El 15-M celebra su 10º aniversario sin partidos y con la izquierda protestando por Palestina
  1. España
CONCENTRACIÓN EN LA PUERTA DEL SOL

El 15-M celebra su 10º aniversario sin partidos y con la izquierda protestando por Palestina

Más allá de situarse al margen de los fastos de esta simbólica fecha, desde Unidas Podemos reivindican "un proyecto inspirado en los anhelos de libertad que venían de esas plazas"

placeholder Foto: Manifestantes con una pancarta del 15-M en la Puerta del Sol de Madrid. (EFE)
Manifestantes con una pancarta del 15-M en la Puerta del Sol de Madrid. (EFE)

El 15-M nació "sin siglas ni banderas" y en su décimo aniversario, con aroma a cierre de ciclo, volverá a reivindicarse sin partidos. A pesar de haber sido canalizado políticamente por nuevas ofertas políticas surgidas a lo largo de esta última década, principalmente Podemos, pero también las candidaturas municipalistas que auparon a las principales alcaldías a figuras como Ada Colau o Manuela Carmena, ninguno de estos autoproclamados herederos de los "indignados" celebrará el décimo aniversario. Ni con actos propios de partido ni acudiendo a las concentraciones como la que acogerá este sábado la Puerta del Sol, epicentro del movimiento, con las limitaciones propias de la pandemia marcadas por la subdelegación del Gobierno.

Las organizaciones políticas de izquierda se enfocarán este 15-M en protestas con una mirada más internacional. Palestina y Colombia. Desde IU y el PCE se está convocando a sus bases a acudir a las manifestaciones que tendrán lugar este sábado en apoyo al pueblo palestino y a las protestas que están teniendo en el país sudamericano contra las políticas del Gobierno de Iván Duque.

Foto: Una pancarta del 15-M en una manifestación en Valencia. (EFE)

No es una novedad que los partidos que han tratado de llevar a las instituciones las demandas del 15-M se sitúen al margen de los aniversarios de este movimiento. Pretendidamente apartidista y bajo el lema del 'no nos representan', tampoco sería sencillo el encaje de lo que se tildaría como reapropiación.

Por muchos años que hayan pasado, persiste en el imaginario de los políticos de izquierdas cómo un pequeño grupo de exaltados echó de una protesta contra un desahucio, los días posteriores al 15-M, al por entonces coordinador general de IU, Cayo Lara, que había acudido invitado previamente por representantes de la PAH de Madrid. Además de increpado al grito de "oportunista", acabó bañado por el agua que le tiraron encima, ante el rechazo a esta acción contra él de la mayoría de asistentes y de los miembros de la PAH que le habían invitado. Pero no solo políticos, incluso medios de comunicación. En el quinto aniversario, el plató de La Sexta situado en el medio de la Puerta del Sol para realizar un debate sobre el 15-M al pie de la plaza también tuvo que ser cercado por seguridad privada y tuvo que evitar el sonido ambiente para que no se colasen los silbidos en directo.

"La política con mayúsculas, que es la herramienta de los pueblos para lograr transformaciones en sentido democrático"

Más allá de situarse al margen y evitar el protagonismo en esta simbólica fecha, desde Unidas Podemos han aprovechado la primera reunión del grupo parlamentario en la que se estrenó la vicepresidenta tercera Yolanda Díaz al frente tras la dimisión de Pablo Iglesias para marcar territorio. "Hace 10 años del 15-M", arrancó la líder del espacio morado en el Gobierno, para pedir a los diputados del grupo confederal que "tenemos que repensarnos mirando a nuestros orígenes, y sobre todo abrirnos a la sociedad y dialogar con ella".

En esta línea, Díaz abogó por "recordar aquel momento de dignidad, cuando nuestra sociedad dijo 'basta' y nuestro pueblo hizo algo maravilloso que fue recuperar la política en el sentido más digno y noble. La política con mayúsculas, que es la herramienta de los pueblos para lograr transformaciones en sentido democrático y hoy, como hace 10 años, nunca debemos de olvidarlo".

"La brújula" del 15-M

Antes de la intervención de Díaz había sido el presidente del grupo parlamentario, Jaume Asens, quien en la introducción de la reunión se arrancó recordando el décimo aniversario de un movimiento que calificó como "el más importante desde la Transición". Un movimiento del que, dijo, "aprendimos que cuando perdemos el miedo y nos organizamos todo es posible. Entonces supimos comprender las esperanzas, pero también los enfados mayoritarios de nuestro pueblo, y construimos un proyecto inspirado en los anhelos de libertad que venían de esas plazas".

En este contexto de crisis, de una magnitud todavía mayor a la de 2008 que precedió al 15-M, Asens trasladó en la reunión con los diputados y miembros morados del Gobierno de coalición que "tenemos que recordar ese compromiso inicial y no perder ni olvidar esa brújula. Nos podemos equivocar y nos equivocaremos, pero debemos tener presente que nuestra obligación es estar con la gente".

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Movimiento 15M Unidas Podemos
El redactor recomienda