudios realizados tras el comienzo de la vacunación revelan que una sola dosis ya genera una protección bastante alta y que no solo evita el desarrollo del covid, sino también la transmisión del virus. La evidencia sobre la duración de los anticuerpos aún no es muy firme, pero parece que pueden durar mucho tiempo. Todo eso hace que en España, como en cualquier país, haya más personas con algún tipo de protección que las que indican las cifras de vacunación.

Tras cinco meses vacunando, España ya tiene provincias con casi la mitad de su población vacunada con al menos una dosis. Por otro lado, en algunas hay más de un 20% de la población que ha pasado la enfermedad. Ambos datos están representados en el primer gráfico, que distribuye las provincias según su población vacunada con al menos una dosis y la que ha pasado la enfermedad. No se trata de sumar ambos porcentajes, porque se estarían contando personas dos veces: aquellas que han pasado la infección y que han sido vacunadas después. En su estrategia de vacunación, España inmuniza con solo una dosis a las personas menores de 60 que hayan pasado la enfermedad en los seis meses previos. Las que superen esa edad reciben la pauta completa, aunque hayan pasado la enfermedad.

La provincia de Soria se encuentra entre las que tiene más porcentaje de personas con al menos una dosis de la vacuna y una mayor tasa de contagios desde el 12 de mayo de 2020, fecha tomada en cuenta para este artículo por ser cuando se modificó la forma de notificación y porque ya se había superado la primera ola, donde hubo muchos casos no detectados. Entre las zonas de las que se dispone información por provincias, Cáceres se sitúa a la cabeza de la inmunidad por vacuna, con casi el 50% de su población con cierta inmunidad. La provincia extremeña fue además una de las más afectadas por la tercera ola.

Foto: Un sanitario administra una vacuna. (Reuters)

El dato de vacunación está sacado de los informes diarios que publica el Ministerio de Sanidad, al menos para las comunidades uniprovinciales. Para el resto han sido solicitados a las consejerías de sanidad autonómicas. Canarias no ofrece la información de cada provincia, pero sí facilitó a El Confidencial datos de la población inmunizada con al menos una dosis en cada una de las islas. La tasa más elevada de personas vacunadas se da en el Hierro, con un 44%, seguida de Lanzarote (40,5%), La Palma (39,5%), La Gomera (34,1%), Gran Canaria (33,4%) Tenerife (31,4%) y Fuerteventura (31,2%). Los datos fueron facilitados el lunes.

País Vasco no facilita datos por provincias y en Castilla-La Mancha la información disponible está en cuanto a área sanitaria. En la región, varias de estas zonas se extienden por más de una provincia, por lo que no es posible asimilar la información a esa delimitación geográfica. Algo similar ocurre en Galicia. Aragón cuenta asimismo con datos de vacunados por zona sanitaria, pero la información es de número total de dosis administradas, lo que no permite ver cuántas personas hay con al menos una dosis. Lo mismo sucede en el caso de la Comunidad Valenciana, que informa en sus notas de prensa del total de dosis administradas en cada provincia, pero de esa cifra no puede extraerse el porcentaje de población que tiene ya algo de inmunidad gracias a la vacuna.

El porcentaje de población con anticuerpos es la suma de la seroprevalencia hasta el 29 de noviembre y el número de casos desde entonces. La cuarta ola del estudio de seroprevalencia, publicado a mediados de diciembre, colocaba a varias provincias cerca del 20% de población con anticuerpos, empezando por Cuenca, Madrid y Soria. Si se tienen en cuenta los casos notificados desde esa fecha, esas tres provincias, y también de Guadalajara, Segovia, Albacete, Toledo y Palencia, tendrían más de un 20% de población con anticuerpos, asumiendo que aún duran un año después.

Esos porcentajes deben entenderse como aproximaciones más que como una realidad. Primero, porque el estudio de seroprevalencia proporciona un intervalo al 95% de confianza en el que cualquier valor tiene la misma probabilidad de ser cierto (para el gráfico se ha escogido el valor medio). Segundo, porque las cifras de contagios están infrarrepresentadas, aunque no hasta el punto de la primera ola, cuando solo se detectaba un 10% del total. Desde el verano, la capacidad de detección es mayor, en torno al 80%.

Así avanza la vacunación

Por comunidades autónomas, la que más avanzada está en la vacunación es Asturias, que ya tiene a más de un cuarto de su población vacunada con las dos dosis. El porcentaje de personas que ya han recibido al menos un pinchazo se acerca al 50%. Galicia, Castilla y León y País Vasco también superan el 40% y la segunda también tiene a más del 25% de su población vacunada al completo. En el extremo contrario están Murcia, Melilla, islas Baleares y Canarias.

La razón de estas diferencias no es solo el ritmo de vacunación, aunque es lo que más influye. También la diferente estructura poblacional en cada región. La estrategia de vacunación ha priorizado a los grupos de mayor edad, más vulnerables. Es normal que lugares con una población más joven vayan un poco más retrasados.

Coronavirus Unión Europea Pandemia
El redactor recomienda