Archivan la investigación contra Mauricio Casals por contratar a Villarejo
  1. España
El espionaje a los Pérez Dolset

Archivan la investigación contra Mauricio Casals por contratar a Villarejo

El juez del caso imputa, en cambio, al periodista Miguel Ángel Liso tras el hallazgo de nuevas anotaciones del polémico comisario

placeholder Foto: El presidente de 'La Razón', Maurici Casals. (EFE)
El presidente de 'La Razón', Maurici Casals. (EFE)

El juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón ha archivado la investigación que mantenía abierta sobre el hombre fuerte de Planeta y presidente de 'La Razón', Mauricio Casals, por contratar presuntamente a Villarejo para investigar a unos empresarios rivales. En un auto al que ha tenido acceso El Confidencial, el magistrado alega que no hay indicios suficientes para atribuir a Casals este encargo, pero al mismo tiempo imputa a otro directivo de la comunicación, el periodista Miguel Ángel Liso, a raíz de nuevas anotaciones halladas en las agendas del polémico mando.

Este asunto se enmarca en la pieza separada número 18 del caso Villarejo. Se investiga quién contrató al comisario mientras estaba en activo para una investigación privada, lo que supone un presunto delito de cohecho. El encargo tuvo lugar el 21 de febrero de 2013 y se plasmó en el llamado proyecto Brod. Según el documento del plan incautado en su día a Villarejo, el objetivo era salvaguardar los intereses del cliente frente a unos empresarios rivales, los hermanos Javier e Ignacio Pérez Dolset, propietarios mayoritarios del Grupo Lanetro Zed.

Foto: El presidente de La Razón, Mauricio Casals. (EFE)

En junio del año pasado, la Unidad de Asuntos Internos de la Policía Nacional informó al juez de que no se había localizado nueva documentación que permitiese identificar de forma indubitada al cliente. Tampoco había forma de acreditar que el trabajo se llegase a llevar a cabo. En consecuencia, el juez optó por archivar el caso ante la imposibilidad de seguir avanzando. Los hermanos Pérez Dolset, personados como perjudicados, recurrieron ante la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional que les dio la razón. Ordenaron al magistrado reabrir el caso y citar como investigado a Mauricio Casals.

En su declaración ante el juez, Villarejo apuntó a Casals y dijo haberle hecho "un favor". Detalló reuniones en actos de 'La Razón'. El aludido lo negó cuando fue interrogado por el magistrado, que ahora ha vuelto a archivar las diligencias contra él. Eso a pesar de que los investigadores cuentan ahora con material nuevo del que carecían en junio. Como viene informando este periódico, en octubre los investigadores se incautaron de un lote nuevo de 13 agendas en el domicilio del comisario que recogen anotaciones inéditas de sus años en activo en el cuerpo.

El juez: "Las agendas, en cambio, permiten dirigir la investigación hacia Miguel Ángel Liso Tejada"

Villarejo presume de su relación con él y en las agendas hay múltiples anotaciones que le aluden. También otros investigados como el exministro del Interior, Jorge Fernández Díaz. Sin embargo, no hay indicios que apunten al hombre fuerte de Planeta y presidente de 'La Razón': "Corrobora las manifestaciones de Casals, pues nada en la agenda permite sostener vinculación alguna en el encargo de este proyecto ni siquiera con Villarejo en el momento en el que el mismo se efectúa".

El comisario Gabriel Fuentes

Pero el juez ha encontrado en esa agendas otra línea de investigación en la que quiere avanzar y es la que afecta a Liso: "Las agendas, en cambio, permiten dirigir la investigación hacia otra persona, Miguel Ángel Liso Tejada, periodista que formaba parte del grupo de Comunicación Zeta, y que justo en la fecha en la que se inicia el proyecto investigado Brod se dirige a Villarejo porque 'quiere que analicemos tema". Posteriormente, Villarejo se dirige a un comisario jubilado con cierta "info", que podría estar vinculada con el tema que le pide analizar Liso, según el auto.

Foto: María Dolores de Cospedal y su marido, Ignacio López del Hierro. (Getty)

Ese comisario jubilado es identificado por los investigadores como Gabriel Fuentes, el que fuera comisario general de Información. Es un mando afín a Villarejo desde hace años y a otros comisarios investigados en la causa como Enrique García Castaño. Fuentes era un habitual en las comidas y reuniones que organizaba Villarejo.

En las agendas se recogen una serie de citas correspondientes al año 2013, próximas a las fechas en las que se elabora el informe Brod —fechado el 1 de marzo de 2013— o tiene lugar el encargo del mismo —el 21 de febrero de 2013—. Examinadas las anotaciones de los días 20 y 21 de febrero, se observan referencias de posibles encargos únicamente asociados al que fuera director adjunto de la Policía Pedro Díaz Pintado y Liso.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Espionaje Grupo Zed