Marruecos asegura que 4 generales argelinos colaboraron con el Gobierno para introducir a Ghali en España
  1. España
piden una investigación

Marruecos asegura que 4 generales argelinos colaboraron con el Gobierno para introducir a Ghali en España

En declaraciones a la prensa precisó que "cuatro generales de un país magrebí" están implicados en el ingreso de Ghali en España, pero sin nombrar expresamente a Argelia

placeholder Foto: El director de Asuntos Políticos en el ministerio de Exteriores, Fouad Yazough. (EFE)
El director de Asuntos Políticos en el ministerio de Exteriores, Fouad Yazough. (EFE)

Marruecos sigue esperando una respuesta de España sobre el caso del presidente saharaui, Brahim Ghali, mientras la presión migratoria sobre la frontera española se ha trasladado de Ceuta a Melilla, pero sin grandes avalanchas. En una nueva reacción de Marruecos, el director general de Asuntos Políticos del ministerio de Exteriores, Fouad Yazough, insistió este sábado en que en España "debe llevarse a cabo una investigación, que esperamos transparente" sobre el caso de Ghali.

En declaraciones a la prensa precisó que "cuatro generales de un país magrebí" están implicados en el ingreso de Ghali en España, donde se encuentra hospitalizado por coronavirus, pero sin nombrar expresamente a Argelia, aunque en días anteriores el mismo ministerio de Exteriores ha subrayado que Ghali entró en el territorio español con un pasaporte argelino y procedente de Argel.

Foto: Brahim Ghali, líder del Frente Polisario. (Reuters)

Ayer, la embajadora de Marruecos en España, Karima Benyaich, convocada a Rabat el pasado martes, advirtió de que si España no juzgua a Ghali y permite su salida de su territorio empeorará la "grave crisis" que atraviesan las relaciones hispano-marroquíes. Marruecos ha exigido en varias ocasiones en las últimas semanas que la Justicia española trate las denuncias presentadas contra Ghali por "genocidio" y "torturas", además de otro caso de presunta violación, pero el juez español Santiago Pedraz, encargado del caso, rechazó el pasado martes imponer medidas cautelares contra él.

La crisis entre España y Marruecos se recrudeció el pasado lunes cuando unos 8.000 marroquíes y extranjeros irrumpieron de forma ilegal en la ciudad española de Ceuta ante la indiferencia de la guardia fronteriza marroquí, aunque 7.000 de ellos ya han sido devueltos a Marruecos. Aunque el país magrebí no ha vinculado oficialmente los dos asuntos, incluso medios de prensa marroquíes como el semanario Telquel consideraron que Rabat utiliza a la emigración como una "arma de presión" para obligar a España a procesar a Ghali y a cambiar su posición neutral respecto al conflicto del Sáhara.

Ministerio de Asuntos Exteriores Ceuta Melilla Sáhara
El redactor recomienda