El misterio de las cuatro mujeres estranguladas en la costa de Levante en seis meses
  1. España
Corren todo tipo de bulos

El misterio de las cuatro mujeres estranguladas en la costa de Levante en seis meses

Guardia Civil y Policía Nacional se han reunido para compartir datos de sus respectivas investigaciones por si tuvieran que hacer frente a un asesino en serie

placeholder Foto: Policía patrullando por la playa de la Malvarrosa de Valencia. (EFE)
Policía patrullando por la playa de la Malvarrosa de Valencia. (EFE)

El caso es serio, hasta el punto de que el Grupo Central de Homicidios de la Comisaría General está prestando apoyo a sus compañeros de Alicante. El 6 de noviembre de 2020, hace ahora seis meses, Alicia, funcionaria de Justicia, con una vida ordenada y normal, decidió sacar a pasear a su perro por los alrededores de su domicilio, una zona amplia de campo. Su cuerpo fue localizado dentro de una acequia. Le habían apretado el cuello mientras la ahogaban bajo el agua. La investigación ha determinado que falleció entre las cinco y las seis de la tarde. Un testigo vio a un varón haciendo algo extraño y gritó: "¡Eh! ¡Tú! ¡¿Qué haces?!". Acababa de matar a Alicia. Había mucha distancia, con lo que su descripción del asesino es muy escasa. Varón que iba de negro, con mascarilla y de una estatura y complexión normal. Menos es nada. Hay algún otro testigo, pero que tampoco aporta mucha más información.

El segundo caso es el de Florina, una joven de 19 años que se prostituía en la carretera. Desapareció el 8 de enero. En esta ocasión, los investigadores cuentan con una pista esencial, una grabación de una cámara de seguridad. El día anterior a que se llevaran a Florina, la joven se fue con un hombre que conducía un coche blanco. El mismo individuo la llevó de regreso. Está grabado en imagen. Un día después, ese hombre en el mismo vehículo blanco fue a recogerla, pero en esta ocasión ya no la llevó de regreso. La Policía está buscando a este hombre para interrogarlo, ya que es el principal sospechoso de su muerte porque el cuerpo de Florina lo localizó un cazador el 30 de enero en una acequia que discurre entre Silla y La Albufera. Había sido estrangulada.

Foto: Un coche de la Guardia Civil. (EFE)

La tercera se llama Olga, de 43 años. Un agricultor se topó con su cadáver el 6 de abril. Estaba también en una acequia en la pedanía valenciana de Massarojos. La Policía ha reconstruido sus últimos movimientos. Se sabe que Olga, drogodependiente, acudió en un autobús a comprar droga. En ese transporte, se encontró con alguien conocido y decidió no bajarse en la parada que tenía planeada. La pareja llegó al final del trayecto e inició el regreso hasta bajarse en una parada de las del inicio. La Policía busca a esa persona, la última con la que se vio a la mujer para interrogarlo. La descripción aportada no coincide con la del caso de Elche.

La última asesinada, la cuarta, se llama Andrea y tenía 41 años. Vivía en Burriana (Castellón) y su cadáver fue localizado el jueves pasado en un camino cerca de las playas de Burriana. La autopsia preliminar apunta a una muerte de etiología homicida: estrangulamiento. En esta ocasión, no estaba dentro de una acequia. Este caso lo lleva la Guardia Civil de Castellón.

Lo cierto es que ni el perfil de las mujeres, ni la edad ni el físico coinciden. Los únicos elementos comunes son la causa de la muerte: estrangulamiento. Aunque hay una discrepancia, porque la primera murió ahogada. Tres de ellas aparecieron en una acequia, la cuarta cerca de un camino, pero hasta ahí llegan las similitudes. Las descripciones de los dos sospechosos no coinciden, ni hay ningún elemento objetivo que permita asegurar o relacionar los casos. Sin embargo, están corriendo todo tipo de bulos alarmistas en las redes y a través de WhatsApp. Hasta el punto de que se está haciendo viral una fotografía de un varón al que se señala como responsable de las muertes y se pide ayuda para su localización. Al parecer, se trata de un hombre que ha podido tener algún problema con la Justicia en el pasado, pero que no tiene ninguna relación con las muertes de estas mujeres. Suena que el mensaje puede haber sido iniciado por algún conocido suyo por algún tipo de venganza o asunto no zanjado.

Alicante Homicidios Delincuencia Guardia Civil
El redactor recomienda