La izquierda convierte el 1º de Mayo en un acto electoral conjunto: "Estamos muy cerca"
  1. España
CONTRAFOTO DE COLÓN DE LA MANO DE SINDICATOS

La izquierda convierte el 1º de Mayo en un acto electoral conjunto: "Estamos muy cerca"

De la mano de los sindicatos y actuando como un bloque monolítico, los candidatos de fuerzas de izquierda visibilizan su unidad en un inusual 1º de Mayo con hasta siete ministros

placeholder Foto: Los candidatos a la Comunidad de Madrid Pablo Iglesias, Ángel Gabilondo y Mónica García. (EFE)
Los candidatos a la Comunidad de Madrid Pablo Iglesias, Ángel Gabilondo y Mónica García. (EFE)

Los partidos del bloque progresista desecharon a principios de esta semana la idea de celebrar un acto conjunto durante la campaña electoral del 4-M. Se argumentaba la necesidad de visibilizar la unidad de PSOE, Más Madrid y Unidas Podemos en el rechazo a lo que calificaron como actitudes antidemocráticas de Vox. Una suerte de 'contrafoto' de Colón, que llegó a plantearse después de que el candidato socialista, Ángel Gabilondo, apelase a una "toma de posición conjunta de todos los demócratas para hacer valer la democracia". "Cada uno tiene que convencer a los suyos para que vayan a votar", se le respondió desde otra de las candidaturas de izquierdas, advirtiendo que sería un error en campaña. Pues bien, a tres días de las elecciones de Madrid y de la mano de los sindicatos, los candidatos de PSOE, Unidas Podemos y Más Madrid han convertido el Primero de Mayo en un gran acto electoral conjunto.

Candidatos a la presidencia de la Comunidad de Madrid y hasta siete miembros del Gobierno de coalición, incluida la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, han acudido a la manifestación celebrada en Madrid (Carmen Calvo, José Luis Ábalos, Reyes Maroto, Irene Montero, Ione Belarra y José Manuel Rodríguez Uribes). Si el mensaje de los sindicatos ha sido reivindicar que "se cumplan" los compromisos programáticos del Gobierno, especialmente en lo referente a las reformas laboral y de pensiones y a la subida del Salario Mínimo Interprofesional, los candidatos han aprovechado para llamar a la movilización de la clase trabajadora el próximo 4-M. Eso sí, han advertido sobre el "peligro" para las libertades del auge de la ultraderecha.

De la mano y actuando como un bloque monolítico. También con optimismo y siempre utilizando el plural: "Estamos cerca, muy cerca de lograr el cambio", aseguraba Gabilondo en referencia a unas encuestas internas que situarían al bloque de izquierda en una situación cercana al empate con el bloque de la derecha y fiando el vuelco electoral a la movilización de los indecisos. El candidato socialista se ha propuesto para liderar "un gobierno de progreso", tendiendo la mano tanto a Mónica García como a Pablo Iglesias, insistiendo en que "estamos en una tesitura muy crucial" y que el cambio, además de una "necesidad" sería "una posibilidad".

placeholder Candidatos de la izquierda a la Comunidad de Madrid y miembros del Gobierno de coalición durante la manifestación en la capital. (EFE)
Candidatos de la izquierda a la Comunidad de Madrid y miembros del Gobierno de coalición durante la manifestación en la capital. (EFE)

"Es importante que se movilice toda la clase trabajadora para que a través del voto sigamos defendiendo nuestros derechos. Es necesario cambio en Madrid y que toda la clase trabajadora vaya a votar a partidos de izquierdas", teloneaba a Gabilondo la vicesecretaria general del PSOE y portavoz de los socialistas en el Congreso, Adriana Lastra. "Sí, esta vez toca y vamos a cumplir con los compromisos adquiridos", le respondía también a los sindicatos, cual promesa electoral. "Pensemos en común, trabajemos en común y celebremos este 1º mayo de esperanza y proyectos combativos", apuntaba por su parte la titular de Trabajo tendiendo la mano a las organizaciones sindicales con quienes tiene pendiente de negociar en la mesa del diálogo social las reformas para la modernización del mercado laboral comprometidas con Bruselas.

Los líderes sindicales han sorteado durante esta jornada las referencias a las elecciones del próximo martes, si bien durante los últimos días habían ido preparando el terreno llamando a la movilización electoral y asumiendo los marcos de la campaña del bloque progresista al dibujar el 4-M como un plebiscito sobre la democracia y asociar la defensa de los derechos laborales y los servicios públicos al cambio político.

Tanto es así que las federaciones madrileñas de los principales sindicatos lanzaron en los días previas al Primero de Mayo un manifiesto unitario "por el voto a la izquierda" en las elecciones del 4-M. Es vital la mayor movilización y nuestro voto a opciones progresistas de izquierda, feministas, defensoras de lo público y que incluyan en sus programas la defensa y ampliación de los derechos individuales y colectivos", recoge el manifiesto conjunto.

"El 1º de mayo es un día de dignidad democrática de la gente trabajadora y este se da en unas circunstancias muy especiales; no solo por la pandemia si no también porque estamos muy cerca de unas elecciones históricas donde la diferencia la va a marcar la clase trabajadora", argumentaba Pablo Iglesias por su parte. Mensajes coincidentes entre los candidatos de izquierdas, centrados en alentar la participación y mostrarse optimistas ante un vuelco electoral que estaría "muy cerca".

placeholder El candidato de Unidas Podemos a la Comunidad de Madrid, Pablo Iglesias (d), y del candidato del PSOE, Ángel Gabilondo (i), participan en la manifestación del Primero de Mayo. (EFE)
El candidato de Unidas Podemos a la Comunidad de Madrid, Pablo Iglesias (d), y del candidato del PSOE, Ángel Gabilondo (i), participan en la manifestación del Primero de Mayo. (EFE)

Coincidiendo con el Primero de Mayo, Unidas Podemos también ha aprovechado para lanzar un nuevo cortometraje de campaña escrito por Carlos Bardem y dirigido por Elena Molina. La pieza narra la jornada laboral precaria de una trabajadora 'rider' que, además, afronta una situación de dependencia de un familiar y sufre las consecuencias del desmantelamiento de la sanidad pública. De esta forma, Unidas Podemos hace un llamamiento a votar el 4-M para garantizar, dicen, unos servicios públicos decentes y unas condiciones de trabajo dignas.

La candidata de Más Madrid, Mónica García, secundada por el diputado y fundador de este espacio, Íñigo Errejón, iba más allá para intentar introducir una de las medidas estrella de su partido: "Este 1º de mayo celebramos que la semana laboral de cuatro días está cada día más cerca" y, secundada por el diputado Ímenos tiempo en el trabajo supone más tiempo para cuidar y cuidarnos. Sin vetos cruzados y con una hoja de ruta común, la izquierda ya tiene su contrafoto de Colón: la foto de Cibeles.

Elecciones Madrid Día del Trabajo