Efecto vacunas: las muertes se estancan aunque los contagios suban
  1. España
CORONAVIRUS: DATOS DE LA SEMANA

Efecto vacunas: las muertes se estancan aunque los contagios suban

La cifras de fallecidos por coronavirus se estabilizan, aunque la presión en las UCI no cesa desde hace meses en algunas de las comunidades con más incidencia

placeholder Foto: Imagen: El Confidencial.
Imagen: El Confidencial.

Durante un año, la pandemia de coronavirus nos ha acostumbrado a una sucesión: primero suben los casos, después el número de hospitalizados y más tarde los fallecidos. El tiempo que pasa entre un estado y otro depende de varios factores, como la velocidad de propagación o la saturación hospitalaria que exista cuando llega el nuevo repunte, pero este esquema, hasta ahora, no había fallado, aunque cada ola sufrida ha sido distinta.

Hasta ahora, la cuarta ola está siendo diferente hasta para eso. Tras un mes desde que la tercera ola tocara suelo y los contagios comenzaran a subir, el número de fallecidos no ha crecido, sino que se encuentra estancado. La mayor protección ante el virus de la población más vulnerable gracias a las vacunas es uno de los motivos que explican este estancamiento.

Sanidad da vía libre a las CCAA para que inmunicen a los mayores de 60 con cualquier vacuna

El siguiente gráfico compara la evolución de la media de contagios y de fallecidos (con una escala diferente para cada medida) desde el primer día en que los primeros crecen y hasta un mes después. En el caso de la cuarta ola, desde mediados de marzo hasta mediados de abril. Las cifras de fallecidos de los últimos días pueden estar más afectadas por retrasos en la notificación y podrían ser algo superiores, pero al tratarse de datos de hace ya una semana, están bastante consolidados.

Además del efecto de la vacunación, esta cuarta ola está siendo menos explosiva que la anterior (en parte también, precisamente, gracias a las vacunas). Desde que la variación de la media de contagios comenzó a ser claramente ascendente en la tercera ola, el número de muertes tardó 15 días en repuntar. En este episodio pandémico, la tendencia fue prácticamente la misma en todas las regiones de España. No está siendo así en esta ocasión: País Vasco, Navarra y Madrid lideran con creces el número de casos por habitante en la Península. Les siguen Cataluña y La Rioja, que están por encima de los 250 casos por cada 100.000 habitantes, umbral a partir del cual se considera que el riesgo de transmisión es muy alto.

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, reapareció optimista este lunes. "El efecto de la Semana Santa no se está notando", celebró Simón. Esta era la última fecha crítica antes de las vacunaciones masivas. Y, según el epidemiólogo, se habría superado. Su deseo de que esta cuarta ola se quedase en "olita" parece posible: los incrementos de incidencia acumulada entre un día y otro apuntan a una posible estabilización del repunte.

Foto: Foto: El Confidencial.

Con todo, la incidencia en España es muy elevada, de 232 casos por cada 100.000 habitantes, muy cerca de la barrera de 300 que la ministra de Sanidad, Carolina Darias, propuso no superar.

Las vacunas ya han alterado la tasa de mortalidad por coronavirus según grupos de edad, que se ha visto especialmente reducida entre los mayores de 80 años. Pero la saturación de las unidades de cuidados intensivos (UCI), especialmente acusada en algunas zonas, no deja de ser un palo en la rueda para que la mortalidad pase del estancamiento a una caída más evidente.

Las zonas con mayor ocupación de camas UCI en la Península, tanto de personas con coronavirus como con otras patologías, son Madrid, Cataluña, Navarra y País Vasco, según los últimos datos que los hospitales trasladan al Ministerio de Sanidad. A finales de la semana pasada, ante el repunte de casos, Guipúzcoa ya enviaba pacientes graves a Álava ante el riesgo de saturar la UCI de San Sebastián, informó el 'Diario Vasco'.

Las cuatro regiones con mayores tasas de incidencia, sin contar Ceuta y Melilla, con datos poco favorables, llevan meses con los hospitales al límite de su capacidad. La caída entre la segunda y la tercera ola a finales de diciembre fue leve y la que cabría esperar entre la tercera y la cuarta no ha llegado, mientras que en los últimos días la ocupación de todas ellas va a más.

La vacunación también se estanca

Por primera vez, Sanidad incluía ayer una columna con el número de dosis de la vacuna de Janssen entregadas a las comunidades autónomas. Tras un mes en que la vacunación había tomado carrerilla, esta semana la curva del ritmo se mostraba completamente plana, en cerca de 290.000 inyecciones de media al día.

La primera opción monodosis es uno de los pilares fundamentales para alcanzar el objetivo de vacunar al 70% de la población marcado por el Gobierno. Tras una semana de parón, el martes, la Agencia Europea de Medicamentos avaló la vacunación con Janssen y calificó de "muy excepcionales" los casos de trombos. En los próximos días, debería notarse el impulso de la aplicación de estas dosis únicas, especialmente en la evolución del número de personas con la pauta completa de vacunación.

Coronavirus Pandemia Ministerio de Sanidad Vacunación
El redactor recomienda