La abogada que destapó el caso niñera denuncia "represalias" de Podemos ante el TSJC
  1. España
Conflicto laboral

La abogada que destapó el caso niñera denuncia "represalias" de Podemos ante el TSJC

Mónica Carmona acusa a la formación de “activar la maquinaria” contra ella días después de preguntar por el uso que Irene Montero hacía de su escolta

placeholder Foto: Irene Montero y María Teresa Arévalo, en un 'frame' de un programa de televisión. (EC)
Irene Montero y María Teresa Arévalo, en un 'frame' de un programa de televisión. (EC)

La exabogada de Podemos que destapó el caso niñera, Mónica Carmona, denuncia ante la Justicia que el partido “activó la maquinaria” contra ella días después de que pidiera información sobre el uso que Irene Montero hacía de su escolta. Lo dice en un recurso presentado ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) en el marco del conflicto laboral que mantiene con la formación morada desde que fue apartada de sus funciones de responsable de Cumplimiento Normativo en 2019. La letrada quiere que se reconozca que sufrió “represalias” por investigar la presunta corrupción del partido.

Carmona era algo así como una auditora interna en Podemos. Ella y su compañero, el también abogado José Manuel Calvente, plasmaron sus averiguaciones y sospechas en una denuncia que dio pie al caso Neurona, en el que está imputado el partido y del que han derivado nuevas líneas de investigación, entre ellas, la que tiene que ver con el presunto uso fraudulento de una asesora de Podemos como cuidadora de los hijos de Irene Montero y Pablo Iglesias. En marzo, el Juzgado de lo Social número 1 de Granollers condenó a Podemos a indemnizarla y anular su reducción de jornada, pero rechazó las represalias denunciadas.

Foto: Irene Montero y Maria Teresa Arévalo, en un 'frame' de un programa de televisión. (EC)

Ahora, en su recurso ante la Sala de lo Social del TSJC al que ha tenido acceso El Confidencial, Carmona dice que, “sin duda alguna, la medida empresarial constituye una represalia por el hecho de haber dado cumplimiento a sus obligaciones e investigar la posible comisión de delitos, y advirtiendo de la posible comisión de los mismos”. Como ejemplo, alude a sus sospechas respecto a si la actual ministra de Igualdad, Irene Montero, también usaba a su escolta para fines personales que nada tenían que ver con la seguridad.

"Solo seis días antes"

Recuerda que pidió información a la gerencia del partido y al Departamento de Seguridad ante un posible incumplimiento de la Ley de Seguridad Privada. Se basaba en las informaciones de prensa publicadas tras el despido de la escolta de Montero. Lo hizo “tan solo seis días antes de que la dirección del partido activase la maquinaria” para removerla del cargo de responsable de Cumplimiento Normativo, hecho que se produjo en fecha 2 de diciembre de 2019.

“Por tanto, estas peticiones de información sobre esos hechos podríamos decir que no fueron del agrado de la dirección del partido político demandado, a juzgar por la reacción que tuvo para los dos empleados implicados en ellas, recordemos el despido de Calvente y la remoción de la actora del cargo de responsable de Cumplimiento Normativo y reducción de su jornada a la mitad”. En el caso de Carmona, el partido justificó la decisión en pérdida de confianza. A Calvente, en cambio, le acusaron públicamente de haber acosado a una compañera, unos hechos que acabaron archivados por la Justicia.

Foto: Irene Montero y María Teresa Arévalo, en un 'frame' de un programa de televisión. (EC)

Recientemente, el juez de Instrucción número 46 de Madrid, José María Escribano, ha abierto unas diligencias de investigación en torno a Montero por presunta administración desleal en el caso niñera. El origen está en una documentación que mandó Carmona a principios de año. En el marco de esta causa, el juez quiere tomar declaración como testigo a la exescolta de Montero para saber si también fue obligada a realizar labores de este tipo. Además, ha citado como testigos tanto a la gerente como al jefe de Seguridad de Podemos a los que consultó la abogada.

"Es evidente que su actuación en coordinación con Calvente ha motivado su caída en desgracia"

El recurso presentado ante la Sala de lo Social del TSJC insiste en que “es evidente” que su actuación “en coordinación con Calvente ha motivado su caída en desgracia, pudiendo establecerse una conexión clara y nítida entre sus funciones como responsable de Cumplimiento Normativo y las decisiones empresariales impugnadas”. Por ello, entiende que se vulneraron sus derechos fundamentales “de forma flagrante”.

No lo entendió así el juzgado de Granollers que estudió el caso en primera instancia. Según la sentencia de la magistrada Carmen Briones, “no se aprecia indicio alguno de vulneración de derechos fundamentales”. Se basaba en que no había constancia de que los órganos del partido tuvieran conocimiento de la existencia de una investigación por parte de Carmona, por lo que “no se ofrece indicio alguno que permita afirmar que la actuación del empleador de modificar la jornada de trabajo de la actora obedece a una represalia”.

Foto: Imagen: EC.

Carmona y Podemos fueron a juicio en noviembre del año pasado. Ella reclamaba 75.000 euros por vulneración de sus derechos al reducirle su jornada laboral de 40 horas a la mitad. Esta abogada de Barcelona había comenzado en 2016 a prestar servicios para la formación morada como asesora del Consejo Ciudadano en Cataluña. Su jornada era tan solo de cuatro horas diarias hasta que, pasado un año, pasó a ocho horas diarias y a asumir la responsabilidad de Cumplimiento Normativo.

EL juzgado de Granollers sí le dio la razón en lo que tiene que ver con la alteración de su relación laboral, al entender que la formación incumplió el Estatuto de los Trabajadores. Declaró nula la modificación, condenando a Podemos reponerla en su puesto y al abono de una indemnización consistente en la diferencia de salario dejado de percibir desde la modificación a razón de 36,72 euros al día, es decir, una cantidad inferior a los 15.000 euros. Calvente, en su caso, llegó a un acuerdo con el partido y pactó 30.000 euros tras su despido.

La exabogada de Podemos que destapó el caso niñera, Mónica Carmona, denuncia ante la Justicia que el partido “activó la maquinaria” contra ella días después de que pidiera información sobre el uso que Irene Montero hacía de su escolta. Lo dice en un recurso presentado ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) en el marco del conflicto laboral que mantiene con la formación morada desde que fue apartada de sus funciones de responsable de Cumplimiento Normativo en 2019. La letrada quiere que se reconozca que sufrió “represalias” por investigar la presunta corrupción del partido.

Irene Montero Tribunal Superior de Justicia de Cataluña Corrupción Unidas Podemos
El redactor recomienda