El PP acusa a la izquierda de crispar la campaña: "No queremos piedras ni balas"
  1. España
"ha resucitado el dóberman"

El PP acusa a la izquierda de crispar la campaña: "No queremos piedras ni balas"

"Es terrible que en política se te acaben los argumentos y se te acabe la decencia para intentar atemorizar a los madrileños", ha aseverado el líder del partido, Pablo Casado

placeholder Foto: El líder del PP, Pablo Casado, durante el acto de campaña. (EFE)
El líder del PP, Pablo Casado, durante el acto de campaña. (EFE)

"Libertad es una libertad sin ira". El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, ha recuperado la famosa letra de Jarcha, emblema musical de la Transición, para apelar a la concordia en plena campaña por las elecciones madrileñas. En un acto del PP celebrado en Pozuelo de Alarcón este sábado, el líder del partido ha enarbolado la concordia frente a una izquierda que, a su juicio, ha "resucitado el dóberman y el miedo" ante las elecciones del 4 de mayo.

"Es patético, pero es terrible que en política se te acaben los argumentos y se te acabe la decencia para intentar atemorizar a los madrileños", ha aseverado en el acto de apoyo de la presidenta de la Comunidad de Madrid y candidata a la reelección, Isabel Díaz Ayuso, ante más de quinientas personas. Tras defender el proyecto que presenta el PP a las elecciones, Casado ha aludido a la crispación que se ha instalado en la campaña tras el choque entre Rocío Monasterio y Pablo Iglesias en el debate de la 'Cadena SER' celebrado este viernes, al que la candidata Ayuso no asistió. El líder de Unidas Podemos terminó abandonando el estudio después de que Monasterio dudara de la carta amenazante que recibió, con cuatro balas.

"No queremos ni piedras ni balas. No queremos ni amenazas ni insultos. No queremos ni boicots ni cordones sanitarios"

"No queremos ni piedras ni balas. No queremos ni amenazas ni insultos. No queremos ni boicots ni cordones sanitarios, queremos concordia, queremos paz civil y libertad", para resaltar que el PP quiere "una España en color y no en blanco y negro".

Casado ha insistido en que "no está España para garrotazos", sobre todo después de los "100.000 fallecidos por el maldito covid". "Nosotros a lo nuestro. Nos pagan un sueldo para servir a los españoles y resolver sus problemas, no para crearlos, pelearnos y gritar y molestar a quién piensa distinto", ha aseverado, para llamar a acudir con "ilusión" y "con ganas" el 4 de mayo para después "cambiar esa España que intenta recetar Pedro Sánchez". Casado ha pedido "unidad en las calles" y una "libertad sin ira" porque, según ha dicho, el PP "no quiere un país a garrotazos".

Foto: El presidente del Gobierno y la bancada del PSOE aplauden a Adriana Lastra. (EFE)

Casado ha criticado el tono de la campaña para las elecciones del 4 de mayo y sus "disputas pequeñas, miopes, de baja política" en un contexto de pandemia que ha acabado con la vida de miles de personas y de crisis económica. Durante su discurso, Casado se ha referido en múltiples ocasiones al presidente del Gobierno, a quien ha calificado de "rey Midas averiado" porque, ha subrayado, "todo lo que toca lo debilita, lo descompone".

"Cuando decimos que la libertad está en riesgo, no es una hipérbole, no es una exageración. (...) Como -desde la izquierda- no saben gestionar, están intentando debilitar todas las libertades", ha aseverado Casado, quien ha acusado a Sánchez de "destrozar" hasta el Boletín Oficial del Estado. "Toca el BOE y acaba destrozando el BOE publicando una ley en la que se insulta al PP en su preámbulo, haciendo que el rey de España firme algo que es política de partido en el Boletín Oficial del Estado", ha continuado.

Ayuso: "No estamos para estos circos"

Por su parte, la candidata del PP a la presidencia de la CAM, Isabel Díaz Ayuso, ha insistido en defender su gestión del Gobierno regional frente a "circos" y "guerras estériles". "Nosotros no vamos a estar ahora mismo para estos circos. Tenemos que hablar de lo que sí pasa y no despistarnos con lo que no pasa. No puede ser que después de dos años de lucha en soledad se fabriquen a última hora problemas inexistentes para tapar lo importante", ha recalcado la dirigente madrileña.

La 'popular', quien ha pedido no caer "en guerras estériles" y "problemas que no tocan", ha hecho hincapié en que desde que avisó a Sánchez de que si "le iban mal las elecciones tendría que desaparecer de Moncloa, el que ha desaparecido de la campaña es él". "Veo que ahora ha cogido el mensaje y nos manda a los ministros, que no son pocos, a hacer campaña contra la Comunidad de Madrid, a aprovechar los viajes institucionales para arremeter contra el Gobierno de la Comunidad de Madrid cuando no contra el PP, confundiendo una y otra vez gobierno y partido", ha manifestado.

Vox insiste en dudar de las amenazas

Por su parte, el presidente de Vox, Santiago Abascal, ha señalado este sábado que Pablo Iglesias es "el puñetero niño consentido de la política española" y ha dicho que "uno no se puede creer que está en la batalla de Stalingrado y luego comportarse como un comediante y un llorón". Abascal ha hecho estas afirmaciones durante su intervención en el mitin central de la campaña de Vox de este sábado, celebrado en la Plaza de Toros de San Sebastián de los Reyes, y al que han asistido centenares de personas (2.500 según fuentes de Vox, que han señalado que han respetado el 40% del aforo de la plaza).

Abascal ha dicho que Vox condena siempre la violencia, en alusión a las cartas amenazantes a Iglesias, aunque ha señalado que mantiene su desconfianza, por lo que ha abogado porque lo valoren los jueces. "Si son reales continuaremos y exigiremos justicia y si son inventadas exigiremos hasta las últimas consecuencias para quien se las inventa", ha aseverado el líder de Vox en esta plaza de toros, con mucha presencia policial en el exterior, como es frecuente en los mítines de esta campaña de Vox.

Foto: Edmundo Bal, esta mañana. (EFE)

"Estos se pensaban que nosotros éramos como el PP y pensaban que nos iban a asustar con cualquier montaje, es nuestra sospecha, nosotros decimos lo que pensamos", ha reiterado. Por su parte, la candidata de Vox a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Rocío Monasterio, ha acusado a Iglesias de irse del debate de la cadena SER como "un cordero degollado" porque no está acostumbrado a que "una mujer le mire a los ojos y le diga cuatro cosas, pero se va a tener que acostumbrar".

Ha dicho la candidata que hay dos caminos para defender España de sus "enemigos", en alusión a Sánchez e Iglesias, "uno conformarse y el otro sublevarse", y en este sentido ha rechazado conformarse con "discursos tibios y grises" porque "estamos hartos de la izquierda" que impone "sus discursos".

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Partido Popular (PP) Isabel Díaz Ayuso Pablo Iglesias Elecciones Madrid
El redactor recomienda