Los Pujol Ferrusola pierden su última bala: la familia irá a juicio por organización criminal
  1. España
AL MATRIMONIO Y SUS SIETE HIJOS

Los Pujol Ferrusola pierden su última bala: la familia irá a juicio por organización criminal

En el auto que da respuesta a los recursos del clan, la Sala rechaza todas las alegaciones de los investigados y confirma los delitos por los que De la Mata propuso juzgarlos

placeholder Foto: Foto de archivo de la familia Pujol. (EFE)
Foto de archivo de la familia Pujol. (EFE)

El recurso de los Pujol Ferrusola ha caído en saco roto. La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha confirmado este martes el auto del juez José de la Mata que propuso juzgarlos por delitos de organización criminal o asociación ilícita, blanqueo de capitales, delito contra la Hacienda Pública y falsedad documental, con lo que se quedan sin margen de maniobra. 41 años después de que Jordi Pujol Soley se convirtiera en presidente de Cataluña, él y toda su familia ponen rumbo al banquillo.

La Audiencia confirma con este auto el procesamiento del patriarca del clan, su mujer Marta Ferrusola Lladós y sus siete hijos. Parte de los hechos investigados coincidieron con su etapa como presidente catalán entre 1980 y 2003, tiempo en el que dirigió las actividades de la familia junto a su mujer, la “madre superiora de la congregación”. Un escalón por debajo, De la Mata apuntaba a su hijo Jordi Pujol Ferrusola, "el capellán de la parroquia".

Foto: Un Lamborghini Miura como el de Jordi Pujol Ferrusola. (Reuters)

En el auto que da respuesta a los recursos de la familia Pujol Ferrusola, la Sala rechaza todas las alegaciones de los investigados y confirma los delitos por los que De la Mata propuso juzgarlos. El tribunal recuerda a su vez que esta calificación jurídica es provisional y serán las acusaciones las que en función de los hechos efectúen el encaje típico en sus respectivos escritos, pero ratifica la competencia de la Audiencia Nacional para juzgarlos.

Según explica, la investigación recoge “una serie de actuaciones de la organización, presuntamente formada por los recurrentes, destinadas a orientar en determinada dirección diversas resoluciones administrativas, aprovechando el cargo del Sr. Pujol Soley al frente de la administración autonómica catalana, fruto de lo cual se obtenían importantes rendimientos económicos, que eran ingresados en cuentas bancarias en el extranjero y sometidos a diversos movimientos y transmisiones, para ocultar su origen ilícito”.

Foto: El 'expresident' de la Generalitat Artur Mas. (EFE)

En cuanto a las cuentas en el extranjero, destaca las que se encontraron en Andorra, depósitos de los que eran titulares varios Pujol Ferrusola y, según el auto recurrido, fueron puestos a nombre de fundaciones controladas por dicha familia. Para mantener esta fortuna oculta, destaca a su vez cómo actuaron de forma concertada todos los integrantes del clan, abriendo y cerrando cuentas según las investigaciones que estaban en marcha y movimiento fondos de unas a otras.

"Nos encontramos ante una asociación ilícita inicialmente y una organización criminal con posterioridad —teniendo en cuenta el cambio normativo que se produce durante el periodo— y no ante meros partícipes a título lucrativo, como en el recurso se califica a los restantes miembros de la familia, respecto de la actuación presuntamente lícita de Jordi Pujol Ferrusola”, sostiene la Sala de lo Penal.

​​El clan Pujol Ferrusola

En los últimos años, con el expresidente catalán y su mujer como telón de fondo, su hijo Jordi Pujol Ferrusola asumió la dirección del clan. De la Mata ya apuntaba en ese sentido a que era el encargado de dar instrucciones a los gestores bancarios sobre las cuentas de cada hermano: Josep, Pere, Oleguer, Oriol, Marta y Mireia, más allá de su participación en determinados "negocios", se limitaban a seguir sus órdenes, salvo en el caso de los otros tres varones, que también realizaban transferencias al resto.

Además de los familiares directos, De la Mata señalaba a empresarios y terceros que colaboraron con ellos, ya fuera a través de sus estructuras mercantiles o haciendo de intermediarios para ocultar los movimientos. A la vista de estos hechos, el magistrado afirma que el funcionamiento coincide con el de una organización criminal, pues tenía diversos niveles jerárquicos, una estructura planificada y permanencia en el tiempo: la investigación arranca con la apertura de las primeras cuentas corrientes en Andorra en 1992 y llega hasta 2014, cuando perdieron su posición privilegiada entre constantes escándalos de corrupción.

Foto: Jordi Pujol Ferrusola. (EFE)

Pese a ello, la Sala de lo Penal sí ha admitido los recursos de dos investigados a los que De la Mata proponía juzgar: el de Carlos Sumarroca Coixet, para quien se acuerda el archivo de la causa, y el de Mercé Gironés, a quien se le retiran dos delitos contra la Hacienda Pública. En el caso del primero, sigue la línea de la Fiscalía y considera que no han quedado acreditados los indicios de su participación en los hechos que se le imputaban junto a su hijo. En cuanto a Gironés, defendida por el letrado Carlos Domínguez, la Sala atiende el sobreseimiento provisional respecto de los delitos contra la Hacienda Pública por el IRPF de los ejercicios de 2008 y 2009 al considerar acreditado que en ninguno de esos años se superó el límite de 120.000 euros que marca el Código Penal, confirmando el resto de delitos que le atribuye el juez.

En cualquier caso, la Sala de lo Penal confirma la tesis de De la Mata sobre cuál era el objetivo de los Pujol Ferrusola: "Obtener multimillonarios beneficios ilícitos mediante actividades falsarias y corruptas". Una misión que, según señalaba el juez, exigía un constante blanqueo de capitales: “Es claro que todos estos actos se realizaron con el único ánimo de ocultar o encubrir el origen ilícito del dinero y situarlo así en el circuito económico legal, al que hacían retornar de forma encubierta". Para ello, "el dinero se hacía llegar a la familia directamente en 'negro', en metálico, por lo que la ejecución de dichos actos fue intencionadamente realizada para buscar la ocultación de la ilicitud de los fondos”.

Audiencia Nacional Jordi Pujol Ferrusola
El redactor recomienda