"La inmunidad de rebaño hay que conseguirla en 30 días, no en 100, como dice Sánchez"
  1. España
ENTREVISTA A GABRIEL ESCARRER

"La inmunidad de rebaño hay que conseguirla en 30 días, no en 100, como dice Sánchez"

El presidente de Exceltur y vicepresidente ejecutivo de Meliá Hotels exige prioridad para la vacunación en las comunidades autónomas más dependientes del turismo: "Sin arreglar la economía no podemos comer"

placeholder Foto: El presidente de Exceltur, Gabriel Escarrer. (EFE)
El presidente de Exceltur, Gabriel Escarrer. (EFE)

Gabriel Escarrer Jaume (Palma, 1971) es presidente de Exceltur y vicepresidente ejecutivo y consejero delegado de Meliá Hotels. Atiende a El Confidencial en una habitación del hotel Meliá Castilla tras participar en un foro organizado por Hosteltur sobre el actual contexto del sector. En su teléfono móvil recibe cada mañana un reporte de las reservas de sus hoteles en cada zona del mundo. Los datos son buenos, pero no se fía. Quiere más velocidad del Gobierno.

PREGUNTA. Hace un año vaticinó que la recuperación turística no empezaría hasta junio de 2021. Le tacharon de pesimista y se va a confirmar su previsión.

RESPUESTA. Me hubiera encantado equivocarme. Conociendo la historia de las pandemias y el tiempo de la implantación de las vacunas, solo había que mirar que al menos iban a pasar 18 meses. Era difícil que se acortara más. Y menos mal que ha habido un trabajo tremendo de todas las farmacéuticas.

P. ¿Por qué será tan importante la edición de Fitur 2021 que arranca el próximo miércoles?

R. Es una gran oportunidad para dar nuestra mejor imagen en los mercados emisores. Hay que hacer un esfuerzo para que esa percepción cale en la gente y se conviertan en embajadores del turismo. En España podemos demostrar que hay una cierta normalidad y coordinación y que nos estamos tomando en serio el sector turístico, tanto en el consumidor final como en los intermediarios (turoperadores y agencias de viajes).

Foto: Playa de Benidorm. (EFE)

P. ¿Qué ocurrirá para el turismo si dentro de varias semanas el Gobierno británico no da luz verde a España como destino seguro?

R. Sería demoledor. Cuando oigo a Pedro Sánchez hablar de que en 100 días tendremos inmunidad de rebaño, yo digo que no tenemos 100, sino 30 días. Nos jugamos mucho porque España no se puede permitir el lujo de perder otra temporada de verano. En este mes tenemos que agilizar la vacunación. Para mí, una vez que se ha logrado inmunizar a los grupos más vulnerables, a los grupos de edad por encima de 50 años, luego se debería priorizar las vacunas en aquellas comunidades autónomas con mayor dependencia del sector turístico.

A mí, con todos los respetos, una provincia del norte de España que tiene industria y automoción y veo su bajada del PIB el año pasado y es testimonial… Sin embargo, en Baleares y Canarias el turismo es todo. Grecia o Italia han priorizado destinos vacunados y ahí es de verdad donde se marca la diferencia. Hasta hace poco se hablaba de incidencia o de ocupación de UCI, pero ahora, en un contexto normalizado, lo importante es el grado de vacunación, de donde voy a ir yo a pasar mis vacaciones.

Israel, por ejemplo, a excepción de lo que está pasando en los últimos días en Gaza, ha sido el destino más pujante el último mes y medio. Y Dubái, tres cuartos de lo mismo. El mejor reclamo es poder vender la percepción de destino seguro porque la gente está inmunizada.

Debacle económica

P. ¿Cómo se prioriza entonces? ¿Solo las Islas? ¿Y destinos peninsulares turísticos de referencia como la costa alicantina, Costa Brava o Costa del Sol?

R. Sería tomar como referencia las comunidades autónomas donde más habría bajado el año pasado la incidencia del PIB por su dependencia del turismo. Me podrán decir que hay ciudadanos de primera o de segunda, pero dentro de tres meses todos seremos ciudadanos de primera cuando se alcance la inmunidad de rebaño, pero el presidente del Gobierno debe saber que las comunidades autónomas que pierdan la temporada no hablarán dentro de tres meses del coronavirus, sino de la debacle económica que pueden suponer para los destinos turísticos de referencia.

Los recursos son limitados y los tienes que priorizar donde haya más repercusión. Cada vez que lo digo parece que soy poco solidario, pero la solidaridad empieza por la economía. Si no arreglamos la economía de estos destinos, el problema va a ser mucho más grande. Estaremos todos vacunados, pero no tendremos para comer. Es un tema en el que hay que hacer más énfasis.

P. ¿Y el pasaporte sanitario? Aún no se sabe si se pondrá en marcha y cómo.

R. El pasaporte sanitario es un cachondeo. También me cuesta entender que nuestra ministra [Reyes Maroto, titular de Turismo] diga que no tiene sentido realizar 45 millones de PCR cuando en Alemania hay dos PCR gratuitas a la semana y que cada vez que entras en un gran almacén te puedes hacer una PCR sin problema. No puede ser que el coste sea la PCR o no implantar el pasaporte comunitario. El beneficio que supone recibir a turistas internacionales es infinitamente superior al coste de la PCR.

Foto: Sombrillas caídas en una playa de Torremolinos. (Toñi Guerrero).

P. También critica que todavía no se haya puesto en marcha un plan de rescate más contundente del sector turístico.

R. Efectivamente. Lo que temo es que cuando algunos destinos quieran abrir no habrá una oferta cultural o gastronómica. El turismo sufrirá mucho. El plan va muy tarde. Y en los fondos Next Generation primero tenemos que rescatar el sector turístico, y no ya tanto para que puedan sobrevivir, sino para que vuelvan a ser competitivos. Nuestros competidores en Europa no parten de 0, sino de 1 o 10. Han recibido de sus gobiernos ayudas a fondo perdido a pesar de que su porcentaje de PIB turístico respecto a su PIB económico es muy inferior al de España.

P. ¿Cree que el Gobierno tiene clara la importancia del sector?

R. Yo diría que no. A veces cuesta pensar que estemos en la prioridad de necesidades del Gobierno. Insisto con el tema de los 45 millones de PCR. Si se hace uno el pasaporte comunitario donde uno diga que está ya vacunado, serán muchas menos las PCR que necesito porque uno tendrá un código QR que dirá que está vacunado, pero miramos estos temas y los tratamos de forma tan a la ligera. Nos jugamos muchísimo. No sé si estamos en la agenda.

Tampoco entiendo cómo la Administración Central no ha impulsado ningún PERTE (Proyectos Estratégicos para la Recuperación y Transformación Económica) para el sector turístico. Nosotros sí lo hemos hecho junto a compañías hoteleras competidoras como Barceló, Riu e Iberostar. Es un ejemplo de colaboración privada-privada. El Gobierno lo ha hecho para la automoción, para la industria, para la sanidad, para la electrificación, pero para nosotros no hay ningún PERTE.

Nos jugamos mucho con los fondos Next Generation. Es una oportunidad histórica si lo hacemos bien para seguir siendo competitivos en los próximos 20 años y esperemos que el Gobierno se lo tome en serio. Eso de que no haya ningún PERTE es algo inconcebible. No me lo puedo creer con la que está cayendo.

"No entiendo que no se haya impulsado ningún Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica para el turismo"

P. ¿Habrá este verano suficientes vuelos y conectividad aérea?

R. Yo espero que sí, pero dependerá mucho del grado de vacunación y del pasaporte. No hablo de Europa donde realmente es difícil que los Estados miembros se pongan de acuerdo. Dicho esto, los que nos jugamos más, como España, Grecia, Italia o Portugal, deberíamos hacer un frente común con el pasaporte sanitario que nos asegurara ponerlo en marcha de modo inmediato. Hay mucha demanda contenida en vacacional. Por ejemplo, en Dubái hemos tenido normalidad en los últimos tres meses. Cuando las cosas se hacen bien hay una demanda que quiere disfrutar de sus vacaciones.

P. Las reservas están repuntando.

R. Sí, es verdad, van bien. Pero hay una diferencia: en otros años había depósito y esta temporada no lo tenemos porque tienes que dar toda la flexibilidad. Todas esas reservas como un semáforo en verde, ámbar o rojo o cuarentena para los turistas se pueden convertir en cancelaciones. Ya nos ha pasado en varias ocasiones. Esos brotes verdes hay que anunciarlos con la boca pequeña y con mucha prudencia.

P. ¿Cómo valora la competencia de Turquía o Grecia?

R. Si nos comparamos frente a Turquía estamos muy bien, pero es que Turquía no ha sido quizás el mejor país que ha gestionado la pandemia y quizá su nivel de transparencia no ha sido el más adecuado. Esa incertidumbre pesa en la mentalidad del consumidor. Cuando se han referido a 600 o 700 de índice de incidencia de covid y que luego se podrían convertir en 1.000 o 2.000... eso también les ha pasado en otros países del norte de África. Grecia, Italia o Portugal realmente lo han hecho muy bien y están en mejor posición que nosotros, sobre todo Grecia con el mercado británico.

"La aportación del sector turístico al PIB español no se recuperará hasta 2023. El vacacional se recuperará antes que el urbano"

P. ¿En qué fecha volverá el turismo a suponer el 12% del PIB español, como lo fue en 2019?

R. No lo veremos antes de 2023. Habrá un ritmo de recuperación de dos velocidades. El vacacional se recuperará muchísimo antes que el urbano, que será más estructural. Se van a eliminar muchas reuniones de trabajo porque para eso están las videoconferencias, pero también creo que en las agencias de viajes de Estados Unidos se les exigirá el impacto en la huella de carbono que tendrá el desplazamiento. En Meliá, por ejemplo, el urbano ya solo representa el 20% de nuestro EBITDA.

Hay mucho que avanzar en precompra, compra y posestancia. La sostenibilidad es fundamental para seguir siendo competitivos. Como no abordemos una renovación integral de los destinos maduros muchos de ellos tendrán todos los alicientes para desaparecer a medio plazo en zonas que no aportarán mucho valor a los clientes.

P. ¿Tiene claro España su modelo turístico para los próximos 15 o 20 años?

R. Es fundamental saberlo, pero todas las competencias en materia turística están transferidas a las comunidades autónomas… cada región tiene su propia interpretación de qué quiere ser de mayor. Al menos con los fondos Next Generation, aparte de la digitalización y la sostenibilidad, debería haber un mayor énfasis porque nos jugamos mucho en los destinos maduros.

Es el caso por ejemplo de Torremolinos, es necesario que se aborde un plan con iniciativa pública o privada que los haga igual de atractivos para los próximos 20 años. Si no lo hacemos habrá destinos del Norte de África, de Turquía y de otros lugares que se van a llevar ese turismo.

P. Los Benidorm, Torremolinos, Playa de Palma, Adeje, o Magaluf suponen un 40% de la capacidad alojativa de España. ¿Por qué Magaluf continúa con la imagen de turismo de borrachera? ¿Tan difícil es cambiar esa imagen?

R. No ha habido una voluntad política decidida de erradicarlo hasta este Govern de Baleares. De hecho, el 'conseller' de Turismo Iago Negueruela (PSOE), ha dejado muy claro que no es el turismo que nos interesa, el que denigra a la mujer, palabras como ‘balconing’ o ‘mamading’ no es lo que queremos. Creo mucho en el turismo de ocio diurno y nocturno. Y diurno tenemos el Nikki Beach, pero te aseguro que al primero que se pasa de la raya lo invitamos a irse. No puede haber turismo que esté en las aceras, borrachos y desnudos, con abuso sexual. Antes había intereses políticos y de empresarios para no tirar a la borda ese modelo de negocio que es caduco, obsoleto y que no tiene recorrido.

P. ¿Por qué tampoco la Administración Central ha impulsado ningún PERTE (Proyectos Estratégicos para la Recuperación y Transformación Económica)
para el sector turístico?

R. No lo entiendo. Hemos un hecho un PERTE entre compañías hoteleras competidoras como Meliá, Barceló, Riu e Iberostar. Es un ejemplo de colaboración privada-privada. El Gobierno lo ha hecho para la automoción, para la industria, para la sanidad, para la electrificación, pero para nosotros no hay ningún PERTE.

P. El turista demanda más experiencias. ¿Evolucionará más a partir de ahora?

R. Se va a acabar el pan para todos. El cliente va buscando una experiencia más adaptada a sus gustos y autóctona del lugar que visita. Quiere experimentar donde va y se va a acelerar sin lugar a dudas, lo que pasa es que también tenemos que digitalizarnos. Cuando veo colas en la Catedral de Palma o en la Casa Batlló de Barcelona para entrar no tiene sentido. Los ayuntamientos tienen que hacer un esfuerzo en distribuir ese producto y ofrecer distintos puntos atractivos, como ocurre con los museos en Málaga.

Foto: Playa de El Postiguet, en la Comunidad Valenciana, repleta de sombrillas. (EFE)

P. ¿Siguen preocupando las viviendas turísticas y la turismofobia?

R. La turismofobia apareció porque hubo un desmadre con la falta de regulación del alquiler vacacional, porque en sí la planta hotelera tampoco ha crecido tanto: lo ha hecho por debajo del PIB del país. No hay una sobreoferta hotelera. Sí hubo una sobreoferta desmesurada del alquiler vacacional en los últimos años. De las cosas buenas que ha traído el covid ha sido el pasar del alquiler vacacional al de larga estancia. Aprendamos de errores cometidos en el pasado: los ayuntamientos tienen que legislar para saber cuánto quiero de alquiler vacacional.

Creo que en ese tipo de alquiler, y está aquí para quedarse, lo que no creo es que el casco antiguo deba ser el 80% de la oferta alojativa porque lo que hace es crear rechazo para los que viven en el centro. Lo que no podemos hacer es convertir todos los cascos antiguos de las ciudades en parques temáticos porque se va a degradar. No voy a las Ramblas para conectarme con gente de otras nacionalidades, sino que lo hago para ir al mercado de la Boquería para conocer a la auténtica Cataluña.

P. Hay mucho movimiento de ofertas y compra de hoteles.

R. Los bancos fueron al principio extremadamente generosos en marzo y abril de 2020 ofreciendo liquidez y créditos ICO para sobrevivir. Eso fue muy bueno, pero desde hace unos meses han puesto el listón más alto y así es como debe ser para no dar financiación a ‘jugadores’ que no estaban previamente al covid. Es bueno poner el listón más alto para asegurarnos que no estamos financiando a empresas zombi porque lo único que pueden hacer esas empresas es vender a cualquier precio para generar liquidez.

P. ¿Qué tipo de empresas zombi?

R. Aquellos que no hayan hecho su estrategia en sostenibilidad y digitalización y tengan una gran dependencia en alquileres, que tengan un negocio muy urbano, que no hayan hecho relevo generacional, que no tengan su propio canal de distribución ni tengan una marca reconocida. Algunas de esas empresas no deben ser merecedoras de ayudas financieras o al menos que vaya a la cuenta de resultados de los años precovid.

Foto: La ministra de Turismo, Reyes Maroto; el presidente de Exceltur, Gabriel Escarrer, y el presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias, Abel Caballero, en la clausura de Solytur. (EFE)

P. ¿No es la situación de los ERTE un poco ficticia en el actual contexto laboral?

R. A mí lo único que me quita el sueño es destruir puestos de trabajo, pero seamos conscientes de que la reactivación no será de nada a 100 de una mañana a la otra. Ojalá fuera el caso. Será una reincorporación más paulatina. No puedo incorporar a un personal acorde a unas ocupaciones hoteleras del 80 o 90% cuando tendré el 30 o 40%. El ERTE debería derivar a un ERTE estructural que te permita entrar y sacar empleados de aquí a finales de año. En un contexto de total incertidumbre tú no puedes incorporar a todo el personal porque sería la ruina para el sector. Lo que tiene que entender el Gobierno, y la ministra Yolanda Díaz lo ha entendido y es una de las personas más sensibilizadas, es que la recuperación será gradual y por eso necesitamos tener un mecanismo flexible que nos permita incorporar y sacar a gente dependiendo de las necesidades que tengamos.

No hubo otra compañía que abriera más hoteles que nosotros. En muchos de los casos perdimos mucho dinero, pero fue menos que teniéndolo cerrado, pero es la obligación de cualquier empresario: reactivar tus hoteles y tener ocupada a la plantilla. Tener 16 meses a la gente ociosa no es nada bueno.

P. ¿Hasta cuándo van a pedir que haya ERTE?

R. Hasta que no haya una visión de normalidad.

P. ¿Qué es la normalidad?

R. Que tengamos unos niveles de entrada de turistas similares a los de 2019. Si tú me dices que en vez de 85 millones de visitantes vas a tener 45 yo necesitaría alguna ayuda, pero lo peor es que estarán ociosos en el trabajo.

"Si ahora queremos poner una ecotasa, vamos a ser unos insensatos. No es el momento"

P. Francia ha planteado que no haya viajes en avión a menos de una hora de distancia

R. Es inoportuno. En Europa, y en especial en España, siempre tenemos la oportunidad de penalizar, penalizar y penalizar… Yo soy más partidario de incentivar, incentivar e incentivar. Imagínate que tú eres Iberia y yo soy Air Europa y tú tienes una flota más vieja que la mía, me va a suponer más coste la ecotasa que quieren imponer. No tendrá ningún aliciente el proyecto. Lo que tendría que hacer es potenciar el uso de biocombustible o de aeronaves más energéticas. Eso es la ilusión más que penalizar. Y si eso se aplica a España, ¿cómo se harán con los dos archipiélagos? Si ahora queremos poner una ecotasa vamos a ser unos insensatos. No es el momento.

P. Aunque desde Exceltur se ha hecho hincapié en la importancia de los resultados y no de los números absolutos de visitantes, el volumen sigue siendo importante.

R. Primero nos tenemos que centrar en recuperar volumen y luego ya hablaremos de margen, pero si no tenemos clientes…

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Meliá Hoteles
El redactor recomienda