Exteriores diseña su ofensiva diplomática para hacer frente a las maniobras de Marruecos
  1. España
crisis con marruecos

Exteriores diseña su ofensiva diplomática para hacer frente a las maniobras de Marruecos

El Ministerio de González Laya remite instrucciones a las embajadas de España para que respondan a la ofensiva diplomática de Marruecos ante los estados miembros de la UE

placeholder Foto: La ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya. (EFE)
La ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya. (EFE)

El Ministerio de Asuntos Exteriores ha remitido en las últimas horas instrucciones a los embajadores de España para hacer frente a las gestiones diplomáticas del Gobierno de Marruecos. En ese argumentario se relaciona directamente la crisis de Ceuta con la situación del Sáhara Occidental.

El texto fue elaborado por el diplomático Camilo Villarino, director de Gabinete de la ministra Arancha González Laya, y enviado a los embajadores a través de la Secretaría de Estado de la Unión Europea.

* Si no ves correctamente el módulo de suscripción, haz click aquí

Villarino explica en una nota interna que han tenido conocimiento de que “Marruecos está haciendo gestiones en diversas capitales de la UE para exponer la versión de los hechos relativos a la actual crisis en las relaciones con España (y la UE)”. Por eso considera necesario que se haga llegar las líneas del argumentario a las embajadas españolas “para que las utilicen de manera proactiva en sus contactos con los respectivos Ministerios de Asuntos Exteriores”.

Foto: La ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya. (EFE)

Villarino es uno de los pocos altos cargos que participó en la operación para trasladar al líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, al hospital de Logroño con identidad falsa para ser tratado en la UCI. Se da la circunstancia de que este diplomático fue durante cuatro años número dos de la Embajada de España en Marruecos y, por tanto, es buen conocedor de las relaciones con el país norteafricano.

A esa operación se opuso el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska. Incluso, quiso trasladar a Exteriores por escrito su oposición al traslado a España de Ghali, por las posibles consecuencias.

“Apreciamos el apoyo recibido de las instituciones europeas y de los estados miembros de la UE, esencialmente por dos razones: por la solidaridad que ha sido expresada y porque estamos satisfechos con el entendimiento general sobre las fronteras de los estados miembros, en el caso de Ceuta, son fronteras de la UE”, asegura la instrucción redactada en inglés.

La ministra de Exteriores negó que la llegada de migrantes a Ceuta tuviera que ver con la situación de Ghali

Sigue diciendo que “ha acabado en una crisis con Marruecos. Una crisis que España no buscaba ni quería. Ha sido causada por una estricta decisión humanitaria, sin ninguna motivación política, y a la que querríamos poner fin lo más pronto posible”.

“Es obvio, en todo caso, que la reacción de Marruecos no puede ser explicada si no se pone el foco en el asunto del Sáhara Occidental”, continúa. Este apartado supone admitir que el telón de fondo es el Sáhara, pese a que la ministra ha negado siempre públicamente esta posibilidad.

El mismo martes, González Laya hizo declaraciones en las que negó que la llegada de migrantes a Ceuta tuviera que ver con la situación de Ghali. Cuando a la ministra se le preguntó sobre la relación entre ambos asuntos, utilizó una frase distribuida a varios altos cargos en otro argumentario desde su gabinete: “Cuesta concebir que se pueda poner en riesgo voluntariamente la vida de niños en el mar”.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (2i), junto al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska (i), durante la reunión que mantuvieron en noviembre de 2018 con el rey Mohamed VI . (EFE)

La nota a los embajadores continúa señalando: “Tenemos que admitir que estamos impactados y muy sorprendidos por el número de llegadas y las terribles imágenes de personas jóvenes y niños que ponen en riesgo su vida en el mar, lo que no puede dejar indiferente a nadie. La migración nunca debe utilizarse como herramienta para ejercer presión política”.

“La cooperación en migración es la clave en las relaciones bilaterales entre España y Marruecos y también entre Marruecos y la Unión Europea. Los canales de comunicación con las autoridades de Marruecos están abiertos”, asegura Exteriores.

Concluye que su aspiración es “mirar al futuro y continuar trabajando para que las relaciones continúen y ofrecer los excelentes resultados que había estado dando en beneficio de la situación bilateral”.

Ministerio de Asuntos Exteriores Sáhara Unión Europea Arancha González Laya Embajadas
El redactor recomienda