La esposa de Bárcenas admite ante la comisión sobre Kitchen que sintió miedo por su vida
  1. España
SE NIEGA A DECLARAR

La esposa de Bárcenas admite ante la comisión sobre Kitchen que sintió miedo por su vida

Rosalía Iglesias se presenta como "una víctima" de la operación parapolicial investigada en la Audiencia Nacional

placeholder Foto: Rosalía Iglesias, en una imagen de archivo. (EFE)
Rosalía Iglesias, en una imagen de archivo. (EFE)

Rosalía Iglesias, esposa del extesorero del PP Luis Bárcenas, ha rechazado declarar en la comisión de investigación del Congreso de los Diputados sobre la operación Kitchen para evitar "perjudicar el procedimiento judicial", pero sí ha reconocido que en aquellos años sintió "miedo" por su vida y por la de su familia.

Iglesias ha comparecido en la comisión por videoconferencia, acompañada de su abogada, desde la prisión de Alcalá-Meco (Madrid) en la que se encuentra cumpliendo condena de casi 13 años por la primera época de la trama Gürtel.

Al inicio de su intervención ha indicado que, a pesar de ser "una víctima" de la operación parapolicial investigada en la Audiencia Nacional, no iba a declarar al tratarse de "causa judicializada" en la que hay "una parte secreta y que se sigue investigando". Siguiendo el consejo de sus abogados, ha declinado contestar a las preguntas de los grupos parlamentarios para "no perjudicar el procedimiento judicial", en el que se encuentra personada como perjudicada, ni a las "personas investigadas".

Foto: Rosalía Iglesias, esposa del extesorero del PP, Luis Bárcenas, a su llegada a la Audiencia Nacional. (EFE)

"Soy la primera interesada en que se sepa la verdad de este caso. Soy una víctima junto a mi familia, que hemos sido muy perjudicados, hemos vivido una situación muy dura", ha añadido. A preguntas de la diputada socialista Andrea Fernández sobre el asalto de un falso cura a su vivienda, la mujer del extesorero popular ha indicado que lo "siente" y que le gustaría "poder relatar" todo lo que su familia ha "sufrido", pero que no podía.

"No me gusta esta postura, pero evidentemente sigo el consejo que me han dado y lo tengo que hacer —ha señalado—. Lo único que puedo decir es que fueron tan graves que hubo un juicio y ese señor fue condenado a 22 años de cárcel, pero los medios le quitaron importancia porque era la familia de Luis Bárcenas".

Iglesias tampoco ha contestado a la mayoría de las preguntas formuladas sobre el que fuera el chófer de la familia, Sergio Ríos, quien está siendo investigado por su participación en la operación tras ser captado como confidente policial. Sí ha confirmado que tenían confianza en él y que de hecho tenía las llaves de su casa "y podía hacer uso de ellas".

Foto: María Dolores de Cospedal, con su marido, Ignacio López del Hierro. (Getty)

Aun así, ha señalado que en ese momento tampoco fue consciente de estaba siendo objeto de vigilancia. Preguntada por la diputada socialista si sintió "miedo" en algún momento por su propia integridad o la de algún miembro de su familia, como su hijo o su marido, Iglesias ha contestado: "Por supuesto que sí".

"Fueron momentos, meses y años en los que he vivido de una manera bastante complicada, pero no sabría decir si observada, vigilada", ha destacado posteriormente durante el turno de preguntas de la diputada de ERC Pilar Vallugera. Asimismo, ha admitido que supo que Ríos tuvo un arma, pero ha declinado contestar a en qué momento se enteró de ello. "No debo contestar", ha dicho.

Pino: "No voy a contestar ni a un saludo"

El jefe de la Policía con el Gobierno del PP cuando ocurrió la operación Kitchen, Eugenio Pino, también se ha negado a colaborar con los grupos políticos. "Con el debido respeto, no voy a contestar a ninguna pregunta, ni a un saludo", ha asegurado. El que fuera director adjunto operativo (DAO) de la Policía Nacional, uno de los mandos investigados en esta pieza del caso Villarejo, ha pedido la palabra antes de que le hicieran ninguna pregunta para advertir de que la "actitud investigadora" de la comisión del Congreso "no es jurisdiccional" y sí "de naturaleza política".

Foto: Ex número dos de la policía eugenio pino: "la operación kitchen no existe"

En su opinión, la comisión de investigación del Congreso lo que hace es "emitir juicios de oportunidad política", por lo que reconoce que está obligado a comparecer pero no a declarar. "Argumentos que aquí se exponen carecen de idoneidad jurídica y la condición de certeza solo la garantiza el proceso judicial", ha leído Pino, que se ha escudado en su derecho de defensa y en el secreto de sumario.

"Resulta muy lamentable", ha señalado el portavoz del PSOE, Felipe Sicilia, que ha relacionado su negativa a colaborar con su deseo de "tapar" el presunto delito que habría cometido al participar en el operativo al margen de la tutela judicial para sustraer información sensible a Bárcenas.

Pino, con mascarilla con la bandera de España y casi siempre cruzado de brazos, ha guardado silencio, solo interrumpido con frases como "sin comentarios" o "no voy a contestar". El diputado del PSOE, el primero en tomar la palabra para interrogar al compareciente, le ha recordado que otros mandos policiales sí han contestado a aquello que entendían que no afectaba a su estrategia de defensa. En su intervención, Felipe Sicilia le ha reprochado a Pino que ni le mirara cuando le hacía las preguntas. "Le agradecería que me prestara atención, cuanto menos, que me atienda. Si quiere no me conteste, pero que los ciudadanos al menos vean que tiene educación".

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Comisión de investigación Partido Popular (PP) Rosalía Iglesias Congreso de los Diputados Luis Bárcenas
El redactor recomienda