"PSOE y PP se han sentido cómodos con la tesis de los 'moritos de Lavapiés' en el 11-M"
  1. España
Autor de '11-M: la venganza de Al Qaeda'

"PSOE y PP se han sentido cómodos con la tesis de los 'moritos de Lavapiés' en el 11-M"

Reinares advierte que todos menos uno de los integrantes de la célula de los terroristas que atentaron en agosto de 2017 en Barcelona y Cambrils eran descendientes de inmigrantes musulmanes

placeholder Foto: Fernando Reinares, en 2016. (EFE)
Fernando Reinares, en 2016. (EFE)

Fernando Reinares es el director del Programa sobre Radicalización Violenta y Terrorismo Global en el Real Instituto Elcano y catedrático de Ciencia Política y Estudios de Seguridad en la Universidad Rey Juan Carlos, en Madrid. Es asimismo 'global fellow' del Centro Woodrow Wilson y catedrático adjunto en el Programa de Estudios sobre Seguridad de la Universidad de Georgetown, ambos en Washington, donde igualmente es 'fellow' del 'Program on Extremism' en la Universidad George Washington.

Su trabajo sobre los atentados del 11-M ha sido calificado por 'The Economist' como “una impresionante obra de investigación” y considerado por 'Foreign Affairs' como “de lectura obligada tanto para autoridades antiterroristas como para ciudadanos interesados”.

Entre sus libros más recientes: 'Yihadismo y yihadistas en España. Quince años después del 11-M' (Madrid: Real Instituto Elcano, 2019; con C. García-Calvo y A. Vicente); 'Al Qaeda’s Revenge' (Nueva York: Columbia University Press, 2017); 'The Evolution of the Global Terrorism Threat' (Nueva York: Columbia University Press, 2014); '¡Matadlos! Quién estuvo detrás del 11-M y por qué se atentó en España' (Barcelona: Galaxia Gutenberg, 2014); 'Patriotas de la Muerte. Por qué han militado en ETA y cuándo abandonan' (Madrid: Taurus, 2011).

Y acaba de publicar '11-M. La Venganza de Al Qaeda' (Galaxia Gutenberg), cerrando así una trilogía incontestable sobre aquella tragedia que Reinares ha investigado como nadie. Con este motivo concedió a El Confidencial esta entrevista en la que lanza advertencias sobre la continuidad de la radicalización yihadista en España.

placeholder  Portada del libro.
Portada del libro.

PREGUNTA. Es usted el académico que con más profundidad ha investigado los atentados del 11-M en Madrid y se ha convertido por ello en uno de los mayores expertos en el terrorismo yihadista. ¿Con su último libro '11-M. La venganza de Al Qaeda' cierra usted la trilogía sobre aquella tragedia o hay todavía nuevo material sobre el que investigar y publicar?

RESPUESTA. Lo esencial de un análisis basado en evidencia sobre la matanza en los trenes de Cercanías, tanto en relación con la red terrorista del 11-M y sus conexiones internacionales como respecto a las motivaciones que tuvieron quienes planificaron y ejecutaron los atentados, está contenido en la trilogía y culminado en mi último libro. Pero sigue tratándose del mayor acto de terrorismo jamás perpetrado en suelo europeo, un caso del cual hay todavía lecciones por extraer y no renuncio a ahondar en algunos aspectos más.

P. ¿Qué aporta su tercer libro respecto de los dos anteriores? ('¡Matadlos! Quién estuvo detrás del 11-M y por qué se atentó en España' y 'Al Qaeda´s Revenge. The 2004 Madrid train bombings')

R. Aporto más evidencia respecto a la decisión inicial para preparar un gran acto de terrorismo en España y a la voluntad, añadida con posterioridad, de que el 11-M adquiriese las características que finalmente tuvo. También aporto más evidencia sobre el cerebro de los atentados. Además, estudio con detalle por qué los terroristas consiguieron llevarlos a cabo, pese a que pudieron haberse evitado en numerosas ocasiones, un tema que era hora de afrontar.

placeholder Reinares durante una conferencia en Logroño organizada por la Universidad de La Rioja. (EFE)
Reinares durante una conferencia en Logroño organizada por la Universidad de La Rioja. (EFE)

P. Usted afirma taxativamente que los atentados pudieron haberse evitado y lo explica en su libro, pero, sintéticamente, ¿cuál es el dato determinante que sustenta esa afirmación?

R. Más de tres años antes del 11-M, en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, en el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) y en la Audiencia Nacional se conocía a los principales terroristas del 11-M. A lo largo de 2002 se tuvo conocimiento de otra buena parte y para finales de 2003 eran conocidos casi todos. Pero se subestimó lo que hacían en Madrid. En nuestras agencias e instituciones antiterroristas no solo prevaleció la descoordinación. También se soslayó que cuando los yihadistas plantean atentar en un país occidental lo hacen tanto por sus intervenciones militares en el exterior como por sus actuaciones policiales en el interior.

P. Usted considera que las sentencias de la Audiencia Nacional (2007) y del Supremo (2008) fueron frágiles al considerar a los terroristas del 11-M como células locales e independientes de Al Qaeda y considera que estaban conectados con el mando central de esta organización en Pakistán. ¿Es esta una conclusión a la que se ha llegado también en instancias oficiales del Estado español?

R. Los jueces de la Audiencia Nacional atribuyeron el 11-M a miembros de células o grupos yihadistas, sin más. Los del Tribunal Supremo, menos comedidos, a miembros de un grupo terrorista independiente con dependencia ideológica de Al Qaeda. Entonces no se tenía constancia del nexo entre la red del 11-M y el mando central de Al Qaeda documentado en mi libro como uno de los resultados de la investigación que inicié en diciembre de 2008. Pero tanto los gobiernos del PSOE como del PP se han sentido cómodos con la tesis de los 'moritos de Lavapiés'. En un caso, para eludir la realidad del impacto que sobre el 14-M tuvo el 11-M. En el otro, para especular sobre ETA sugiriendo que no pudieron actuar solos.

P. Interactuaron delincuentes comunes con terroristas entrenados, algunos confidentes policiales, siempre según sus tesis. ¿Podrían estas circunstancias explicar las teorías de la conspiración?, ¿cree que se mantienen todavía en España?

R. La red terrorista del 11-M tuvo tres componentes y solo el último en incorporarse estuvo compuesto por delincuentes comunes radicalizados. Para entonces ya se habían ensamblado los otros dos: el de los individuos que constituían el remanente de la célula de Abu Dahdah y el que introdujo el Grupo Islámico Combatiente Marroquí. Reducir la red del 11-M a los seguidores de El Chino es un error que ha propiciado especulaciones sin fundamento. Especulaciones que asimismo se vieron propiciadas por el hecho de que hubiese confidentes cuya información no se valoró acertadamente y otros que no facilitaron información mediante la cual se hubiera evitado el 11-M.

"El 11-M fue un fallo policial y de inteligencia, y mostró problemas en el tratamiento jurídico del terrorismo yihadista"

P. ¿Por qué los atentados del 11-M fueron una venganza de Al Qaeda contra España? ¿Cómo incidió en el ánimo de Al Qaeda la participación de España en la guerra de Irak?

R. La decisión de atentar en España se tomó tras la Operación Dátil que en noviembre de 2001 desarticuló la célula con que Al Qaeda contaba en nuestro país desde 1994 y que fue el mayor golpe asestado en Europa Occidental a Al Qaeda tras los atentados del 11 de septiembre. Por eso se tomó con voluntad de venganza. A esta voluntad de venganza se añadiría, con la red terrorista de Madrid ya formada y los preparativos para atentar en curso, la que Osama Bin Laden hizo pública el 18 de octubre de 2003, al amenazar con vengarse de España por la presencia de tropas españolas en Irak. La matanza del 11-M se ejecutó por venganza y por venganza añadida a la venganza.

Foto: Equipos de rescate en uno de los trenes del 11M. (Reuters)

P. ¿Fue Amer Azizi el hombre clave del 11-M?

R. Amer Azizi fue el autor intelectual o cerebro de los atentados de Madrid. Azizi era el segundo en la jerarquía de la célula de Abu Dahdah, pero no pudo ser detenido en la Operación Dátil por encontrarse fuera de España. Azizi fue quien instruyó a otros miembros de la célula que tampoco fueron detenidos, como El Tunecino, Jamal Zougam y Said Berraj, para que se reagruparan con fines operativos, lo cual empezaron a hacer en marzo de 2002. Azizi, que se convirtió en adjunto al jefe de operaciones externas de Al Qaeda en la primavera de 2003, supervisó personalmente la preparación y ejecución de los atentados del 11-M. Todo está documentado en el libro.

P. ¿Está preparada ya España y otros países europeos en términos de información e inteligencia para combatir el terrorismo yihadista?

R. El 11-M supuso un fallo policial y de inteligencia, al tiempo que mostró problemas en el tratamiento jurídico del terrorismo yihadista y en la colaboración internacional. Lo mismo ocurrió, al año siguiente, con los atentados del 7 de julio en Londres. Una década después, deficiencias similares han aparecido en relación con, por ejemplo, los atentados de París en noviembre de 2015 o de Bruselas en abril de 2016. A pesar de haberse avanzado a golpe de grandes atentados, la coordinación entre agencias, incluyendo el adecuado intercambio de información, sigue por debajo del óptimo necesario, dentro de cada país europeo y en el ámbito comunitario.

placeholder Reinares al inicio de una conferencia sobre yihadismo en Logroño, en 2019. (EFE)
Reinares al inicio de una conferencia sobre yihadismo en Logroño, en 2019. (EFE)

P. ¿Existe un riesgo de que puedan producirse nuevos atentados yihadistas de la envergadura de los del 11-M?

R. El riesgo sigue existiendo porque deriva de un fenómeno terrorista que está hoy más extendido y es más complejo que nunca. Además, el ciclo de movilización yihadista que ha afectado a numerosos países europeos entre 2012 y 2019 ha dejado un preocupante poso de radicalización, además de la inquietud derivada de excarcelaciones de individuos condenados por delitos de terrorismo o de la existencia de combatientes terroristas activos en Siria e Irak que partieron de España hacia esa y alguna otra zona de conflicto. Y las organizaciones yihadistas que los reclutan siguen ambicionando la ejecución de atentados espectaculares y muy letales en nuestras sociedades abiertas.

"Se ha fracasado en desarrollar un plan nacional de prevención de la radicalización violenta"

P. ¿Controlan la Policía y los servicios de información a las comunidades en España que albergan planteamientos radicales? ¿Estamos cuidando que la integración de esos colectivos evite su fanatismo?

R. Me preocupa que la eficacia de los servicios antiterroristas se vea mermada porque en España aún no se debata sobre el desafío a la convivencia inherente a las influencias islamistas y salafistas dentro de esas comunidades. Hasta ahora se ha fracasado en desarrollar un plan nacional de prevención de la radicalización violenta y, como se observa en segmentos de la llamada segunda generación, integración socioeconómica no presupone acomodo cultural. Todos menos uno de los integrantes de la red del 11-M eran inmigrantes de primera generación, pero todos menos uno de los integrantes de la célula a que pertenecían los terroristas de Barcelona y Cambrils eran descendientes de inmigrantes musulmanes.

P. Su libro 'El 11-M. La venganza de Al Qaeda' se ha publicado con la colaboración de la Asociación 11-M Afectados del Terrorismo y de la Fundación Víctimas del Terrorismo, ¿significa esta colaboración que sus investigaciones han ayudado a las víctimas de aquellos hechos? ¿Cuál es, si existe, su relación con las víctimas del 11-M?

R. Como académico, además de como persona y como ciudadano, esta y otras investigaciones que he llevado a cabo son mi contribución al querer saber de tantas y tantas víctimas del 11-M. Me consta que ayudan a eso e incluso a cerrar duelos. A lo largo de mi investigación, la memoria de las víctimas del 11-M ha estado presente en mi mente y en mi corazón. Siempre estoy a disposición de las víctimas del 11-M y de las entidades en que se asocian. Todos los años colaboro en sus actividades de concienciación. Que el libro lleve en sus créditos los logos de la Asociación 11-M Afectados del Terrorismo y de la Fundación Víctimas del Terrorismo es una inmensa dignidad por la cual me siento enormemente agradecido.

* Si no ves correctamente el módulo de suscripción, haz click aquí

Al Qaeda Yihadismo Terrorismo Audiencia Nacional PSOE Partido Popular (PP) Real Instituto Elcano Tribunal Supremo The Economist Osama bin Laden Irak Centro Nacional de Inteligencia (CNI)
El redactor recomienda